Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Nacional

¿La corrupción, con buena salud?

No obstante la reiterada promesa de auditorías forenses aún ni siquiera se ha publicado un informe preliminar de la Ciudad Hospitalaria

¿La corrupción, con buena salud?
Las autoridades dialogan para unificar las atenciones del Minsa y la CSS.

La corrupción, en cualquiera de sus formas, es un hecho vergonzoso, pero en salud se convierte en un crimen de lesa humanidad, porque estas instituciones están para salvaguardar la vida y la salud. No obstante la reiterada promesa de auditorías forenses aún ni siquiera se ha publicado un informe preliminar de la Ciudad Hospitalaria.

El manejo de los desechos sólidos hospitalarios exige racionalidad para proteger los recursos de la institución; los conflictos de intereses son inadmisibles. Separar al subdirector general, supuesto implicado, no resolvería el problema, la incompetencia y la inmoralidad exigen una auditoría forense integral, administrativa, financiera y de prestaciones médicas; el doctor Javier Díaz y Guillermo Sáez Llorens deben responder por las muertes asociadas a la KPC y las muertes neonatales.

La Junta Directiva debería saber qué asesor legal levantó, mediante criterio, la restricción de entregar el veneno (dietilenglicol) por carecer de licencia de operación, a la empresa que lo suministrara.

Es inconcebible que las autoridades recurran a las mismas maniobras ‘legales' que utilizaban los cleptócratas del pasado inmediato para tratar de encubrir la corrupción.

Nada podría justificar que estos gravísimos delitos y otros tantos por revelar sean cubiertos con el manto de la impunidad.