Temas Especiales

25 de Nov de 2020

Nacional

En marzo se inician las obras de la renovación de Colón

Un terreno de 85 hectáreas, propiedad de la Zona Libre, es el sitio elegido por el gobierno para construir proyecto habitacional

En marzo se inician las obras de la renovación de Colón
El deterioro de los inmuebles de Colón se ha convertido en un peligro para quienes los habitan.

Es la promesa de campaña más cara —si se suma el incalculable costo social al ya establecido gasto económico— de la administración del presidente Juan Carlos Varela.

Cambiar la imagen física de la provincia en la que vivió por muchos años su esposa, Lorena Castillo, primera dama de la República, representará un precio global de $500 millones.

Este monto supera siete veces el costo del proyecto habitacional de Curundú, en la ciudad de Panamá, que ha servido como modelo para sentar las bases de la llamada renovación de Colón.

A partir del próximo 15 de noviembre, el portal Panamá Compra empezará a divulgar los primeros actos públicos relacionados con el levantamiento de 2,500 espacios habitacionales (de 5 mil programados) previstos para esa provincia.

El proyecto involucrará nueve instituciones públicas, entre ellas Ministerio de Educación, de Seguridad Pública y hasta el Instituto Nacional de Formación Profesional y Capacitación para el Desarrollo Humano (Inadeh), pero el mayor peso lo tendrán el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) y el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (IDAAN).

‘La ciudad de Colón tiene problemas de infraestructura desde hace más de 90 años’, señaló Carlos Dubois, secretario de Metas y ministro de Vivienda durante los dos primeros años de la administración de Ricardo Martinelli.

‘En Colón es necesario hacer mejoras a los alcantarillados y drenaje pluvial, que ya ha colapsado’, precisó Dubois en una entrevista a La Estrella de Panamá .

EL PLAN MAESTRO

La construcción de las primeras 2,500 viviendas debe iniciar en marzo del año entrante, cuatro meses después de que se publique el pliego de peticiones, según el portal Panamá Compra.

La obra se desarrollará en un globo de terreno de 85 hectáreas —lo equivalente a 85 campos de fútbol— que le pertenecen actualmente a la Zona Libre de Colón, pero que antes deben ser traspasadas al Banco Hipotecario Nacional.

El terrero está ubicado exactamente al oeste de la zona franca, adyacente al aeropuerto.

La construcción de 5 mil viviendas o espacios habitacionales de hasta 50 metros cuadrados cada uno, es el epicentro del proyecto de renovación, mas no lo único que el gobierno tiene que hacer para cumplir el objetivo de renovar la cara de esa provincia.

Construir una carretera de acceso a las nuevas viviendas y un nuevo sistema de alcantarillado están también en el llamado ‘plan maestro’.

La carretera tendrá una extensión de 2 kilómetros y el nuevo sistema de acueductos y alcantarillados, según ha solicitado el gobierno al Idaan, debe contar con la capacidad de tratar adecuadamente las aguas excretas.

Ninguno de estos proyectos paralelos tienen todavía un costo estimado, pero las reuniones entre los directivos del Idaan y el MOP y la jefatura de la Secretaría de Metas de la Presidencia han sido constantes.

No obstante, a pesar de la gran cantidad de maquinaria que conlleva la renovación de toda una provincia, el proyecto no admitirá la administración gubernamental.

La jefatura de la Secretaría de Metas anunció que entre el abanico de licitaciones que serán pronto anunciadas, se encuentra una que permitirá la administración privada del proyecto.

EL COSTO DE UN PROMESA

Un total de $500 millones para cambiar la imagen de una provincia que por años ha sido ‘‘olvidada” por el brazo político del país, parece, a simple vista, una cifra modesta. Pero algunos expertos en finanzas públicas creen que la promesa de campaña del presidente Varela le ha ‘salido cara’.

El presidente del Colegio de Economistas, Olmedo Estrada, alaba que por primera vez un gobierno tenga sus ojos puestos en la provincia de Colón, pero le preocupa que el costo total del proyecto habitacional recaiga sobre el Estado.

‘Es una inversión millonaria que a mediano plazo puede traer consecuencias financieras’, manifestó el economista, que ha sugerido al gobierno plantear estrategias para que el capital privado se involucre en el proyecto.