Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Nacional

“La ciudad tiene potencial, pero requiere planificación ”

El director de Obras y Construcciones del Municipio de Panamá propone una nueva cultura arquitectónica para la capital

“La ciudad tiene potencial, pero requiere planificación ”
Jorge Barrios es el ingeniero municipal.

Gonzalo Barrios no quiere pronunciar las palabras ‘caos' ni ‘desorden', y mucho menos ligarlas al sustantivo ‘ciudad'. Su intención no es dar a entender que, quienes lo antecedieron en el puesto de director de Obras y Construcciones del Municipio de Panamá, hicieron ‘un mal trabajo' y que él va a ‘solucionar todos los problemas'.

Lo que sí reconoce Barrios es que ‘durante mucho años' las políticas urbanísticas de la ciudad de Panamá ‘no han sido las más favorables'.

Para el ingeniero, elegido por consulta popular, la ciudad ‘es un ente cambiante', con números variables de personas, de autos, de casas, e incluso, de migrantes, todo lo cual se conjuga para ‘mantener las necesidades de sus habitantes en constante variación'.

Lo esencial, en su opinión, para asegurar la calidad de vida de los habitantes de la ciudad, es entender los cambios, hacia dónde estos se dirigen. ‘Esto nos permitirá trabajar en base a planes y proyecciones de 5 o 20 años', dice.

PLANES DE LA ALCALDÍA

La ciudad de Panamá, con sus 23 corregimientos y su actual tendencia a extenderse hacia el este, ofrece mucho potencial para desarrollo y beneficios para sus ciudadanos, sostiene Barrios, quien piensa que el objetivo básico de la planificación es fomentar un crecimiento sostenible; es decir, de acuerdo con parámetros y normas definidos para asegurar la satisfacción, presente y futura, del conjunto de necesidades de los ciudadanos: las habitacionales, las de circulación y la de sitios de esparcimiento .

‘En la Alcaldía nos hemos planteado establecer una nueva cultura arquitectónica', aseguró Barrios en entrevista con La Estrella de Panamá .

Para empezar, la nueva administración intenta enfocarse en necesidades puntuales como la avenida Central o Peatonal, a la que desean convertir en un punto de atracción, mediante el rescate de fachadas históricas, organizando a los buhoneros y uniendo las paradas de metrobús con un sistema de aceras.

PROBLEMAS LEGALES

Uno de los principales obstáculos que enfrenta el municipio para abordar su trabajo con efectividad es que la ley que permite que los cambios de zonificación de la ciudad se hagan por lote y no como parte de un plan de ciudad o de área. ‘Estamos operando en función de los inversionistas', dice Barrios.

A pesar de que la ley actual lo contempla así, Barrios aspira a que el proceso de planificación urbana se haga tomando como punto de partidas zonas, como por ejemplo: San Francisco, Juan Díaz, El Cangrejo.

‘Para que un proyecto específico pueda darse, no se trata solo de disponer de un terreno, sino de tener todo un sistema de infraestructura, que incluye agua, electricidad, transporte y circulación. Por eso hay que asignar la zonificación en base a áreas y no lotes', dijo.

Sobre el tema de los estacionamientos, Barrios dice que se trata de una situación ‘complicada'.

‘Tenemos la cultura de estacionarnos en la puerta de entrada del local u oficina a la que vamos. No estamos acostumbrados a pagar para estacionarnos en centros de estacionamiento, pero la tendencia internacional es que la solución al problema del estacionamientos se maneje desde la esfera privada', agregó.

Esto significa que la inversión en aparcaderos se hace como un negocio particular. El Municipio pasa a asumir la tarea de facilitar las herramientas para favorecer ese tipo de inversiones.

En este aspecto, el gobierno actual heredó los planes para la construcción de una plaza de estacionamiento soterrado en el parque Francisco Arias Paredes, en Bella Vista.

Al respecto, Barrios insiste: ‘No es que se quiera favorecer el negocio del estacionamiento soterrados, sino que queremos darle una solución numérica a la falta de estacionamientos. Si contamos con 400 estacionamientos soterrados, tendremos 400 autos menos en las aceras'.

CRÍTICAS SOBRE PERMISOS

En el tema de los permisos de construcción —uno que ha sido polémico durante la presente administración, ya que las empresas constructoras, que impulsan en gran parte la economía panameña durante en los últimos años, se han quejado de la lentitud para otorgar nuevos permisos de construcción tras el cambio de gobierno— Barrios asegura que la tardanza de los casos ha sido responsabilidad de los arquitectos y promotores.

==========

PERMISOS DE CONSTRUCCIÓN

Barrios lidera un proceso para cambiar el Acuerdo 116 de 1996.

El Acuerdo regula la obtención de permisos para los proyectos y planos de construcción, así como labores como remoción de tierra, uso de grúa, uso de acera y transporte de materiales.

El plan es hacer más expedita la emisión de los permisos, por parte del Municipio de Panamá.

El acuerdo tiene 19 años.