Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Nacional

Roberto Alfaro: “El agua debe convertirse en tema de Estado”

El exministro y embajador nos habla de cómo un grupo de empresarios están intentando comprometer a las instituciones públicas y privadas

El agua es el próximo petróleo, se comenta desde hace décadas en los más encumbrados centros del poder económico del mundo.

El dato ha sido asumido como cierto por los grandes bancos y conglomerados de Wall Street —Goldman Sachs, JP Morgan, Chase, Citigroup, UBS, Deutsche Bank, Credit Suisse y HSBC —, y un grupo de familias multibillonarias, que han estado consolidando su control sobre las fuentes de agua de diversas áreas geográficas del planeta (Ver: The New ‘Water Barons': Wall Street Mega-Banks are Buying up the World's Water ).

‘Ya el agua embotellada vale más que la gasolina. Y fíjate que te digo la gasolina, ni siquiera el petróleo', asegura un apasionado Roberto Alfaro a La Estrella de Panamá en la sala de reuniones de su oficina en Calle 50.

La tendencia alcista de las inversiones en todas las industrias ligadas al agua va de la mano con el deterioro del medio ambiente y el cambio climático, explica Alfaro, sobre un tema del que se ha convertido en gran conocedor. ‘En la medida en que no se tomen las decisiones adecuadas, va a continuar haciéndose más escasa y aumentar su valor, haciéndola objetivo de los especuladores', dice.

Preocupados por esta situación y por la necesidad de proteger nuestro recurso vital, ‘imprescindible para la vida humana y para el movimiento del Canal de Panamá', un grupo de empresarios y profesionales locales está decidido a ‘convertir el agua en un tema de Estado'.

El Cicyp, una entidad sin fines de lucro que funciona como gestor de ideas y proyectos en beneficio del progreso económico y social, está organizando un foro para lanzar este tema a la agenda pública y asegurarse de que, en los años futuros, se tomen la medidas correctas para preservar este recurso.

EL PROTAGONISTA

Al asumir recientemente el cargo como presidente del capítulo panameño del Cicyp, el exministro y exembajador Roberto Alfaro aceptó el reto de llevar adelante el proyecto.

Su interés de trabajar en los temas más apremiantes le viene de cuna, con el legado de una familia de grandes personajes, hoy históricos. Sobrino nieto del expresidente Ricardo J. Alfaro. Nieto del abogado Horacio Alfaro Jované, canciller y embajador de Panamá en Washington y uno de los fundadores de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá.

Contra lo que hubieran querido sus padres, Roberto empezó su vida profesional muy joven, sin un título —dejó sus estudios universitarios de ingeniería para casarse y formar una familia—, ponchando tarjeta y vendiendo, ‘como el prototipo de buhonero', máquinas de escribir Olivetti, medicinas Pfizer, chocolates Perugina y llantas Pirelli.

Con los años, el trabajo fuerte y su trato educado y campechano le abrirían puertas y se convertiría en un respetado empresario, designado en algunas de las posiciones que desempeñara su destacado abuelo: fue ministro de Estado y embajador de Panamá ante los Estados Unidos e Italia.

‘Cuando me nombraron embajador en Washington y vi mi nombre en una placa debajo de la de mi abuelo, me emocioné mucho', recuerda Alfaro.

Haber ocupado importantes posiciones, tanto en el gobierno como en la empresa privada, le permiten hablar con autoridad cuando dice que ‘los gobiernos tienen los ojos puestos en cinco años, pero la sociedad necesita pensar a largo plazo' .

‘Los ciudadanos debemos participar en la vida pública, exigiendo que se tomen las decisiones correctas'.

En relación al proyecto de Cicyp sostuvimos una interesante conversación, reproducida a continuación.

SEÑOR ALFARO, ¿QUÉ ENFOQUE LE ESTÁN DANDO A SU TRABAJO CON EL TEMA DEL AGUA? ¿ESTÁ RELACIONADO CON EL PROYECTO DEL GOBIERNO DE LLEVAR AGUA A TODA LA POBLACIÓN?

No. Ese no es nuestro enfoque. El nuestro es mucho más amplio que el tema de la producción y distribución del agua, que es la responsabilidad del IDAAN. Lo que queremos es llamar la atención del país para que nos enfoquemos todos juntos en entender qué son las fuentes de agua, desde que nacen en las montañas, y cómo podemos conservarlas y cuidarlas. Esto involucra esfuerzos para limitar acciones que venimos realizando los seres humanos, como tirar basura en los ríos, quema de tierra, y otras prácticas dañinas.

¿QUÉ ACTIVIDADES PIENSAN EJECUTAR?

Lo primero que vamos a hacer es organizar un foro sobre el agua. Queremos que sea antes de finalizar este año, aunque todavía no tenemos fecha concreta. Va a ser un seminario para llamar la atención de las autoridades y de la población, y concienciarla.

Queremos que participen todas las instituciones del Estado y fundaciones privadas que tienen que ver con este tema: el Ministerio de Ambiente, el IDAAN, el MIDA, el Sistema Nacional de Areas Protegidas... A todas las vamos a llamar y les vamos a pedir que expongan el tema desde su perspectiva, junto con sus planes y proyectos, para que las otras instituciones se enteren, porque por lo que hemos investigado, las diversas dependencias del gobierno no se comunican entre sí.

Todos, en conjunto, debemos armar un rompecabezas y presentar una solución integral, un tema de Estado, para que los gobiernos siguientes tomen el proyecto y lo lleven adelante.

¿ES POSIBLE CONSOLIDAR UN PROYECTO DE ESTADO EN PANAMÁ? ¿HAY ANTECEDENTES?

Si. A mí me tocó participar en un proyecto y ayudar a ejecutarlo con todo éxito. Todo empezó durante los gobiernos de Guillermo Endara, en Panamá, y George Bush padre, en Estados Unidos, cuando varios gremios coincidimos en que nos convenía firmar un tratado bilateral de comercio con Estados Unidos.

La Cicyp, la Apede, el Sindicato de Industriales y la Cámara de Comercio, formamos una coalición y empezamos a negociar.

Algunos estaban pesimistas y decían que no lo íbamos a lograr porque Estados Unidos no estaría interesado en firmar un convenio de este tipo con un país tan chiquito.

Pero lo hicimos. Empezamos con un convenio marco con el presidente Bush padre. A mí me tocó firmarlo, como ministro de Comercio en aquella época.

Tras el cambio de gobierno, en 1994 continuamos trabajando con el gobierno de Pérez Balladares y la Dirección de Tratados Internacionales.

Lo mismo se fue haciendo año tras año, durante cuatro administraciones. Con cada cambio de gobierno, nos acercábamos a las nuevas autoridades para ponerlas al día de lo que se había alcanzado durante el gobierno anterior. Y manteníamos la presión. El tratado, finalmente, se aprobó el 31 de octubre de 2012, bajo el nombre de Tratado de Promoción Comercial (TPC) entre la República de Panamá y los Estados Unidos de América.

Lo mismo se pretende hacer con el tema del agua, y estoy seguro de que tendremos éxito.

¿CUÁL ES LA ENSEÑANZA DE TODO ESTO?

El país enfrenta grandes retos. Pero no los podemos resolver aislados. Podría comparar la situación con la historia de la Torre de Babel. Queremos construir una torre, pero si no nos comunicamos, el proyecto fracasa y se cae, como narra la Biblia... muchos ciudadanos, organizaciones, gremios, tenemos las mismas aspiraciones y metas, pero debemos comunicarnos entre nosotros y empujar a los gobiernos para que se conviertan en temas de Estado y se mantenga el enfoque y esfuerzo, gobierno tras gobierno.

==========

‘ La sociedad civil debe asumir un rol activo para lograr que la Corte Suprema de Justicia, la Asamblea y todo el gobierno, hagan lo que tienen que hacer. Los gremios estamos participando cada vez más fuerte, en un intento por adecentar el país'.

==========

UNA CARRERA DE ALTOS VUELOS

Empezó a trabajar muy joven como vendedor de máquinas de escribir.

Roberto Alfaro Estripeaut

Nació el 16 de diciembre de 1943.

Posición actual : Presidente de la junta directiva del grupo Nase

Ha recibido las siguientes condecoraciones: Orden Cavalieri Di Gran Croce de la República de Italia, Orden Manuel Amador Guerrero de Panamá, Orden de Caballero de la Soberana Orden Militar de Rodas y Malta, la Medalla Pontificia Juan Pablo II, Medalla Pedro Boyd Galindo de la Apede

Posiciones destacadas: Ministro de Comercio (1989-1994), Embajador en Italia, Malta y Estados Unidos