Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Nacional

Unas 240 mil personas, sin agua potable

La sequía ha dejado temporalmente sin agua a la población darienita, pero el 6% de los habitantes del país sufren este problema permanente

En el poblado de La Palma, en la provincia del Darién, la sequía ha dejado sin agua potable a 4,205 personas.

Mientras que algunos aplauden la rápida respuesta dada por el Gobierno en este caso, otros protestan porque no es la misma atención que se le brinda a 240 mil personas que permanentemente carecen del recurso hídrico en el resto del país

El 6% de la población panameña —240 mil personas— no cuenta con el agua potable por un problema de accesibilidad, ha reconocido el director de Operaciones del Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan ), Abilio Pittí.

‘Parte de la situación se está solucionando’, expresó el funcionario.

En la provincia de Panamá, donde viven sin agua potable unas 6,576 personas, ‘se están ubicando nuevas fuentes de producción y se les abastece mediante tanques y redes’.

Pero en situación más precaria viven los moradores de la comarca Ngäbe-Buglé, en donde el Instituto Nacional Estadísticas y Censos (Inec) de la Contraloría General de la República, ha constatado que 16,110 viviendas no tienen acceso al servicio de agua potable.

En ese mismo orden, le siguen Chiriquí (13,699) y Veraguas (6,767).

Por otro lado, el problema lo tienen en menor grado Guna Yala (1,110) y Los Santos (408).

PROYECTO 100/CERO

Parte de las promesas de la campaña electoral del actual mandatario Juan Carlos Varela estuvieron enfocadas en el problema de sanidad básica y accesibilidad de agua potable en todas las regiones del país.

Pero, a ocho meses de haberse iniciado su gestión, el Consejo Nacional para el Desarrollo Sostenible (Conades), oficina encargada de cumplir las promesas de campaña, no ha logrado poner en marcha ninguno de los proyectos licitados, que superan la veintena.

‘Hemos tenido que subsanar varios errores en los actos públicos a solicitud de Contraloría y declarar desiertos otros actos’, justificó Manuel Soriano, secretario general de Conades.

Los primeros puntos en que el proyecto debe intervenir son San Miguelito, Herrera y Veraguas.

INVERSIÓN

Llevar agua potable e instalar los servicios sanitarios a los panameños que no cuentan con esta facilidad representa una suma de aproximadamente $2 mil millones.

Por su parte, el secretario de Metas del Ejecutivo estima que este proyecto costaría más de mil 140 millones de dólares.