Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Nacional

Los quirófanos del Complejo de la CSS, en agonía crónica

A mediados de abril, los directivos de la Caja informaron que la institución estaba lista para reanudar las cirugías cardiovasculares

En el piso de cardiología del Complejo Hospitalario Metropolitano Dr. Arnulfo Arias de la Caja de Seguro Social (CSS) han muerto 21 personas en los últimos dos meses, aseguran fuentes médicas.

Todos estos pacientes requerían cirugías de corazón abierto, un procedimiento que no pudo realizarse por la falta de quirófanos en el hospital de referencia de la Caja.

De acuerdo con el director de la CSS, Estivenson Girón, actualmente hay cerca de 250 pacientes que esperan su turno para ser operados.

Se trata de una crisis que fue abordada el viernes pasado, en una reunión entre Girón, el presidente Juan Carlos Varela, Luis Mendieta, director médico del Complejo Hospitalario Metropolitano, y Federico Humbert, contralor general de la República.

El Complejo Hospitalario de la CSS cuenta con 22 quirófanos. Sin embargo, solo dos de ellos están adecuados para las cirugías cardiovasculares. Estos dos atienden semanalmente entre 10 y 12 pacientes, cifra que, en promedio, no logra suplir la demanda de pacientes que requieren de la intervención quirúrgica.

Para empeorar la situación, dice Girón, cada mes se suman 20 nuevos pacientes a la lista de espera.

SALIDA DE LA CRISIS

Una alternativa al problema fue propuesta por el presidente Varela en la reunión sostenida la semana pasada en los despachos administrativos del complejo médico.

Durante el encuentro, se acordó externalizar el servicio de cirugía en cuatro hospitales particulares, a razón de 70 pacientes por nosocomio.

La decisión se tomó pese a que la Ley 51 Orgánica de la institución prohíbe contratar estos servicios a menos que la CSS no pueda prestarlos. En estos casos, se puede contratar a un suplidor externo solamente por un tiempo definido, hasta que la CSS esté en condiciones de hacerlo.

Aun así, las últimas administraciones han externalizado varios servicios, desde la limpieza de los pisos, hasta los tratamientos de hemodiálisis de manera prolongada, contradiciendo así la norma regulatoria.

Y en el caso de la actual administración, este no es el primer intento de externalizar el servicio de cirugías.

PRIMEROS ALQUILERES

En enero de este año, la CSS ya había rentado quirófanos en los mismos cuatro hospitales particulares de la región metropolitana.

Con un presupuesto de $1.2 millones, entre enero y abril de este año se realizaron 30 cirugías.

Pero eso fue antes de que la Contraloría llamara la atención: se había sobrepasado el límite de externalización que permite la Ley 51.

En abril de este año, el director de prestaciones médicas de la CSS, Jaime Alemán, indicó a La Estrella de Panamá que la situación estaba ‘controlada' y que no sería necesario externalizar nuevamente el servicio. Ya habían sido reparados los 22 quirófanos con los que cuenta el Complejo Hospitalario Metropolitano.

Sin embargo, 60 días después se volvió al punto original.

La decisión anunciada por el mandatario debe ser aprobada por los miembros de la Junta Directiva de la CSS.

==========

LA SOLUCIÓN FALLIDA

El plan de reducción de mora contempló las cirugías cardiacas

20 DE ENERO

La CSS anuncia que externalizará el servicio de cirugía cardiovascular. El presupuesto es de $1.5 millones para 50 cirugías.

10 DE FEBRERO

CSS suspende las cirugías en los hospitales privados al no haberse aplicado los protocolos requeridos por Contraloría.

18 DE DICEMBRE

Jaime Alemán, director ejecutivo nacional de Prestaciones Médicas, alega tener ‘‘controlada” la mora cardiovascular.