Temas Especiales

26 de Oct de 2020

Nacional

Acuerdos entre Gobierno y Mi Bus serán vigilado por Defensoría del Pueblo

Indicó que por instrucciones de la Ombudsman se mantendrá un constante monitoreo en el tema de transporte

Acuerdos entre Gobierno y Mi Bus serán vigilado por Defensoría del Pueblo
Defensoría del Pueblo dará seguimiento a acuerdos alcanzados en mesa de diálogo entre el Gobierno y conductores de Metrobús.

La Defensoría del Pueblo, como entidad protectora de los Derechos Humanos y en calidad observadores de la mesa de diálogo entre los representantes del Gobiernos Nacional y los conductores del sistema de transporte público, Metro Bus, dará seguimiento a los acuerdos que ambas partes alcanzaron en la reunión sostenida en la Presidencia de la República.

Fidel Herrera, representante de la Defensora del Pueblo, Lilia Herrera Mow, en este proceso de diálogo califico de positivo los puntos que se consensuaron en este encuentro ya que permite que siga brindando el servicio de transporte público y a su vez se verificaran los aspectos que de acuerdo a los conductores del metro bus atenta contra sus Derechos Humanos y Laborales.

Indicó que por instrucciones de la Ombudsman se mantendrá un constante monitoreo en el tema de transporte a fin de garantizar que el servicio sea de calidad pero sobre todo que se salvaguarde la seguridad de los usuarios.

“Se lograron acuerdos como una auditoría por parte del MITRADEL a la empresa MI Bus para ver si es posible que se reconozcan las horas extras que hasta la fechan no habían sido reconocidas, además se hará una inspección en los patios a fin de constatar de viva voz de los conductores las situaciones que ellos consideran como vulnerable a sus derechos, como Defensoría del Pueblo estaremos vigilante que estos aspectos sean cumplido por ambas partes”, acotó Herrera.

Cabe destacar que ambas partes (gobierno y conductores de metro bus), agradecieron la labor que como observadora de este proceso de diálogo lleva a cabo la Defensoría del Pueblo a fin de garantizar que los usuarios del transporte no se vean afectados con acciones de protesta o huelga como se dieron en el pasado.