Temas Especiales

09 de May de 2021

Nacional

SMV proteje información requerida en el extranjero

A través de una consulta pública la institución busca adoptar un último paso para cambiar el estatus de Panamá

SMV proteje información requerida en el extranjero
La SMV, dispuesta a incluir al país en el organismo internacional de reguladores.

Panamá está a punto de abandonar la incómoda posición de espectador en la Comisión Internacional de Comisiones de Valores (Iosco, por sus siglas en inglés).

Uno de los requisitos previos a este paso sería la adopción de un acuerdo, sometido a consulta pública por la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV), para asegurar la confidencialidad de cualquier solicitud efectuada por los reguladores internacionales.

Este es el punto más importante de los seis artículos incluidos en el acuerdo. El resto se ocupa de temas generales de negocios, sin dejar al descubierto secretos comerciales.

Carlos Barsallo, exsuperintendente de la SMV, explicó que anteriormente existía ‘un choque frontal entre lo que el regulador internacional solicitaba y las normas del secreto bancario y confidencialidad nacionales'.

La recién aprobada Ley 23, que dicta las medidas contra el blanqueo de capitales, modificó tres artículos concernientes al sector de valores. Los cambios facultan a la SMV a hacer consultas de casos particulares a la Superintendencia de Bancos, que esta entidad tramita con el banco, para luego pasarla a la SMV, que, finalmente la remite al regulador extranjero que la ha requerido.

Con la modificación a la Ley 23, los bancos no podrán negar información, lo que ocurría en el pasado, cuando prevalecía el secreto bancario.

Estas restricciones hicieron imposible que en su momento se conociera la procedencia de los dineros que saldaron el hueco financiero de Financial Pacific.

Iosco, el organismo internacional que reúne a los reguladores de valores del mundo, es reconocido como el pionero de la norma mundial para el sector de valores.

Iosco desarrolla, implementa y promueve la adhesión a las normas internacionales que regulan los valores.

Por el momento, Panamá forma parte de la organización, pero sin derecho a voto ni participación en los comités de trabajo, lo que limita al país a un perfil de espectador.

Recientemente, Marelissa Quintero, superintendente del Mercado de Valores, puso en conocimiento de sus pares en Estados Unidos y Canadá los hallazgos e irregularidades de Financial Pacific y la compra y venta de acciones de la minera Petaquilla, a través de la cuenta de un cliente de la casa de valores.

Como en el caso anterior mencionado, es factible tramitar las solicitudes internacionales; sin embargo, todo se basa en la reciprocidad. Hasta ahora, Panamá da muy poco o nada a sus pares, y estos responden igual. Como es lógico, un país no brinda más de lo que recibe.

Este tipo de consultas siempre tiene que ver con casos particulares o con alguna investigación que tenga conexión con Panamá. ‘En la mayoría de los casos sucede que los fraudes internacionales terminan en cuentas depositadas en bancos panameños o en sociedades panameñas', indicó Barsallo.

Sin embargo, como recuerda el especialista en el tema, ‘Panamá nunca se ha caracterizado por ser aguerrida en sus consultas; deja que las cosas pasen. El istmo puede pedir a Estados Unidos cualquier información aunque no tenga firmado el Memorando con Iosco'.

El siguiente paso para hacer efectivas las consultas multilaterales entre la SMV y sus pares consiste en una visita de los representantes de Iosco a Panamá para evaluar los cambios. ‘Luego habrá pedidos y tendremos que demostrar que las cosas funcionan. Las estadísticas no nos favorecen: en una ocasión se hicieron 15 solicitudes y 14 de las que respondió Panamá no funcionaban', apuntó Barsallo.

En la práctica debería ser un mecanismo más ágil que el que tenemos actualmente. Panamá retrocedió en este aspecto ‘hace un año, por no cumplir lo que prometió al organismo', manifestó Maruquel Pabón, abogada y excomisionada de valores.

Pabón explicó que había avances, ‘pero en los últimos años Iosco se quejó de que Panamá no tenía uno de los principios esenciales, que es el intercambio de información entre reguladores. Cuando lo pidió Iosco, los que brincaron fueron los bancos'.

La implementación no será fácil, pero el Acuerdo ‘crea el mecanismo para que los jugadores lo hagan de una manera más suave', aseguró la abogada Pabón.

==========

carlos Barsallo

‘ En la mayoría de los casos, los fraudes internacionales terminan en bancos panameños o sociedades anónimas',

EXSUPERINTENDENTE DEL MERCADO DE VALORES

==========

PUNTO CLAVE A CONSULTA

  • La información deberá mantenerse bajo reserva por la ley de la SMV
  • Todo requerimiento, consulta, información o documentación, ya sea obtenida o suministrada por la SMV, de parte de autoridades locales o entes supervisores extranjeros del mercado de valores, deberá permanecer confidencial.