24 de Feb de 2020

Nacional

La “Casa de Méndez Pereira”, entre críticas y falta de fondos

La institución ha formado al 80% de los profesionales del país. Para el año 2016 cuenta con un presupuesto de $230 millones

La “Casa de Méndez Pereira”, entre críticas y falta de fondos
La “Casa de Méndez Pereira”, entre críticas y falta de fondos

En su primer día de clases, el 7 de octubre de 1935, fecha de su fundación, la Universidad de Panamá (UP) tenía una matrícula de 175 estudiantes. Ochenta años después, atiende a 57,912 personas.

A lo largo de estas ocho décadas, la universidad ha formado a más de 270 mil profesionales, el 80% de la fuerza profesional de la República de Panamá.

La actual administración, encabezada por el rector Gustavo García de Paredes, ha impulsado la creación de nuevas carreras y facultades, que ya suman 19.

La Facultad de Psicología; Informática, Electrónica y Comunicación y la de Ingeniería son las más nuevas para aumentar la oferta académica. La Facultad de Turismo está en evaluación.

Pese a las críticas por la constante falta de fondos, la UP maneja uno de los más altos presupuestos entre las cinco casas superiores estatales: en 2014 fue de $184 millones; en 2015, $209.3 millones y el aprobado para el otro año es de $230 millones.

No obstante, el 92% de ese monto es destinado a su funcionamiento (pago de planilla a trabajadores y servicios públicos).

LOS RETOS

Hoy, el futuro se ve complicado, en medio de una creciente competencia. A medida que los estudiantes se enfocan en la búsqueda de más acceso a la tecnología y carreras rápidas, proliferan las universidades privadas que ya suman 18 acreditadas por el Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria de Panamá.

Expertos que han discrepado con la postura del actual rector señalan que el primer reto de la UP es salir de una administración que no tiene una visión académica. Es decir, abandonar las estructuras administrativas actuales, significaría dar paso a la aplicación de un sistema objetivo con planes académicos pertinentes y centrados.

Un segundo reto es sustituir el sistema actual de evaluación del personal docente por uno objetivo y que tenga como propósito promover e incentivar la investigación universitaria. La idea es privilegiar la investigación y producción, dejando a un lado un sistema punitivo que no premia a los académicos que están publicando libros.

Y el tercer desafío es lograr un eficiente y eficaz manejo del presupuesto asignado por el Estado.

‘Hoy, 80 años después, estamos convencidos de que los objetivos de sus fundadores han sido cumplidos a cabalidad, porque a lo largo de todos estos años hemos sostenido el proceso histórico, sus ideales, pero también hemos generado y creado los espacios necesarios', dijo el rector García de Paredes.

Durante este año, el académico ha cuestionado el hostigamiento por parte del gobierno de Juan Carlos Varela, que le ha impedido lograr la compra directa de una finca en Chepo para los estudiantes de Ciencias Agropecuarias y ha detenido diferentes proyectos por auditorías de la Contraloría General.

Ante ese escenario, García de Paredes anunció el 29 de octubre que no participará en las elecciones universitarias de junio de 2016.

El profesor de Filosofía y Letras con especialización en Historia Universal, de 77 años de edad, deja la universidad luego de 19 años de mando para dedicarse a sus 15 nietos.

OPINIONES

Según el decano de la Facultad de Comunicación Social, Rafael Bolívar Ayala, desconocer el ‘legado' de García de Paredes es sencillamente no haber estado en la universidad.

‘Es contundente toda la proyección que ha desarrollado el rector durante sus gestiones al frente de la Rectoría', enfatizó.

Ayala explicó que el académico ha tenido una proyección hacia el interior, ha incorporado nuevas carreras como ingeniería en operaciones aeroportuarias, la creación de anexos universitarios y la internacionalización, que ha llevado a la Universidad de Panamá a diferentes foros en el extranjero.

Igualmente, destacó el desarrollo de las políticas académicas, infraestructuras y las tecnologías impuestas en las unidades académicas.

Pero no todo es color de rosa. Aristóteles García, exfuncionario de la UP, describe a García de Paredes como ‘lo peor que le ha podido suceder a Panamá en la educación'.

García, quien mantiene un proceso judicial luego que denunciara la supuesta venta de un fallo a favor del rector, consideró que el académico representa el ‘servilismo al sistema corrupto y dominante en nuestro país'.

‘El rector también es el ser más perseguidor, corrupto, megalómano, traicionero, mentiroso y perverso... el centralismo exacerbado', resumió el exempleado.

TECNOLOGÍAS

Los directivos de la UP alegan que han llevado la educación superior hasta los penales, con un programa de cuatro carreras en el centro femenino de rehabilitación que beneficia a 60 reclusas.

Además, exaltan la creación de laboratorios de tecnología en la Facultad de Medicina y el centro de lenguas en Humanidades.

Según Enrique Lau, director general de Planificación y Evaluación Universitaria de la UP, enfrentan grandes limitaciones debido a la falta de un ‘presupuesto digno' y a los obstáculos que la burocracia les impone.

Aún así, la Rectoría se enorgullece al abrir aulas universitarias en zonas remotas del país como Cerro Puerco, Guabal y Kusapín.

‘Si los estudiantes no podían ir a la universidad, la universidad fue a los pueblos', afirmó el rector.

Con todo, la UP enfrenta críticas por el manejo de sus recursos y la falta de innovación en sus aulas.

==========

‘En este año se le endilgaron al rector muchas cosas que no son ciertas. Se dieron situaciones con la Corte Suprema, que ha prácticamente pasado por encima de los órganos de gobierno universitario con respecto a acciones disciplinarias',

RAFAEL BOLÍVAR AYALA

DECANO DE COMUNICACIÓN SOCIAL