27 de Feb de 2020

Nacional

Negocios serán removidos por ampliación de vía

Propietarios de comercios ubicados por donde se hará la ampliación desconocen cómo se procederá con las indemnizaciones

Negocios serán removidos por ampliación de vía
Los propietarios de casas y comercios piden conocer si se les pagará por sus propiedades.

Unos 20 locales comerciales de Progreso, provincia de Chiriquí, serán demolidos para darle paso a la ampliación de la carretera Paso Canoas-Puerto Armuelles.

Este proyecto vial tiene un costo de $114 millones y lo construye el consorcio Meco - Transcaribe.

Un grupo de moradores y los propietarios de estos locales señalaron que desconocen el procedimiento sobre las indemnizaciones. Aseguran que ni de parte del consorcio ni del Ministerio de Obras Públicas se han acercado para explicarles de qué manera se les va a reconocer para ellos movilizarse.

Daniel Vigil, propietario de un bar con 40 años en este sitio, asegura que ha entregado información de su local, pero hasta el momento nadie se ha acercado a informarle sobre la indemnización.

Vigil agregó que se escuchan muchas versiones sobre estos pagos, pero ‘queremos es que se nos diga qué se va a hacer con nuestros locales, si nos van a indemnizar o no, ya que el negocio está exactamente en donde pasará parte del ensanche’.

El comerciante señala que su local perderá más de la mitad de las estructuras. En el área hay otros negocios de ventas de mercancía en general, además de restaurantes y viviendas.

Algunos locales están en áreas de servidumbre, lo que permitirá menos costos al indemnizar.

Franklin Valdés, alcalde de Barú, expresó que hay que respetar la propiedad privada y considera que en el presupuesto deben existir los fondos para indemnizar a los afectados.

‘Como alcalde, no voy a permitir que a las personas o dueños —ya sea de viviendas o establecimientos comerciales— se les movilice del sitio sin darles respuestas o no se les pague’, afirmó el alcalde Valdés.

Hasta el momento no se ha determinado el número de afectados.

La ampliación de la carretera en esta zona del distrito de Barú fue licitada durante la administración del expresidente Ricardo Martinelli. Durante este periodo, Transcaribe obtuvo otros proyectos carreteros, como la ampliación de la vía Arraiján - La Chorrera.