Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Nacional

“Las aseguradoras tendrán que responder por la plata perdida”

Para el exgerente del Chase, será difícil recuperar el dinero depositado en bancos por los implicados en el PAN

Luis H. Moreno Jr., uno de los banqueros más reconocidos en Panamá, tiene una hipótesis sui géneris sobre cómo se puede recuperar el dinero que se extrajo de manera ilegal de las arcas del Estado durante el gobierno pasado.

Cuando todos hablan de que los bancos deben colaborar y devolver los fondos ilegales que recibieron o que el Ministerio Público tiene que expropiar bienes de los implicados en los daños a las arcas públicas, el exgerente del Banco Nacional apunta a las aseguradoras.

Moreno Jr. admite que es muy poco probable que los implicados en los casos del Programa de Ayuda Nacional, como Rafael Guardia Jaén, hayan dejado los dineros hurtados en cuentas a su nombre.

‘Es complicado que ese dinero se recupere, lo más seguro es que esa plata la transfirieron al extranjero a cuentas de terceras personas. Cuando cumplan su condena, esas personas sacan la plata de las cuentas y se la devuelven a los que fueron acusados', explica el exgerente de The Chase Manhattan Bank.

Para Luis H. Moreno Jr. perseguir a los bancos y exigirles que devuelvan los dineros es en vano. Igual de ineficiente es obligar a los implicados a que digan qué hicieron con los dineros hurtados y en qué los usaron.

Lo mejor es pedir colaboración de la banca para obtener la información que les permita seguir la ruta del dinero.

El exgerente del Banco Nacional comenta que en muchas pólizas hay cláusulas que cubren a los asegurados por sustracción, fraude o hurto.

Apelando a esto, los bancos deben acercarse a sus aseguradoras y pedirles que les reembolsen el monto de los dineros que los implicados en el daño patrimonial durante el gobierno pasado les depositaron.

Y es que, dice Moreno Jr., los bancos fueron víctimas de fraude, ya que los utilizaron para, sin saberlo, cometer peculado en contra del Estado.

‘Las aseguradoras deben tener una provisión para que esos dineros que se embolsillaron no se pierdan'.

Aunque no se ha dado una cifra oficial, cálculos de La Estrella de Panamá apuntan a que el daño patrimonial en el gobierno pasado pudo ser de más de $3 mil millones.

CASTIGOS

Luis H. Moreno Jr. está consciente de que las cosas no se arreglan solo con la devolución del dinero. El banquero dice que la Superintendencia de Bancos debe aplicar castigos ejemplares para dar una lección y sentar un precedente.

‘La Superintendencia debe establecer algunas sanciones mínimas para que se aprenda a respetar lo que la Superintendencia quiere, que es sanear el sistema', afirma Moreno Jr. El no actuar con firmeza, considera, será peor, pues creará un clima de impunidad: ‘Si no hacen nada, todos seguirán tranquilos y confiados de que no habrá repercusiones. Pasarán dos o tres años y, después, nuevamente caerán en lo mismo', opina.

A pesar de lo que dice, el expresidente de la Asociación Bancaria Nacional es consciente de que es muy difícil de que algo así ocurra: ‘Deben sancionar a los que se compruebe que están implicados; pero dudo que lo hagan. En Panamá las relaciones son muy a base de influencias, de relaciones personales, de ocultamiento para que tú no me afectes a mí, después. Lo que pasa entre la Corte Suprema de Justicia y los diputados se ve en muchos otros terrenos'.

Y no solo hay que castigar a los bancos, también hay que castigar a la gente que está en los bancos, los ejecutivos, los directivos. ‘Deben tomar medidas contra todo el que delinque, no importa quién sea', comenta Moreno Jr., quien agrega que ‘si los señalados huyen al extranjero, allá debe ir a buscarlos la autoridad'.

Cuando se le comenta que en muchos casos las juntas directivas de las entidades bancarias se lavan las manos al decir que los movimientos de dinero eran pequeños y estaban dentro de un rango en el que el gerente u otros funcionarios del banco podían aprobar sin necesidad de mayor autorización, Luis H. Moreno Jr. opina que por omisión también hay complicidad. ‘En Panamá se ha hecho común la falta de responsabilidad en los directores. No hablemos de los dueños, porque ellos delegan en las juntas directivas. Los directivos tienen la responsabilidad de saber lo que está pasando', dice el banquero.

Comenta quien liderara por muchos años la Comisión Bancaria Nacional que un presidente de un banco, ‘debe de saber todo lo que sucede'. Aunque hay transacciones que, por sus montos, no involucran a sus juntas directivas, estas deben fiscalizar todo lo que se haga en los bancos, por más pequeño que sea, y es que, a veces, es en las pequeñas operaciones en donde está la trampa.

Un ejemplo que da para explicarse es el Banco Nacional de Panamá, donde, dice, las juntas directivas aprueban los préstamos por encima de $250 mil.

Si alguien quiere cometer un ilícito, puede hacerlo recurriendo a préstamos pequeños: ‘Para evitar ir a instancias mayores, lo que hacen es aprobar préstamos que están rayando el límite. Si el máximo es $250 mil, aprueban préstamos de $249 mil. Y así, por ese monto, pueden aprobar cinco préstamos', afirma Moreno.

El banquero añade: ‘Que alguien reciba cinco préstamos por $249 mil es extraño. En la junta directiva, ante esto, dicen ‘esto no es conmigo'. Eso es una excusa, si veo que a alguien le dan cinco préstamos, cada uno por $249 mil, hay algo extraño, había que ponerle el ojo a eso. Que nadie diga nada por eso, demuestra que las juntas directivas no estaban cumpliendo su trabajo. No es posible que las juntas directivas digan ‘eso no es conmigo, yo solo veo que aquí para arriba'.

IMAGEN EMPAÑADA

Luis H. Moreno Jr. admite que la sola mención de un banco cuando se habla de casos de peculado, corrupción y lavado de dinero es sumamente negativo. ‘Si me entero de que un banco está involucrado en actividades turbias, yo no meto mi dinero ahí', admite Moreno Jr.

El exgerente de The Chase Manhattan Bank dice que si esto está sucediendo es porque los bancos no han cumplido, se han relajado al aplicar los filtros de seguridad.

‘La primera regla es conocer a tu cliente. Eso es lo básico. Debo saber quién es, de dónde vienen sus entradas, a dónde invierte, cuán exitoso ha sido y quiénes son tus compañeros', explica Moreno Jr., para quien los bancos están cumpliendo ‘relativamente' con esto.

Dando un ejemplo, el banquero cuestiona: ‘¿Por qué David Murcia pudo abrir hasta ocho cuentas en distintos bancos? Ahí entra la corrupción'.

Con la divulgación del rol de la banca local en los escándalos del PAN, comenta Moreno Jr., se rompe un paradigma, pues, por primera vez, se señala a los implicados en lavado de activos.

‘En Panamá: condenan el delito, pero no condenan al lavador. Cuando preguntas, te dicen ‘acá en Panamá no se lava dinero' ¡Claro que no se lava dinero! No quieren que vengan a ver esta vaina y se enteren'.

EL PASADO

Cuando se le pregunta al banquero por la colocación del istmo en la lista gris del Grupo de Acción Financiera (GAFI), el banquero no se muestra sorprendido, porque, admite que ‘la banca de Panamá se fue quedando atrás para encarar los grandes problemas que se le vinieron encima. Es más, aún se le siguen viniendo encima'.

Luis H. Moreno Jr. cuenta que en 1970, al poco tiempo de establecido el Centro Bancario, la Comisión Bancaria recibió la visita de una serie de organismos de seguridad estadounidenses.

Los funcionarios extranjeros dijeron que estaban en el istmo porque sabían que ‘en Panamá había un gran lavado'.

Esta actitud, comenta Moreno Jr., no agradó a varios de los comisionados, ya que se sintieron víctimas de una ‘intrusión' en sus cuentas y en sus bancos por parte de los estadounidenses.

‘Si quieren, nos pueden traer casos específicos en los que se diga que el señor ‘equis' está acusado en una fiscalía de haber pasado mil millones de dólares en monedas provenientes del narcotráfico a través de el banco ‘ye' y el banco ‘zeta' en Panamá. Si nos dan datos específicos, entonces, sin objeciones, vamos a cooperar', comenta Moreno Jr. que les respondió.

Luis H. Moreno Jr., en este punto, hace un mea culpa , pues asegura que ahora se da cuenta de que se equivocó cuando les decía a las autoridades estadounidenses que la Comisión Bancaria Nacional solo iba a colaborar si se seguían las reglas impuestas por Panamá.

‘¡No, muy mala actitud la mía! Desde el principio debí darles toda la información que pedían. Hoy no estaríamos en ninguna lista', reconoce con pesar.

==========

DERECHO A RÉPLICA

Los bancos reaccionan

Tras la publicación de las notas tituladas ‘Los bancos, cómplices mudos en los escándalos del PAN' y ‘Casi todo el dinero del PAN terminó en la banca local', en las ediciones de ‘La Estrella de Panamá' del 12 y 13 de mayo, respectivamente, algunos bancos mencionados han solicitado el derecho a réplica.

El gerente general de La Hipotecaria, John D. Rauschkolb, envió una carta a La Estrella de Panamá en la que rechaza la vinculación de su banco con el Programa de Ayuda Nacional.

Jorge Vallarino Jr., gerente general de Global Bank indicó que la junta directiva publicada en la nota del pasado martes ‘no es correcta' y envió la lista de quienes conforman la directiva actual del banco, la cual se replica a continuación:

Luis H. Moreno Jr.

‘ Cuando preguntas, te dicen ‘en Panamá no se lava dinero'; no quieren que vengan a ver esta vaina y se enteren',

BANQUERO

==========

GLOBAL BANK

Actual junta directiva de este banco, de capital panameño

Domingo Díaz A.

Jorge E. Vallarino S.

Benedicto Wong

Bolívar Vallarino

Larry E. Maduro

Alberto Eskenazi

Ishak Bhikú

Alberto R. Dayán

Eddy René Pinilla

Alberto Alemán Zubieta

Otto O. Wolfschoon Jr.