Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Nacional

Estudiante gana batalla judicial a la Unachi

El decano, al conocer el ordenamiento, expulsó a Carina Samudio y le anuló los cuatro años de estudios cursados en la Unachi

Estudiante gana batalla judicial a la Unachi
Carina Samudio espera culminar los estudios de Medicina en Chiriquí. Ya es abogada.

La estudiante Carina Samudio solicitó una convalidación de materias de la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá (UP) a la Universidad Autónoma de Chiriquí (Unachi).

La petición fue rechazada por el decano y el Consejo Académico de la Unachi. Entonces, Samudio, por medio de sus abogados, presentó una demanda contenciosa administrativa ante la Sala Tercera de la Corte Suprema.

Este despacho ordenó, en 2012, como medida de protección, que la estudiante se matriculara y que le validaran las asignaturas aprobadas en la UP.

El año pasado, a pocos meses de la graduación de Samudio como doctora en Medicina, se emitió un fallo a favor de la decisión del decano de la Unachi, que negó la convalidación a la estudiante.

El decano, al conocer el ordenamiento, expulsó a Carina Samudio y le anuló los cuatro años de estudios cursados en la Unachi.

‘Como el decano de entonces no quiso tramitar el recurso de apelación promovido ante la rectoría, se promovió una acción de amparo de garantías constitucionales ante el Pleno de la Corte Suprema de Justicia', explica César Samudio, del equipo legal de la estudiante.

La Corte acogió y concedió este recurso. Esto significa que queda sin efecto la expulsión y obliga a la Unachi a reconocer todos los derechos a la estudiante.

Ahora, explica el defensor, a la Unachi le corresponde: negociar el reintegro, indemnizar, dejar sin efecto todas las normas legales o reglamentarias que afectan el derecho a la educación, abrir un proceso disciplinario sancionatorio contra el entonces decano de Medicina, realizar un acto de desagravio público, comenzar una auditoría académica a la Facultad de Medicina y tramitar la enorme cantidad de quejas de los estudiantes de esa facultad.

Sobre el tipo de sanción que recaerá sobre los directivos de la casa de estudios, Samudio considera que la Unachi y el exdecano deben responder pecuniaria y penalmente por todos los daños materiales y morales causados a la estudiante.

ACERCAMIENTO

El abogado sostiene que la nueva rectora, Etelvina de Bonagas, ‘siempre ha querido apoyar a la estudiante, pero los profesores de Medicina le enviaron una nota de chantaje para que no se solucionara este problema. Esta nota está falseada, porque lleva la firma de ocho personas que no eran profesores de esta facultad cuando se firmó y envió dicho documento', añadió.

UN PRECEDENTE

El caso de Carina Samudio abre el camino a los estudiantes que han pasado por situaciones similares.

El abogado de la estudiante recomienda interponer recursos legales porque algunas decisiones de las universidades violan los artículos 13 y 14 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, ratificado por la República de Panamá mediante Ley 13 de 27 de octubre de 1976, en donde se consagra el derecho a la educación. Los estatutos internos no pueden estar por encima de la ley, dijo

==========

OTROS ESTUDIOS

La alumna es graduada de Derecho y Ciencias Políticas.

2012 Sala Tercera de la Corte ordenó medida de protección a favor de la estudiante. Con este mandato se pudo matricular.

2014 un fallo declaró que no era ilegal la negativa del decano.

2015 se dicta que la estudiante puede retomar las clases y terminar la carrera en Chirquí.