Temas Especiales

05 de Dec de 2020

Nacional

Botan basura del Estado para evitar enfermedades y mejorar el ambiente

El operativo nace del interés de la administración que quiere colaborar con la limpieza en las instituciones

Botan basura del Estado para evitar enfermedades y mejorar el ambiente
Botan basura.

Evitar enfermedades, mejorar el ambiente y el ornato escolar y local, es el propósito del operativo de recolección de chatarras, equipos y mobiliarios dañados o descartados por su antigüedad, que realizan en conjunto la dirección de bienes patrimoniales del Estado del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), el Ministerio de Educación (MEDUCA) y la Contraloría General de la República.

El operativo nace del interés de la administración que quiere colaborar con la limpieza en las instituciones. “Somos de la filosofía que no podemos trabajar con la basura. Que la basura tiene que ir al vertedero para crear ambientes propicios para el trabajo, el estudio y la vida”, afirmó Jorge Alvarado, subdirector de bienes patrimoniales del Estado.

El proceso de eliminar este tipo de material no es como el que se hace en las casas: Cuando se decide botar algo, se coloca en la tinaquera y se espera que el camión recolector la busque. En cambio, en el Estado existe un proceso para disponer de la basura, del equipo o mobiliario inservible, porque se trata de bienes estatales que salen de los impuestos de todos los ciudadanos.

“Para el Estado todo tiene un periodo de vida. Cuando este termina es el momento de hacer el descarte. Se clasifica, para ver si puede ser útil para alguien más, ya que puede no ser útil para una oficina, pero sí puede servir para otra, para una asociación, una iglesia o un club cívico, y luego se hacen los trámites para donarlos”, destacó el funcionario.

En esta acción de descarte se clasificará el material ferroso, el cual será llevado a otro lote para que se sume y posteriormente se realice una gran subasta, con lo cual el Estado percibirá un ingreso. Mientras que la basura se llevará a su destino final en el vertedero.

En estos operativos, que incluirán todas las instituciones del país, se esperan recoger unas 20 toneladas aproximadamente, adujo el subdirector Alvarado.

Como primera etapa de este operativo, se le ha dado prioridad a las instituciones escolares y hospitales. El 3 de octubre se inició el proceso en centros escolares de Panamá Centro, Este y San Miguelito, tomando en consideración que son lugares donde conviven muchas personas y que esto puede afectar a las comunidades que rodean los centros educativos. El próximo 17 de diciembre deberá concluirse el programa establecido, con las 98 escuelas de estos sectores.

Elizabeth Santos, coordinadora del proyecto Mi Escuela Primero, del Ministerio de Educación, sostuvo que los 3 mil 86 centros educativos que cuentan con material ferroso y que lo han mantenido por años en sus patios participarán en esta campaña de limpieza y descarte de material ferroso.

El programa se mantendrá durante los próximos cinco años, en base a un modelo de mantenimiento sostenible.

“Este es el mejor regalo de navidad que nos han dado. Estábamos preocupados por la salud de nuestros colaboradores y nuestros estudiantes. Nosotros tenemos que preservar la salud y que las condiciones ambientales sean adecuadas. Esta situación nos alivia y nos quita un peso de encima, porque no tenemos los espacios. Para nosotros esto ha sido algo bien esperado, porque nuestras escuelas necesitan estar limpias y libre de todo tipo de foco de enfermedad y riesgos a la salud”, comentó Ivette Montalvo, directora del Instituto Profesional y Técnico de Comercio, donde se realizó uno de los descartes de chatarra de esta semana.

El proceso de recolección de chatarras en planteles educativos de la provincia de Panamá continuará, y luego con el apoyo del MEDUCA se visitarán otras regiones educativas, para luego seguir con los hospitales y las demás instituciones del Estado en todo el país.