27 de Feb de 2020

Nacional

Prohibida la entrada de buses a playas de Panamá Oeste

Las prohibiciones municipales surgieron a raíz de los repetidos problemas de peleas y exabruptos entre las personas que consumían licor

Prohibida la entrada de buses a playas de Panamá Oeste
Las playas más visitadas en Chame en verano son Gorgona, Malibú y La Boquilla.

Con poco agrado de parte de los bañistas ha sido recibida la advertencia de los alcaldes de los distritos de Chame y San Carlos de que durante este verano mantendrán la prohibición de entrada a las playas de estas jurisdicciones a los buses ‘diablo rojo', Coaster y busitos tipo pirata.

La decisión está respaldada por un decreto ejecutivo que rige desde el 2009 y reglamentado a través del Decreto N° 20 del 6 de enero 2015.

En Chame, la prohibición también está contemplada en el decreto alcaldicio N° 456.

Estas medidas legales regulan el acceso de buses y licor a las playas en Chame y San Carlos, entre ellas las populares Gorgona, Malibú, La Boquilla, Punta Chame, en Chame, y La Ermita, El Palmar, Punta Barco y La Ensenada, en San Carlos.

El alcalde de San Carlos, Víctor López, aclaró que durante este verano se estará dando paso a la playa a un número reducido de busitos de entre diez y quince pasajeros. La entrada de diablos rojos, no obstante, continúa estrictamente prohibida.

Por su parte, la alcaldesa de Chame, Nieves Mayorga, indicó que tampoco está autorizada la introducción de armas de fuego ni armas blancas o la venta de licor.

Únicamente podrán vender licor los locales ya establecidos, y en envases de lata.

Mayorga también anunció que a partir de este viernes 8 de enero se mantendrá un grupo de inspectores en algunas de las playas, con el fin de asegurar que se cumplan las normas.

A las personas que incumplan las medidas se les impondrá una sanción económica de 100 a 600 dólares, informó la alcaldesa.

Ante las protestas continuas de los bañistas que objetan por que se les cobre ‘la entrada y uso de la playa' y se les decomise el licor, el alcalde de San Carlos recordó que no es el municipio el que cobra, sino las juntas comunales, que han establecido una tasa para cubrir los gastos de mantenimiento de los estacionamientos, seguridad y aseo.

La cuota que se cobra a los visitantes es de entre $3.50 a $6.00, aseguró López, en tanto, en la playa de Gorgona, se cobra solo el estacionamiento en servidumbres de $2.00 y es para el aseo de la playa.

Las prohibiciones municipales surgieron a raíz de los repetidos problemas de peleas y exabruptos entre las personas que consumían licor en estas zonas de recreo familiar.

==========

ACCESO A LAS PLAYAS

Los fines de semana se registra la mayor afluencia de visitantes

  • En Chame, mediante el decreto alcaldicio Nº 456 prohíbe la entrada de buses a las playas.
  • Un decreto ejecutivo del 2009 regula la entrada de buses y de licor a las playas de Chame y San Carlos.