Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Nacional

El agua potable de Azuero ya no tiene rastros de atrazina

Las autoridades llegaron ayer a Chitré para tratar de desvanecer la desconfianza que tiene la comunidad con el agua

El agua potable de Azuero ya no tiene rastros de atrazina
A pesar de los resultados de los análisis, las autoridades prometieron a los azuerenses continuar con el monitoreo en el afluente.

Autoridades del Gobierno reiteraron, ayer jueves, que el agua de las potabilizadoras de Chitré y Los Santos es apta para el consumo humano.

Miguel Antonio Mayo, viceministro de Salud, aseguró en conferencia de prensa en la ciudad de Chitré que el agua se puede ingerir porque es potable.

Moya dijo que se mantiene el monitoreo constante para medir el nivel de atrazina en el agua del río, y fue por eso que se percataron, la semana pasada, del nivel del herbicida y tomaron las medidas respectivas.

El funcionario explicó que hubo mucha lluvia entre el viernes y domingo, y por eso se diluyó rápidamente el herbicida.

Aseguró que hasta el pasado martes 23 de septiembre las concentraciones de la atrazina en el agua se mantenían por debajo de 1 parte por billón.

Cabe señalar que el pasado viernes 19 de septiembre, el ministro de Salud, Francisco Javier Terrientes, solicitó a los moradores de la región de Azuero no consumir el agua que salía por los grifos, ya que el nivel de atrazina -13 partes por billón (13ppb)- en el río La Villa, que abastece las dos plantas, no era apta para el consumo.

Pero, dos días después (domingo 21 de septiembre) se informó a la población de los 14 corregimientos de Guararé, Chitré, Los Santos y Las Tablas que los niveles eran normales y se podía consumir.

Durante la conferencia de prensa de ayer, se dio a conocer que según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, basados en la revisión científica, las exposiciones a la atrazina a corto, mediano o largo plazo no han demostrado mayor repercusión en la salud humana, siempre y cuando se usen los parámetros de menos de 3 partes por billón.

La vida media de la atrazina en el agua depende de las lluvias y la temperatura, de allí a mayor calor, la degradación es más rápida.

SIEMBROS

El ministro de Desarrollo Agropecuario (Mida), Jorge Arango, dijo que desde el 1 de julio está monitoreando la cuenca del río La Villa y sus quebradas.

Mencionó que los siembros que están a orillas del río no son ni la tercera parte de los que se han tenido en años anteriores.

Arango recalcó que ante el fenómeno de El Niño el caudal del afluente cambia drásticamente, y ya el río ha sufrido variables en los últimos meses.

Cuando el río baja su caudal de forma drástica, la concentración de los niveles de agroquímicos que pueden haber en él se elevan. ‘Esos parámetros pueden cambiar en 24 horas, dependiendo de los afluencias que tenga el río o de los volúmenes de agua que tenga’, explicó el funcionario.

Arango afirmó que hasta la fecha se ha inspeccionado toda la cuenca y no se hallaron animales con síntomas de envenenamiento por agroquímico.