Temas Especiales

24 de May de 2022

Nacional

El Minsa esquiva procedimiento de licitación pública

Pumper, la empresa recolectora contratada a través del Programa de Ayuda Nacional, continuará recogiendo los desechos

El Minsa esquiva procedimiento de licitación pública
Durante una inspección al vertedero de Cerro Patacón, Salud detectó mala disposición de la basura.

Mañana 31 de diciembre vencen seis contratos para la recolección y transporte de basura hospitalaria asignados de manera directa por el Ministerio de Salud (Minsa) a la empresa Pumper, S.A.

La empresa recolectora, representada legalmente por Guillermo Almengor, fue contratada en diciembre de 2013 por el entonces ministro Javier Díaz, sobrino de Temístocles Díaz, actual asesor en temas de Salud del presidente Juan Carlos Varela.

Por $2.4 millones anuales, Pumper, S.A. se comprometió a prestar el servicio a los hospitales Santo Tomás, del Niño, Instituto Oncológico, Nicolás Solano, San Miguel Arcángel e Irma Tzanetatos (antiguo Regional Docente 24 de Diciembre).

El actual ministro Javier Terrientes señaló a La Estrella de Panamá que los contratos de Pumper, S.A serán prorrogados por seis meses más, a pesar de que dos de los hospitales supuestamente ya no requerirían de este servicio.

A principios de este año, el Hospital San Miguel adquirió dos sistemas de autoclave para hacer inocua su basura peligrosa.

Por su parte, el Hospital Irma Tzanetatos es administrado por la Caja de Seguro Social, que contrata por separado la recolección de su basura.

Terrientes reconoce que Pumper está dentro de una lista de empresas que no cumplen los estándares requeridos para realizar el trabajo: fue descalificada recientemente en un acto público celebrado en el Hospital Manuel Amador Guerrero de Colón por no cumplir con los requisitos del pliego.

Dos técnicos de la Dirección de Salud Ambiental del Minsa afirmaron a este medio que en la oficina no reposa ningún informe trimestral de los desechos que se recogen de los centros médicos, tal como lo dispone el Decreto Ejecutivo N°111.

En julio pasado, cuando Terrientes asumió el cargo de ministro, declaró que desconfiaba de estos contratos, que los revisaría y llamaría a licitación para acabar con la falta de transparencia.

Seis meses después, el Minsa no convocó a licitación y se fue por el camino fácil: los contratos directos. ‘Yo no puedo suspender o quitarle el contrato a una empresa y dejar los hospitales llenos de basura, por eso estamos haciendo esta adenda’, justificó Terrientes.

Según las declaraciones de Terrientes, el pliego de cargos estará listo para junio, justo cuando vence el periodo extendido para los seis contratos.

‘No he hablado directamente con Pumper, pero este tiempo (hasta junio) que daremos para preparar la licitación servirá a la empresa para regularizarse y prepararse para participar’, manifestó Terrientes.

La posición del titular del Minsa contradice al asesor Díaz, quien manifestó que el negocio de la basura hospitalaria terminaría con la compra de sistemas autoclave, es decir, que los hospitales comprarían estos dispositivos para hacer inocuos los desechos.

‘El ministro esperó hasta el último momento para actuar. Están cometiendo el mismo error de la administración anterior’, indicó Mauro Zúñiga, exdirigente de la Comisión Médica Negociadora Nacional.