26 de Nov de 2022

Nacional

Un 28 de noviembre para celebrarlo después

El Gobierno aprobó la conmemoración de esta fecha el lunes 1 de diciembre

Un 28 de noviembre para celebrarlo después
El propósito de los días puente es incentivar el turismo interno y avivar el comercio.

El viernes 28 de noviembre, fecha en que se conmemora la Independencia de Panamá de España, se convertirá, otra vez, en un ‘día puente’.

Los panameños trabajarán ese día como si no hubiese pasado nada y el descanso obligatorio será trasladado al siguiente lunes, 1 de diciembre. Ese día, estarán cerradas las oficinas públicas nacionales y municipales, así como las privadas, en todo el país. En el distrito de La Chorrera, el desfile y festejos de los 193 años de la Independencia se disfrutarán el domingo 30. Actualmente, el corregimiento de Betania evalúa si lo realiza el domingo o el lunes.

‘El gobierno debe revisar todo ese decreto de los días puente, porque en principio la ley era buena para ciertas festividades. Pero, otras trastocan el sentido de la celebración de la fecha’, sugirió Reymundo Gurdián, historiador panameño y docente universitario.

Gurdián, subdirector del Instituto de Estudios Nacionales de la Universidad de Panamá, explicó que la celebración de las fechas patrias no tiene consistencia: algunas fiestas se festejan el día que corresponde y otras en otro día. ‘Eso se está como prostituyendo’, dijo.

El profesor de historia sostuvo que la ley de los días puente ha sido ‘muy perniciosa’, quedando a criterio del gobierno de turno.

‘Eso va en contra de un acontecimiento histórico que resalta la identidad. La fiesta conmemorativa debería celebrarse en la fecha correspondiente’.

Gurdián recordó que el 28 de noviembre se conmemora un evento que rompió los vínculos políticos que nos unían al imperio español.

ENTIERRAN FECHA

El Movimiento Ciudadano por la Identidad Panameña cuestionó el cambio de la fecha histórica y que ese día sea el ‘viernes negro’ o Black Friday 2014.

‘Es una vergüenza... es la independencia de Panamá de España; increíble que pongan el Black Friday ese día y encima el puente el lunes siguiente, como para enterrar el significado histórico del 28 de noviembre’, cuestionó Ana Elena Porras, coordinadora de la agrupación y profesora de Historia en la Universidad de Panamá desde hace 25 años.

Porras, exdirectora del Instituto Nacional de Cultura, adujo que quieren hacernos entender que somos todos comerciantes. ‘No tengo nada en contra de los comerciantes, pero no se roben la historia’, dijo.

Según la historiadora, pareciera que tiene más peso la decisión de los centros comerciales del país que las peticiones por la identidad nacional.

Pidió que el 28 de noviembre no sea olvidado, ‘ni relegado a un segundo plano’, ya que se construye una identidad panameña muy vinculada con Sudamérica (la Gran Colombia).

¿Y LOS ESTUDIANTES?

Diógenes Sánchez, docente de Filosofía e Historia, es directo: los cambios hacen que los estudiantes no le tomen la solemnidad a la fecha y se fomente el relajamiento.

‘Esto le da un efecto negativo a la formación de la identidad nacional del estudiante que nosotros tratamos de formar con valores cívicos y patrióticos’.

En palabras de Sánchez, los días puente son ‘un atentado contra la memoria histórica de aquellos acontecimientos que han sentado las bases de la Nación y el Estado panameño’.

Para Juan Carlos Araúz, vicepresidente del Colegio Nacional de Abogados, el éxito de esta medida debe incluso contemplar un programa conjunto del gobierno y la empresa privada para promocionar entre los panameños y extranjeros la organización del tiempo.

‘El día es lo menos relevante si no se profundiza en el significado del mismo’, precisó.

A FAVOR DEL COMERCIO

El presidente de la Asociación de Usuarios de la Zona Libre de Colón, Germán Gómez, a título personal, consideró factible crear esos días, en vez de pagar un día cualquiera a la semana.

‘Estamos avalando los días puente, nos parece una buena medida’, destacó.

Elisa Suárez de Gómez, presidenta del Consejo Nacional de la Empresa Privada, afirmó que bien aplicados, los días puente deberían ser beneficiosos para la economía del país.

‘El problema de Panamá no son los días puente o cómo se aplican o cuáles se aplican, sino la cantidad de días que el país se queda sin producir por los días libres que tiene Panamá’, añadió.

La empresaria remarcó que pueden convertirse en ‘una semana improductiva’, ya que ese cúmulo de días anexados a los días puente pueden representar, en algún momento, ‘días no tan buenos para la economía general’.

En cambio, dejó claro que para la economía sectorial del país, esas fechas trasladadas se constituyen en días positivos.