07 de Dic de 2021

Nacional

Indigencia, un problema de nadie

Las alcaldías hacen operativos y recogen a estas personas

El Ministerio de Desarrollo Social (Mides) no atiende a los indigentes. Ese es un asunto de las alcaldías. Las alcaldías hacen operativos y recogen a estas personas. A algunos se los llevan a hogares y a otros, luego de exámenes, los mandan al hospital psiquiátrico; sin embargo, si la persona no quiere atención, en el hospital deben dejarlo ir.

El sociólogo Fernando Murray comenta que la indigencia ‘es un problema social, complejo y dinámico, su crecimiento es fluctuante, debido a que va acompañado del desarrollo económico desigual, excluyente de economías como las nuestras. Es decir, que si por un lado nuestro país ha evidenciado un desarrollo económico, urbano, una solidez en sus compromisos con la banca y organismos financieros, por el otro, un número cada vez más significativo de personas se alejan y son excluidas del goce y beneficio que esto significa’.

Cuando se le pregunta qué puede llevar a una persona a la indigencia, apunta el también criminalista que hay muchas razones, que van desde situaciones en el seno del hogar, crisis económicas y de empleo, hasta problemas de salud, tanto físicos como mentales, así como adicciones de todo tipo.

Murray critica la forma en que el tema ha sido abordado por las autoridades. ‘Las autoridades no le brindan la atención adecuada a este problema social, estas personas, por lo general son estigmatizadas, rechazadas y a veces hasta olvidadas, son atendidas, en situaciones y momentos que su condición afea, entorpece, evidencia o denote una mala imagen para el país, en fechas, momentos y lugares que ellos denoten una mala imagen para el país’.

Desde la perspectiva del sociólogo, no deben ser solo las alcaldías o solo el Mides el encargado de atender este tema. Para el docente universitario, la indigencia es un problema social que requiere de trabajo en conjunto con toda una serie de instituciones y menciona, además de los municipios y el Ministerio de Desarrollo Social, a otras como la Policía Nacional y el Ministerio de Salud, ya que, explica, ‘hay gente violenta que habrá que someter, hay enfermedades físicas y mentales, hay necesidad de contactar familiares, hay necesidad de albergar a los que no tienen familiares, y hay quienes solo necesitan atención y un apoyo para rehacer sus vidas, por eso vemos un esfuerzo conjunto necesario’ .