Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Nacional

“El problema no fue MiBus, sino la falta de supervisión del gobierno”

Luis Campana, ingeniero de transporte, advierte que la compra de la concesionaria MiBus no es la solución a los problemas del transporte público

“El problema no fue MiBus, sino la falta de supervisión del gobierno”
Necesitamos elevar el uso del transporte público a un 65%, recomendó el ingeniero Luis Campana.

En Chile lo llaman taco; en Colombia, trancón; tapón en República Dominicana; atasco en España; atrancazón o trabadera en Guatemala. En Honduras, simplemente tráfico.

Resulta difícil encontrar una ciudad del mundo que no tenga una palabra idiosincrásica para referirse a este fenómeno que ensombrece las ventajas de la vida en la ciudad.

Pérdida de tiempo y su equivalente en dinero, contaminación, contribución al calentamiento global, frustración, estrés, daños a la salud mental, conflictos interpersonales... deterioro de la calidad de vida en general.

Panamá, con un área metropolitana (desde Capira hasta Pacora), de 1.77 millones de habitantes, difícilmente podría tener un tránsito vehicular fluido.

A esta suma importante de habitantes habría que añadir los diez años de crecimiento económico espectacular que han elevado el parque vehicular de la urbe a 600 mil vehículos registrados.

No obstante, en opinión de Luis Campana, ingeniero especialista en tránsito, los niveles de congestión que se experimentan hoy en día en esta zona son desproporcionados.

Esto se debe a que ‘Panamá tardó mucho tiempo en tomar una decisión sobre el transporte masivo', sostiene Campana, recordando que desde 1999 se empezó a hablar de este tema, sin que en los diez años posteriores se tomara una decisión.

‘Requirió un acto de voluntad política de parte del expresidente Ricardo Martinelli. Y lo importante es que se hizo', opina el ingeniero.

Campana, graduado con una maestría de transporte en la Universidad de Texas, y con 15 años de experiencia en estudios de sistemas de transporte e infraestructura, se reunió con La Estrella de Panamá para evaluar los problemas de tránsito de la ciudad.

¿QUÉ PODRÍA DECIR SOBRE LAS GRANDES INVERSIONES VIALES DE LA ADMINISTRACIÓN PASADA, EL METRO O LA CINTA COSTERA 3? ¿HAN SIDO POSITIVAS?

Cuando se tomó la decisión de construir el metro, mis colegas sostenían que solo iba a tener pasajeros en las horas pico. En realidad, el cálculo fue que lo usarían solo unos 200 mil pasajeros diarios, pero las últimas cifras indican que son 250 mil. Eso significa que el sistema ha sido aceptado enormemente. El problema es la falta de resultados del metrobús.

¿Y LA CINTA COSTERA, FUE UNA DECISIÓN ACERTADA?

Este es un proyecto con un componente turístico importante, con sus parques, el estadio... desde el punto de vista vial, su mayor impacto va a sentirse al recibir el flujo vehicular de un segundo puente sobre el Canal.

EN SU OPINIÓN, ¿POR QUÉ NO FUNCIONÓ EL SISTEMA METROBÚS?

El mayor problema fue la participación del gobierno, que no le dio suficiente importancia al aspecto institucional, imprescindible para la efectividad del sistema. El gobierno debió convertirse en una contraparte fuerte del concesionario, y encargarse de monitorear y asegurarse de que los buses salieran a tiempo, que cubrieran las rutas establecidas. También debió atender cuáles eran los problemas de la empresa y tratar de ayudarla. MiBus adujo que el congestionamiento vehicular era más grave de lo que se había pronosticado y que nunca se les llegó a asignar los carriles exclusivos que contemplaba el contrato. El gobierno debió sentarse con ellos y hacer los ajustes, tomar decisiones, apoyar cuando fuera justo. Si el gobierno no ejerce este papel, el concesionario se va a sentar y va a decir ‘no puedo', que fue lo que pasó. Lo mismo sucederá con la nueva empresa si el gobierno no reconoce el papel que debe jugar.

EN LA CALLE SE HABLA MUCHO DE QUE NO SE HAN CONSTRUIDO CALLES NUEVAS DESDE LA RICARDO J. ALFARO. ¿CREE USTED QUE EN ADICIÓN A ESTOS PROYECTOS HABRÍA QUE TOMAR ALGUNA MEDIDA VALIENTE Y POLÍTICAMENTE COSTOSA PARA RESOLVER EL PROBLEMA DE LA CONGESTIÓN VEHICULAR?

Seguir construyendo calles resulta más difícil en el centro, donde los lotes están ocupados, pero se puede continuar con el programa de puentes y pasos elevados, y, sobre todo, incentivar el uso del transporte público, que resulta mucho más eficiente que el uso del automóvil.

En este sentido, me gustaría citar un estudio del Metro de Panamá para la línea 1, que encontró que en las áreas de Panamá este y norte, la relación de uso de transporte público y automóvil es del 50% /50%. Cuando llegamos a Panamá Oeste, la relación se sube a 70%/30% . Si en promedio pudiéramos alzar la participación del transporte público a un 65% para el área metropolitana, sería ideal.

¿CÓMO SE LOGRA ESTO?

Habría que empezar por tener un sistema de transporte público que la gente quiera usar, limpio, cuidado, eficiente. Con ello se ayudaría a promover el cambio cultural necesario, que es el motivar a la gente que tiene el poder adquisitivo para comprar un carro a usar el transporte público.

Para todo esto, insisto, el ingrediente clave es que el gobierno reconozca que tiene que darle importancia a su papel institucional, contratar funcionarios técnicos, y entrenarlos. Me refiero a ingenieros, arquitectos, economistas, que puedan darle seguimiento a los planes e implementarlos.

El gobierno tiene que ir por delante, de forma ordenada y planificada. Los gobiernos se vuelcan a hacer obras porque son lo visible de su gobierno, pero no pueden hacerlas de forma improvisada, necesita hacer planes de mediano y largo alcance, consensuados, analizados y después implementarlos con ganas y con dinero.

Me han comunicado que actualmente el Metro de Panamá está supervisando la ejecución de un plan general de movilidad urbana. Es un plan integral que contempla todos los esquemas de transporte público y el aspecto de manejo interinstitucional. En la medida que el gobierno reconozca el valor de un estudio como ese y se organicen en torno a él las entidades como el Ministerio de Vivienda, que es el ente rector del desarrollo urbano, el Ministerio de Obras Públicas, la ATTT, entonces podemos empezar a resolver los problemas .

==========

‘Un transporte público eficiente, cómodo y limpio, ayudará a promover el cambio cultural que necesitamos: que los ciudadanos que tienen automóvil quieran y prefieran usar el transporte público'.

==========

PARA MEJORAR EL FLUJO VEHICULAR

Propuestas sencillas para el descongestionamiento de vehículos en la ciudad.

1. Fortalecimiento institucional

2. Fomentar la construcción de estacionamiento en las zonas céntricas. Esta medida deber ir acompañada de prohibición estricta de estacionarse en las calles.

3. Mejorar las infraestructuras: la rodadura de la calle y el drenaje: los huecos y las inundaciones reducen la velocidad de los vehículos.

4. Mejorar la señalización para evitar accidentes.

5. Preparar adecuadamente a los funcionarios y policías de tránsito para que ayuden a fomentar el flujo vehicular y no a detenerlo.

6. Mantener el transporte público limpio, eficiente y ordenado para fomentar su uso.

7. Continuar con los proyectos como líneas 2 y 3 del metro, el cuarto puente sobre el Canal, la extensión del Corredor Norte y la ampliación del Corredor Sur.

8. Fortalecer las vías transversales, como la vía Brasil, 12 de Octubre y Ernesto T. Lefevre.

==========

ING. LUIS R. CAMPANA

Consultor de diseño vial para la confección de planos

Ocupación: Presidente de Cotrans

Estudios: Ingeniería Civil y Maestría en Transporte de la Universidad de Texas

Resumen de carrera: Cuenta con 15 años de experiencia en gerencia y ejecución de estudios relacionados con la planificación y diseño de sistemas de transporte e infraestructura a nivel local e internacional. Especialista en el manejo de programas para la simulación y análisis de operaciones de tránsito como Tsis /Corsim, Passer y HCS. Realizó en Fort Worth, Texas, una de las primeras pruebas de modelo integrado de simulación de autopistas y arterias del Departamento de Carreteras de Estados Unidos (Corsim).