22 de Feb de 2020

Nacional

‘Las alianzas son necesarias, pero no deben ser para robar’

La exdiputada no critica el pacto entre el PRD y el Partido Panameñista; lo que critica es con quiénes se negocia

‘Las alianzas son necesarias, pero no deben ser para robar’
.

PANAMÁ

Aunque dejó la vicepresidencia del Partido Popular, Teresita Yaniz de Arias comenta que ‘de la política uno nunca se retira’. Si bien habla de su partido, el cual considera secuestrado por un grupo, no desea causar polémica y prefiere referirse también a la política en general. Considera que Juan Carlos Varela se equivocó al no dejar descansar su imagen una vez ganó la presidencia; pero también opina que, al panameñista, ‘hay que darle el beneficio de la duda’.

¿POR QUÉ RENUNCIÓ A LA VICEPRESIDENCIA DEL PARTIDO POPULAR (PP)?

Después de una militancia de 50 años, primero en el Partido Demócrata Cristiano y luego en el Partido Popular, hace como un año empecé a tener serias diferencias políticas con el presidente del partido, Milton Henríquez. El partido no logra reincorporar a miembros que se han desaliado y no logra traer gente joven, sobre todo de los grupos tradicionales como los profesionales, maestros, médicos, abogados, empresarios.

¿PERDIERON LAS RIENDAS DEL PARTIDO EN EL QUE USTED ESTUVO INVOLUCRADA DE TODA LA VIDA?

Creo que hay una profunda crisis que no se ha querido analizar, porque, precisamente, el partido ha quedado reducido. Hay dos personas que controlan la estructura partidaria, utilizando esos métodos que por años hemos denunciado, que son el clientelismo y el favoritismo.

EL PP ES EL COLECTIVO CON MENOS ADHERENTES... ¿QUÉ LE QUEDA DE ‘POPULAR’ AL PARTIDO?

Su mensaje, lo que hemos planteado históricamente. Fuimos el primer partido que se manifestó de frente, en los años de 1960, contra la corrupción. Trajimos a la agenda del país de que la ética debe regir la política. Además, junto con el Partido del Pueblo, fuimos los únicos que hicimos énfasis en la formación ideológica política de sus miembros, de tener una visión de país y una ruta para alcanzar un programa para que el país entero avance.

¿HAN SABIDO ADAPTARSE A LOS TIEMPOS O SE QUEDARON EN EL PASADO?

Creo que todos nos quedamos en el pasado. La crisis que están viviendo todos los partidos políticos, pasa por ahí. El discurso tiene que renovarse.

¿EL PP, COMO ESTÁ AHORA, SOPORTA LAS ELECCIONES DE 2019?

Creo que no, porque en estos momentos el partido está secuestrado por el presidente y el secretario general, Milton Henríquez y José Ramos. Tienen el control de la estructura a casi todos los niveles, eso es muy difícil, un grupo tan pequeño y un montón de gente a la espera de un nombramiento, de que se pueda retomar la renovación del partido.

DICEN QUE EL PLAN DE MILTON HENRÍQUEZ ES CORRER EN 2019 PARA LA PRESIDENCIA...

Si no pudo ser vicepresidente, menos va a poder aspirar a presidente de la República. Aspirar puede todo el que sea panameño de nacimiento y tenga más de 35 años.

¿POR QUÉ MINISTRO Y NO VICEPRESIDENTE?

El acuerdo con el Partido Panameñista es que escogeríamos de común acuerdo al vicepresidente, pero en un momento de la campaña Juan Carlos Varela no se sentía cómodo con que fuera Milton (Henríquez). Intentamos sugerir otros nombres y, por parte de Milton Henríquez, hubo una resistencia porque estaba por sobreentendido que iba a ser él el candidato a la vicepresidencia. El candidato tiene derecho a escoger a su vicepresidente. Podrán existir versiones, pero esa es la realidad.

LOS NOMBRAMIENTOS QUE LE HAN DADO AL PP... ¿HAN SIDO UNA BICOCA, LES PUDIERON DAR MÁS PUESTOS?

Los nombramientos que se han dado no necesariamente son todos buenos, pero hay algunos que sí...

¿COMO CUÁLES?

No quiero entrar en eso; pero del modo que se ha manejado esa relación– sobre todo por la contribución del partido en el voto presidencial, en la elaboración del plan de gobierno–, si tuviera que calificarlo, aunque suene duro, ha sido muy mezquina.

¿USTED ESTABA INTERESADA EN ALGÚN CARGO EN EL GOBIERNO?

No. Eso quedó muy claro desde el principio cuando colaboré en la campaña de Juan Carlos Varela.

ALGUNOS DICEN QUE LA RENUNCIA ESTUVO RELACIONADA CON ESTO...

No, para nada. Tengo 71 años, tengo 50 años de compartir la vida con un hombre que ha sido mi amigo, mi compañero, el padre de mis hijos, que está, además, muy enfermo, no tengo la menor intención de dejar a un lado para ocuparme de otra cosa que no sea él. Entré a la política porque, en ese momento, tenía una agenda que está casi cumplida.

¿SE CUMPLIERON EN EL TIEMPO QUE FUE DIPUTADA?

En las nueve leyes que presenté (tipificar la violencia contra la mujer, que se establecieran los mecanismos de protección en los casos de agresión, la protección de las adolescentes embarazadas, paternidad responsable, los derechos para los pacientes y que puedan dejar establecida su voluntad, las mujeres jubiladas por cuenta propia). La parte que me tocaba a mí en esa agenda, quedó cumplida. Le toca a las que vienen detrás de mí hacerla efectiva, mejorarla, porque las circunstancias cambian.

MUCHOS LA CRITICAN POR LAS LEYES QUE PROPUSO...

A mí me atacan por una calumnia de alguien, que no vale la pena mencionar, que decidió que yo era la autora de la ley de ‘responsabilidad penal de los menores’. Esa ley, la Ley 40, se presentó en el gobierno de Pérez Balladares, cuando no era legisladora. La crítica nunca ha sido a ninguna de las leyes que mencioné, si no con una en la que yo no tuve nada que ver, pero que, además, defiendo. Si la ley era mala, han pasado muchos años para modificarla. Esa crítica tiene un contenido político. Como no me pueden decir ladrona o de haber comprado votos, o de faltar a la Asamblea, hay que ver qué se le carga a esta señora y se le carga que es la defensora de todos los niños que han cometido delitos.

¿LA ASAMBLEA PODRÁ CAMBIAR SU IMAGEN?

Es muy difícil, por no decir casi imposible, que la composición de la actual Asamblea, que está cuestionadísima por algunos de sus integrantes, sea capaz de decir: ‘tenemos que acabar con esas prácticas y comportarnos de otra forma’. Eso sería milagroso. ¿Creo en los milagros? Sí, pero no que ocurren todos los días.

ALMA CORTÉS DICE QUE ESTÁ SIENDO PERSEGUIDA

Hace muchos meses le recomendé a Alma Cortés que hiciera distancia, y le advertí por qué.

¿POR QUÉ?

Porque Ricardo Martinelli, con el dinero que tiene y el poder que esto le da, puede buscarse muchas formas de defenderse ante todas las acusaciones que va a tener que enfrentar. Pero la gente que colaboró con él, no tiene ni esos recursos ni este poder.

¿LAS SUPUESTAS VACACIONES DE LA CONTRALORA, GIOCONDA TORRES, ES UNA FORMA DE TOMAR DISTANCIA?

Probablemente. Ella sabe que no puede permanecer en este cargo. Quizá, todo esto es una lección para los que somos políticos: Los puestos públicos duran cinco años y, al final, hay que rendir cuentas. Va a haber investigación y denuncias, o aplausos y reconocimientos. Uno debe recordar eso para no creer que durante cinco años se puede hacer lo que le da la gana y ahí acaba todo.

¿QUÉ HACÍAN JOSÉ LUIS VARELA Y LUIS EDUARDO CAMACHO REUNIDOS?

No tengo la menor idea, eso se lo tendrías que preguntar a ellos. Aunque fuera un encuentro casual o de verdad tuvieran algo que hablar, esa exhibición pública le hace más daño a ‘Popi’ que a Camacho. Lo que muestra, sin saber qué hablaron, para la gente, es que todo el mundo se entiende.

HA HABIDO MUCHOS ESCÁNDALOS EN LA ASAMBLEA. MUCHOS DE LOS SEÑALADOS SIGUEN AHÍ, ¿CÓMO VAN A RENDIR CUENTAS?

Podrían rendir cuentas. La inmunidad parlamentaria está mal entendida. Cuando en un país te puedes escudar detrás del dinero, el poder y las famosas inmunidades, lo que está mal es la administración de justicia. Pero hay otro punto : ¿Cómo veo a un diputado pasar cinco años haciendo barbaridades y voy y le doy otra vez el voto? Un porcentaje muy grande de la población no ha hecho la conexión entre la corrupción y la situación en que viven. El que roba del erario, reparte lo que no es suyo, es el responsable de que en el centro de salud no haya medicina, que la escuela a la que van mis hijos no sirva, o que yo no logre salir de la pobreza.

¿EL GOBIERNO COMENZÓ LENTO O HABÍA MUCHA EXPECTATIVA?

Las dos cosas. El gobierno está recién instalado. El error fue que, luego de proclamado su triunfo, no dejó pasar esos dos meses para que todo se asentara, y, a partir del 1 de julio, salir con más fuerzas. Quizá las expectativas se fueron diluyendo por su propia exposición en los medios. Hay que darle el beneficio de la duda, y hay que apoyar aquellas cosas que merecen nuestro apoyo. No van a haber muchas alternativas.

¿LA DEMORA EN LOS NOMBRAMIENTOS PARA LA TRANSICIÓN NO TUVO QUE VER?

Él tuvo algunas dificultades para los nombramientos. Con la situación que dejó el presidente Martinelli, mucha gente tuvo sus dudas de si querían entrar a un ministerio a levantar expedientes y ver cosas de tipo legal. Eso le hizo más lenta la posibilidad de formar un gabinete. Ese es mi análisis, no que tenga pruebas concretas.

¿QUÉ TANTO LE PUEDE COSTAR A VARELA QUE LA GENTE SE DESILUSIONE?

A él, no sé. Pero sí cuanto le puede al país. Sería entrar en un proceso de ingobernabilidad, en una serie de explosiones sociales, en un deterioro de la convivencia, por problemas concretos. Lo que este gobierno tiene que afrontar en salud, educación y seguridad no es una broma. Lo que han dejado es un desastre. El gobierno debe convencer a los actores que participan en estos temas, de que todos debemos participar. Lo que está en juego no es solo el éxito del presidente Varela.