Temas Especiales

25 de Oct de 2020

Nacional

Gaby Btesh, el fantasma detrás de los negocios con el Estado

Al empresario, a quien se le atribuye haber sido favorecido con millonarias concesiones, se le ha mencionado en varios casos de corrupción

‘Gaby' es un experimentado empresario de 46 años cuya astucia e inteligencia le han permitido conectarse con los círculos políticos más poderosos y hacer millonarios negocios.

Gabriel Btesh heredó de su padre, Jack Btesh, la visión empresarial que ha caracterizado a toda su familia desde que llegaron al istmo a finales de los años 50 para dar vida a una de las tiendas de modas más reconocidas de la última época, Ben Betesh.

Pero Gaby, como lo conocen sus amigos, superó con creces las expectativas familiares.

Considerado uno de los magnates de la crema y nata empresarial, Btesh acumula una fortuna multimillonaria y un emporio empresarial con diversas actividades, pero hay quienes aseguran que no puede demostrar su procedencia.

Es empresario de bienes raíces, negocio en el que incursionó a finales de los 90, cuando participó en la construcción del Centro Comercial Los Pueblos.

Para entonces, el empresario de origen hebreo soñaba con crecer en la industria inmobiliaria. ‘La costa es nuestro siguiente proyecto. En los próximos años se convertirán en ciudades, con viviendas', dijo en una entrevista que le concedió a World Investment News, en 2005.

La inmobiliaria que fundó con el exvicepresidente Felipe Alejandro Virzi, que hoy está acusado por presuntos delitos contra la administración pública y blanqueo de capitales, ha sido su negocio emblemático.

Pero, sus intereses se enfocaron hacia otros nichos de negocios. Ha inscrito más de 150 sociedades, según registro que reposa en los anales públicos, y en menos de medio siglo de vida ha incursionado en un sin número de negocios que van desde la construcción de hidroeléctricas e inmobiliarias hasta empresas de exportación agropecuaria.

Ha hecho negocios con prominentes empresarios como Mayor Alfredo Alemán Chiari, aunque los nombres de sus socios más comunes, recurrentes en las sociedades en las que aparece como titular, son Felipe Virzi, Ricardo Calvo, Elvira María Virzi .

Su reputación alcanza, así mismo, la esfera política, sin exclusividad partidista.

EL BRAZO DEL PODER

Es precisamente Virzi, con quien comparte cargos directivos en muchas de sus sociedades, quien le inicia en los círculos del poder político del país.

De Gaby se sabe que fue uno de los benefactores de la campaña de Ernesto ‘El Toro' Pérez Balladares, que ganó las elecciones para gobernar entre 1994 y 1999. En su gestión lo acompañaría en la vicepresidencia el socio y amigo de Btesh, Felipe Virzi.

Es precisamente durante esta administración de gobierno que nacen tres de sus empresas (Inversiones Inmobiliaria del Istmo S.A., Consorcio Hidroeléctrico Tabasará, S.A. —hoy Barro Blanco—, y Pavilion Financial Company Inc.).

El empresario se convirtió en ‘la sombra' del entonces segundo vicepresidente de la República, hoy conocido como el ‘Tío Pipo'. Era su ‘guardaespaldas' en las reuniones políticas.

En varias ocasiones asistió a importantes reuniones en su representación. Es así como se empieza a dar a conocer entre los miembros del Partido Revolucionario Democrático.

En 1999, en plena campaña electoral, se convierte en parte del equipo económico del entonces candidato del PRD, Martín Torrijos Espino.

Ese año, el partido torrijista perdió las elecciones frente a Mireya Moscoso (1999-2004).

Su estrecha relación con los Torrijos no le impide acercarse a la panameñista.

Fue el gobierno de la viuda de Arnulfo Arias el que le otorgó una concesión para la construcción del proyecto hidroeléctrico Tabasará I en las provincias de Chiriquí y Veraguas. La directiva de este consorcio hidroeléctrico la compartió con Virzi.

FLORECEN MÁS NEGOCIOS

En 2004, Btesh vuelve a apoyar a su amigo Martín Torrijos como uno de los coordinadores de las donaciones de campaña, en esa ocasión, alcanzando el triunfo que hizo crecer su buena racha.

De la época de Martín Torrijos (2004 - 2009) se conoce que ‘en su oficina tenía fotos de la familia del entonces presidente', dijo a este diario un excontralor de la República. Incluso se ha comentado que se le había asignado seguridad institucional. De lo que no existe duda es de que Btesh tenía la bendición de Torrijos.

En junio de 2007, compra una finca de 54 hectáreas en Río Hato a la Universidad de Panamá, a través de una transacción entre Fursys, S.A. —empresa que surtía de mobiliario de oficina al gobierno y que pertenece a Mike Btesh— y la recién creada Agro Playa Blanca Turística.

En esta época los negocios del empresario florecían como las veraneras en la estación seca.

LA ÉPOCA DORADA

El final del periodo de Torrijos se acercaba, pero llegaba la época dorada de los negocios de Btesh con el Estado panameño .

Gaby tuvo los suficientes tentáculos para mantener sus vínculos con el máximo poder político del país. Todo apunta a que fue otra vez su antiguo socio Felipe Virzi quien le acercó a Ricardo Martinelli, presidente entre 2009 y 2014.

A inicios del periodo de Martinelli, Btesh fue acusado por Mitchell Doens de intentar sobornarlo y de ser puente con el máximo dirigente de Cambio Democrático. Todo a cambio de cesar los ataques y cuestionamientos a la gestión Martinelli.

Entre los miembros del círculo empresarial cercano al gobernante era un estratega.

‘El arquitecto de los negocios que realiza el Ejecutivo con un selecto grupo de empresarios' fue como lo llamó el hoy presidente Juan Carlos Varela, cuando aún era candidato y denunciaba irregularidades en el gobierno del que formó parte con Martinelli.

SIN HUELLAS

Durante la pasada administración, Gaby logró obtener millonarias concesiones, pero, esta vez, cuidando el rastro. Sólo fue posible relacionarlo con algunos de los jugosos negocios que concretó en el pasado periodo presidencial mediante minuciosas investigaciones, como la que se hizo con el escandaloso caso del terreno que vendió al ‘florista de Paitilla'.

César Segura, que vendía flores en Paitilla, recibió del gobierno de Martinelli un terreno de 5,700 metros cuadrados valorado en $11 millones que luego cedió al grupo Btesh &Virzi por $1.9 millones. Él mismo denunció la trama porque no recibió su parte del acuerdo.

Pero este no sería el único escándalo en que se mencionaría el nombre de Gabriel Btesh. El 27 de febrero de 2011, la entonces contralora, Gioconda de Bianchini, refrendó un contrato de concesión otorgado de forma directa por la directiva de Tocumen, S.A. a la sociedad Oasis Global Group S.A., una concesión por 10 años con un canon de arrendamiento de $1.1 millones para explotar tiendas de conveniencia en el aeropuerto de Tocumen

Una miembro de la directiva de esta sociedad formó parte de otras empresas con la inmobiliaria de Btesh y Virzi, se trata de Ailedsabel González.

A Btesh también se le vincula con una concesión por 20 años para administrar los estacionamientos de la principal terminal aérea del país.

La sociedad Republic Parking, S.A. recibió un ‘contrato directo' para explotar este negocio por sólo $500 mil anuales cuando generó alrededor de $3 millones en el mismo periodo.

TOCUMEN

La administración de Tocumen también benefició con una concesión por 20 años a la sociedad Grand Bell, para construir galeras para los duty free por $3.3 millones. Esa sociedad fue creada en abril de 2008 y tiene como suscriptora a la abogada Ailedsabel González.

Otras concesiones que desde hace años mantuvieron parientes del empresario en el aeropuerto eran Inversiones Gabyn S.A. y Tequendama S.A.

A Btesh y a Virzi también se les ha vinculado con la concesión por 20 años a Vertikal Corporation Inc. para el suministro de combustible al aeropuerto.

El representante legal de la empresa es Lucas De León, un empleado de la división de proyectos de Btesh & Virzi.

Con el actual gobierno, Btesh no ha tenido tanta suerte y ya ha sido mencionado en distintas investigaciones que adelanta el Ministerio Público por delitos contra la administración.

Por lo menos dos empresas de su entorno fueron beneficiadas con millonarios contratos del cuestionado PAN.

Btesh recibió, además, $360 mil del dinero que, según el propio Virzi, se repartió de su ‘comisión' de $5 millones por gestionar un contrato con Hidalgo e Hidalgo, empresa que se ganó el fallido proyecto de riego en Tonosí.

Btesh también recibió dinero que provenía de las cuestionadas comisiones que se ganó la empresa Cobranzas del Istmo.

Hoy, el paradero de Gabriel Btesh es desconocido, aunque se especula que está en Israel. No lo han llamado a indagatoria por ninguno de los casos en los que se le ha mencionado.

Los que lo conocen lo definen como ‘un hombre astuto' que jamás repite equipo, para evitar que conozcan más a fondo sus actividades. ‘Siempre cambia sus jugadores. Nunca mantiene a los mismos colaboradores', dijo un economista que trabajó para él.

Hay quienes lo definen como un hombre jovial y hasta amable. Él se considera ‘perseverante', otros lo llaman ‘escurridizo'.

Encontrar registros suyos es una odisea. No existen fotos ni apariciones sociales o declaraciones. Pero su presencia es constante en los ámbitos empresariales y políticos desde hace 20 años, igual que ‘el hijo de casa de fuego', significado de Ben Betesh.