22 de Feb de 2020

Nacional

Pacientes con ébola se atenderán fuera de los centros hospitalarios

Las autoridades sanitarias aseguran que los hospitales Regional Docente 24 de Diciembre y Santo Tomás no cumplen con las normas

Pacientes con ébola se atenderán fuera de los centros hospitalarios
El hospital está ubicado en el corregimiento de Tocumen.

Ayer, los responsables de implementar localmente los protocolos sanitarios por la emergencia internacional del virus del Ébola manifestaron que los centros hospitalarios seleccionados por el Ministerio de Salud para acoger eventuales casos de infección no son los más adecuados.

Los centros son el Hospital Regional Docente 24 de Diciembre, propiedad del Ministerio de Salud (Minsa) y administrado por la Caja de Seguro Social, y el Hospital Santo Tomás.

‘Los casos sospechosos no se atenderán en el Santo Tomás’, aseguró Carlos Gálvez, asesor del ministro Javier Terrientes.

‘Habría que hacerle demasiadas adecuaciones para que esté en condición de atender a los sospechosos de ébola’, precisó Gálvez.

El asesor asegura que, en casos de urgencia, la mejor opción es el Hospital 24 de Diciembre.

Pero para el viceministro de Salud, Miguel Mayo, hay otras propuestas más apropiadas y que no afectarían al resto de los pacientes internados en estos hospitales.

‘Hemos pensado en unidades de atención móvil para atender a los pacientes. Así los mantendremos lejos de los hospitales’, explicó Mayo.

Mientras las autoridades se ponen de acuerdo en este tema, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) anunció nuevas recomendaciones de bioseguridad.

EQUIPOS OBSOLETOS

El Minsa confirmó, la semana pasada, que cuenta con el equipo necesario para combatir el virus; sin embargo, la letalidad de hasta un 70% de éste ha obligado que se declare obsoleto el equipo de protección personal de segunda generación (EPP2), del que dispone Panamá.

En su lugar, la OPS ha recomendado el equipo más avanzado, el EPP3.

La entidad solo cuenta con 25 unidades EPP3 que deberán ser utilizadas por los 200 voluntarios que se han listado para capacitarse para la atención de una posible emergencia.

El Estado tendrá que adquirir al menos 100 de las unidades más avanzadas para garantizar un inventario capaz de reaccionar ante un brote inesperado.

Los funcionarios anunciaron que adquirirán en Israel una cápsula de transporte aislante que podrá movilizar a los pacientes sospechosos de infección.

Para todo esto, se dispone de $10 millones.

En esta carrera contra el tiempo, el equipo panameño continúa reuniéndose con expertos extranjeros que supervisan el cumplimiento del protocolo de seguridad.