Temas Especiales

26 de Jul de 2021

Nacional

Los niños y ministros comen lo mismo

‘El costo de fábrica era $6 millones, pero lo vendieron al Estado en $14.5 millones’, denunció

El excontralor Alvin Weeden aseguró ayer que el primer contrato para el suministro de comida deshidratada, firmado en abril de 2010, tiene $8 millones de sobreprecio.

‘El costo de fábrica era $6 millones, pero lo vendieron al Estado en $14.5 millones’, denunció.

El contrato fue signado por la empresa Lerkshore (a la que fue adjudicado el contrato de forma directa por el Programa de Ayuda Nacional) y la brasileña Pritavita, que presentó sus productos a los ministros Lucy Molinar, Guillermo Ferrufino, Jimmy Papadimitriu y Franklin Vergara, en el Palacio de las Garzas.

Tras el encuentro, la ejecutiva de ventas de Pritavita, Janete Fries, aseguró a la agencia EFE que la idea ‘era mostrar que lo que los niños pueden recibir en la escuela lo mismo que pueden comer los ministros’.

Fries, según Weeden, firmó el acuerdo de $6 millones con Lerkshore. En diciembre se firmó otro por $44.9 millones.