Temas Especiales

11 de May de 2021

Nacional

Los huesos presentan rastros de fósforo

Nuevas revelaciones del informe forense señalan que no se produjo trauma provocado por elemento cortante

Los huesos presentan rastros de fósforo
La fiscal Pittí entregó a los padres de Lisanne los restos óseos.

El informe forense preparado por los médicos y antropólogos del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (IMELF) de Chiriquí señala que en las osamentas de las holandesas Kris Kremers y Lisanne Froon no hay rastro de acción humana. Es decir, que no hay indicios de traumatismo provocado por objetos cortantes, punzantes, punzocortantes, proyectiles o armas de fuego. El informe forense también revela que no se encontró evidencia de desmembramiento.

Ambas jóvenes desaparecieron a principios de abril, después de haber visitado el sendero El Pianista, ubicado en el distrito de Boquete. No obstante, las osamentas que fueron recolectadas a orillas del río Culubre a mediados de junio por moradores de Altos de Romero, provincia de Bocas del Toro, lugar ubicado a 12 horas a pie de donde se vio por última vez a las muchachas, registran rastros de fósforo, sin que se haya determinado si la sustancia estaba en el ambiente o provino de una acción humana.

El informe forense obliga a una pregunta esencial; ¿Cómo se explica que ciertos huesos —un fémur y el pie izquierdo de Lisanne, un hueso de la pelvis y la costilla de Kris— aparezcan por pedazos y juntos a orillas del río Culubre?

Para esto puede existir una hipótesis. La cal. Este polvo blanco acelera la descomposición del cuerpo, especialmente de las partes blandas, como tejidos, tendones y músculos, sin dejar huella. Con el tiempo, los huesos también desaparecen, pero además, la cal neutraliza los olores fétidos que emanan por los líquidos que produce el cadáver en el proceso de descomposición, y no deja rastros de sangre.

Esto podría explicar el estado de las osamentas; sin rastros de sangre, apariencia casi intacta, blancuzcos, y sin trauma de armas punzocortantes o de haber sufrido un desmembramiento por la acción del hombre.

Humberto Mas, director del IMELF, analiza la posibilidad de que el desmembramiento de los cadáveres sea producto de un tratamiento con cal.

Mas explica que el efecto de la cal es corrosivo y anteriormente se ha tenido la experiencia de que al cubrir el cuerpo con óxido de calcio es factible que las extremidades se desprendan. Si continuamos la línea de esta hipótesis, esto justificaría por qué el pie izquierdo no presenta rastros de corte.

‘Mucho depende de la cantidad y la calidad de la cal empleada, pero la acción puede ser cuestión de días’, afirmó Mas, para quien son necesarios ciertos exámenes para corroborar este efecto.

EL FOSFATO EN LOS HUESOS

Enrique Arrocha, defensa de la familia Kremers, considera que el informe forense entregado por el IMELF está incompleto. El jurista esperaría conocer, por ejemplo, si toma como válida la hipótesis de la Fiscalía de que las chicas fueron arrastradas por el río y su muerte fue producto de un accidente natural, por qué los huesos hallados no tienen huellas de la corriente o de golpes de las piedras.

En el expediente, según Arrocha, se aduce que los huesos fueron arrastrados por la corriente a la orilla del río Culubre. Pero ‘hay situaciones que no se han esclarecido’, dijo Arrocha.

Dentro del expediente, apuntó, el protocolo habla de que los restos de Kris estuvieron sometidos a un proceso químico de fosfato, pero no se ha determinado si este proceso es obra de la naturaleza o de la mano del hombre, afirmó Arrocha.

El informe del IMELF también indica que la vestimenta de las jóvenes no presenta rastros de sangre, lo que contradice la hipótesis de la fiscalía sobre un posible accidente.

Betzaida Pittí, fiscal a cargo de la investigación, sostiene su teoría a pesar de que a principios de abril el río Culubre no tenía la fuerza suficiente para arrastrar a una persona .

La fiscal todavía ‘analiza’ efectuar una diligencia a Altos de Romero. En el caso, aún no hay imputados o detenidos.

ENTREGA DE OSAMENTAS

Ayer, Pittí entregó a la familia Froon los restos óseos de Lisanne. Pero Arrocha se pregunta bajo qué criterios la fiscal tomó esta decisión cuando aún la investigación sigue en curso. Resaltó que planteará ante instancias internacionales estas irregularidades.

Arrocha solicitó un nuevo examen de los restos óseos para determinar el tiempo de descomposición de los huesos, si presentan cortes en cualquiera de sus puntos y/o arrastre del río.

El resultado de estos análisis conduciría a la fiscalía a una nueva línea de investigación, según el jurista.

MÁS INCONGRUENCIAS

La fiscalía mantiene la hipótesis de que las chicas murieron a causa de un accidente natural o por el arrastre del río Culubre.

Betzaida Pittí afirmó que en el expediente reposa un informe de la Autoridad Nacional del Ambiente que manifiesta la presencia de pumas, víboras y panteras en la región.

Pero ningún hueso de los hallados presenta marcas de haber sido rasgado por animales salvajes, y en la zona, el último ataque de ese tipo del que se tiene registro fue hace 20 años, a una vaca. La literatura no da cuenta de ataques a seres humanos ni reportes de muertes en el sendero El Pianista, lugar que visitaron las holandesas antes de desaparecer.

Si el río las arrastró, las desnudó y las desmembró, ¿por qué la ropa no tiene indicios de sangre, tejidos corporales o ADN? ¿Ellas nunca tuvieron la ropa puesta?, se pregunta el abogado.

Con información de Ovidio Lorenzo .