Temas Especiales

26 de Oct de 2020

Nacional

La periodista Omaira De León, "apagó su voz de oro"

Omaira laboró en medios televisivos y radiales como Nacional FM, donde formaba parte de las voces del panel de noticias de este medio radial

La periodista Omaira De León,
Omaira De León, periodista radial falleció la madrugada de este domingo tras largos años de batalla contra la diabetes.

Omaira De León de Watson, excelente profesional de la comunicación social, mujer emprendedora y de gran calidad humana, así la recuerdan las personas que la conocieron y trabajaron con la periodista, quien se adelantó y apagó su voz la madrugada de este domingo luego de varios años de batalla contra la diabetes.

Omaira, quien perdió su visión por su enfermedad dirigía el programa radial "Voces Autorizadas", además estuvo a cargo de la coordinación del noticiero del medio día en Nacinal FM.

La periodista es recordada por sus colegas y amigos como una de las mejores voces de la radio en Panamá.

El profesor y periodista René Hernández, la calificó como "la voz de oro en RPC Radio", emisora a la que ingresó en la década de los 80, donde además realizó varios reportajes especiales para RPC Televisión.

La presidenta del Colegio Nacional de Periodistas (CONAPE), Blanca Gómez indicó que Omaira siempre le sonría a la vida y nunca escuchó una queja de ella a pesar de  su enfermedad.

Su compañera de labores, Esther Moreno de Nacional FM la considera como su segunda madre, muy colaboradora, excelente amiga, de esas pocas personas que te ayudan sin pedir nada a cambio.

Para el expresidente del CONAPE, Rafael Candanedo, Omarira era una excelente presentadora de noticias. Su timbre, entonación y modulación definidos y depurados crearon su estilo inconfundible, convirtiéndo en la voz informativa de Panamá.

Según Candanedo,  Omaira era una periodista exigente, crítica, se ponía un estándar profesional alto y censuraba la mediocridad. Como amiga una persona franca y amorosa dejando un legado para las nuevas generaciones donde supo transmitirle ese estilo y carácter, sin vanidades ni arrogancias.