Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Nacional

El diálogo vuelve a un “punto muerto”

El Ejecutivo dice que no recibió la propuesta de los indígenas en tanto los originarios alegan que se quedaron esperando al presidente

El diálogo vuelve a un “punto muerto”
Los indígenas se reunieron ayer para acordar nuevas medidas de protesta.

La reanudación del conversatorio entre el presidente de la República, Juan Carlos Varela, y los indígenas Ngäbe-Buglé, afectados por la hidroeléctrica Barro Blanco y que era contemplada para ayer jueves, no fue posible, ante las diferencias entre ambas partes.

El Ejecutivo informó desde muy temprano en la mañana que estaba a la espera de que la Comisión de los Indígenas oficializara su posición en cuanto a la propuesta de metodología de discusión planteada en la última reunión.

No se recibió la propuesta, por lo que no se concretó el encuentro.

El Órgano Ejecutivo advirtió ayer su posición de que se concluya la obra, al tiempo que manifestó que van a tomar la s medidas necesarias para garantizar la protección de todas las personas que residan en el área.

Mientras, los dirigentes del movimiento indígena M-10 estuvieron reunidos ayer en ciudad de Panamá con los abogados Miguel Antonio Bernal, Donaldo Sousa y Luis Shirly, para abordar el tema relacionado con el futuro de la mesa de negociación.

Ricardo Miranda, del M-10, señaló que de darse un nuevo acercamiento con el presidente Varela ‘sería un conversatorio directo, sin necesidad de una mesa ampliada'.

‘La comisión indígena esperará al presidente hoy, ocho días después, como se quedó establecido en la pasada mesa de diálogo', señaló Miranda.

Mientras, el M-22 —el otro grupo indígena— insiste en que mantendrán cerrado el acceso a Barro Blanco como medida de presión para que se resuelva el problema.

Los indígenas mantienen bloqueado el acceso a las oficinas administrativas y al proyecto desde hace un mes, situación que no ha permitido a la empresa continuar la obra, que ya se encuentra en un 95%.

Las lluvias se mantienen como una amenaza latente que podría afectar el talud izquierdo de la obra, lo cual podría poner en riesgo a toda la población del área.

Mientras esto ocurre, el futuro del proyecto hidroeléctrico sigue en un dilema para todos los involucrados en este conflicto.

==========

‘Los indígenas se quedaron esperando al presidente Juan Carlos Varela'.

RICARDO MIRANDA

DIRIGENTE DE LOS GRUPOS INDÍGENAS