26 de Feb de 2020

Nacional

Motta: La mano que mece la cuna

Stanley Motta no solo fue el mayor donante de campaña del hoy presidente Juan Carlos Varela, también ha colocado a varios de sus exempleados

‘Las donaciones se hacen apostando al amigo o al copartidario, para que después le hagan favores', declaró el diputado Elías Castillo a La Estrella de Panamá en una entrevista realizada el 18 de mayo del 2014, tan solo días después de las elecciones generales.

Opiniones como la de Castillo avivan los comentarios de quienes dicen que, cuando un candidato llega al poder, son sus contribuyentes de campaña los que gobiernan.

Por ejemplo, el dirigente Mauro Zúñiga opina que ‘Stanley Motta es quien gobierna el país. Todo el mundo lo sabe, al punto que ya hay quienes dicen que somos Panamotta y no Panamá'.

SOSPECHAS

Stanley Motta, presidente del Grupo Motta Internacional, fue el mayor donante de la campaña del hoy presidente Juan Carlos Varela.

La colaboración del magnate en la campaña del panameñista ha sido criticada y sacada a relucir cada vez que alguna empresa del Grupo Motta Internacional o algún miembro de esta familia se gana alguna licitación o proyecto gubernamental.

En lo que va de gobierno, varias empresas vinculadas al Grupo Motta o familiares del empresario han hecho negocios con la actual administración.

Por ejemplo, Global Brands le vendió agua embotellada al Programa de Ayuda Nacional cuando el agua del río La Villa dejó de ser potable por niveles altos de atrazina.

Otro caso es el pago de $49 millones a la empresa Mibus por la compra del sistema metrobús. Una de las compañías accionistas de Mi Bus era Felgate Enterprises, que preside Guillermo Henne Motta.

Recientemente, la empresa Gas Natural Atlántico —una sociedad entre la estadounidense AES y el Grupo Motta— se ganó una licitación para el suministro de energía.

JEFE EN COMÚN

Otro elemento que genera desconfianza es el vínculo de algunos funcionarios de la actual administración con Stanley Motta.

Hay varios miembros del gobierno que, en algún momento de su carrera, trabajaron para el Grupo Motta o son parientes o socios de miembros de esta familia.

Dulcidio De La Guardia, ministro de Economía y Finanzas, fue vicepresidente del extinto Banco Continental, propiedad de los Motta.

Francisco Sierra, ministro consejero, encabezó la comisión que negoció la venta del sistema metrobús con MiBus. Sierra fue vicepresidente ejecutivo de Finanzas del Banco General, del cual son copropietarios los Motta.

Y así como estos, hay otros casos más (ver infografía) .

El economista Juan Jované comenta que estos nexos ‘permiten diversas interpretaciones', tanto buenas como malas, ya que habrá quien considerará que ‘esa vinculación podría implicar intereses comunes' entre el funcionario y su anterior empleador.

Bien sea solo un temor infundado o haya motivos reales para sospechar de conflicto de intereses, para Jované este tipo de conexiones ‘son peligrosas'.

LA PERCEPCIÓN

Justamente, el panameñista José Isabel Blandón se refiere al tema en una entrevista que publica hoy El Siglo :

—Si le digo PanaMotta, ¿en qué piensa?— se le pregunta al alcalde.

—(Risas) La familia Motta es una familia muy grande e importante del país, pero que, como cualquier otra, debe cumplir con las normas. No siento que deba haber beneficios para ninguna familia en particular—.

—¿Y los está habiendo?

—No lo veo así, pero creo que, más allá de las realidades, la percepción es importante.

Para acabar con impresiones como estas, hay sectores que piden más transparencia en el tema de los donantes durante las campañas.

‘Inmediatamente un candidato reciba una donación, la sociedad debe enterarse de quién es el donante y cuánto entregó a esa campaña', opina Alvin Weeden, excandidato a diputado en las pasadas elecciones.

‘La donación se debe reportar antes de las elecciones y no después, porque si no ya no sirve de nada', considera Weeden.

Otros, en cambio, piden que sea el Estado quien financie las campañas políticas. ‘Evitaríamos que ‘empresaurios' entren a la política para hacer negocios con el gobierno', aseguraba el panameñista Herbert Young, representante del Partido Panameñista en la Comisión Nacional de Reformas Electorales.

==========

PERFIL

¿Quién es Stanley Motta Cunningham?

Presidente del Grupo Motta Internacional, este empresario es considerado por la revista Forbes como el hombre más acaudalado de Centroamérica con una fortuna de $2,500 millones.

Por tradición, el negocio familiar de los Motta han sido las tiendas duty free (libres de impuestos, en castellano); sin embargo, Motta Cunningham también se ha diversificado en otros sectores, como los medios de transporte (la aerolínea Copa, la cual factura $5 mil millones anuales, según Forbes), el sector portuario y la logística (Manzanillo International Terminal —el puerto más grande de Centroamérica, del cual poseen el 40%— y Express Distributors), los seguros (ASSA Internacional de Seguros), la banca (Banco General, el primer banco privado de capital panameño), los licores (Global Brands) y los medios de comunicación (Televisora Nacional, TVN), por mencionar algunos.

Fue presidente de Telecarrier —adquirida después por Cableonda—, y ha invertido en centros comerciales y en el sector inmobiliario.

Aunque no se ha especificado el monto, se conoce que fue el principal donante de campaña de Juan Carlos Varela, quien invirtió $15 millones en propaganda.