Temas Especiales

06 de Jun de 2020

Nacional

Los cursos para enseñar inglés en el Meduca

El programa, una bandera de la entidad, es dirigido a estudiantes de undécimo y duodécimo grado

Los cursos para enseñar inglés en el Meduca
El Meduca alega que no ha expandido el programa por falta de profesores y supervisores.

Desde 2010 a la fecha, 20 mil estudiantes han culminado los cursos de inglés del Ministerio de Educación (Meduca), llamados ‘After School Program’.

El programa, una bandera de la entidad, es dirigido a estudiantes de undécimo y duodécimo grado.

Cada jornada tiene tres horas, y se dictan entre lunes y jueves, en turnos contrarios, únicamente para los jóvenes de colegios públicos. Al final, suman 315 horas de clases en total.

El Meduca tiene capacidad anual para una masa entre 4 mil 500 y 5 mil estudiantes a nivel nacional, a quienes les ayudan con un bono de $2 para alimentación cada vez que asisten (Vale Panamá).

El requisito obligatorio es un promedio mínimo de 3.8, sin fracasos escolares.

En el procedimiento para el ingreso, los supervisores visitan los colegios para encontrar a interesados, reclutan a los chicos, luego de la inscripción se hacen reuniones con los padres de familia y hablan de las responsabilidades de asistencia.

El curso inició el pasado lunes 7 de abril y culmina el jueves 23 de octubre próximo.

EL RECONOCIMIENTO

La directora de la Unidad de Idiomas del Meduca, Davina Cole, explicó que al finalizar cada año se le aplica una prueba al estudiante en los laboratorios de lenguas, con un contenido de la organización británica Cambridge University Press, para evaluar su nivel del inglés. Luego el Meduca expide un certificado de culminación del curso por las horas asistidas.

Además, se le adjunta los resultados de la prueba online de la Cambridge University Press.

Según Cole, una profesora que tiene 28 años de servicio en la educación, la prueba de esa organización internacional tiene mucho valor en un currículum.

En el After School Program hay participando un aproximado de 80 centros educativos públicos a nivel nacional, de los 3 mil 281 que componen el sistema público.

Este año incorporaron dos grupos en la comarca Guna Yala.

La profesora aclaró que en esa comarca antes no habían abierto cursos debido a la falta de personal para velar por el proyecto educativo.

Los estudiante se inscriben voluntariamente y son evaluados en su nivel para seguir escalando.

Los niveles son fundamental, intermedio y avanzado.

Para un mayor aprendizaje, se conforman un máximo de 20 chicos por curso y un mínimo de 10.

CENTROS DE ENSEÑANZA

El Meduca firmó convenios con universidades particulares para que los muchachos tomaran las clases en esos centros superiores en jornadas contrarias.

En el área metropolitana, los jóvenes del Instituto José Dolores Moscote y Comercial Panamá asisten a la Ulacit, en Carrasquilla; los del Instituto Nacional, a la American English Overseas, en avenida Perú; mientras que los estudiantes del Instituto Fermín Naudeau y el Instituto América acuden a la sede de la UTP, en la Tumba Muerto.

Asimismo, un grupo de estudiantes de San Miguelito, como el Instituto Rubiano, dan clases en la sede de la Universidad Latina, en la Tumba Muerto. Pero los del Colegio Francisco Beckham lo hacen en la sede de la American English Overseas, ubicada en la plaza de Milla 8.

Los jóvenes de Paitilla van a la Universidad del Istmo (UDI), en la vía Justo Arosemena; y los de Juan Díaz, a la UDI de Los Pueblos.

En las áreas de difícil acceso, los cursos se dan en los mismos planteles. Chiriquí es la provincia donde hay más grupos con estudiantes de áreas de difícil acceso.

EL PROFESOR

Cole alega que en los pueblos y áreas de difícil acceso, donde hay chicos con ganas de aprender inglés, contratan al profesor en esa zona.

El Meduca entrevista al profesor de inglés y se asegura de que tenga la competencia lingüística para dictar clases.

Para el programa, el Meduca paga a un aproximado de 48 docentes que enseñan en áreas de difícil acceso.

No obstante, los otros instructores son colocados y pagados por las universidades, regidas con requisitos por medio de convenios: docente con licenciatura, un nivel de inglés avanzado, tener su profesorado o equivalente a licenciatura.

‘Mi mayor satisfacción es poder escuchar a los niños hablar en inglés’, confesó.