22 de Feb de 2020

Nacional

Las consecuencias de la sequía ponen en riesgo los carnavales

A las puertas de la festividad más esperada del año, comienzan los análisis sobre cuáles comunidades podrán celebrarla con agua y cuáles no

Las consecuencias de la sequía ponen en riesgo los carnavales
El próximo martes, el consejo de ministros determinará qué acciones tomar para la temporada seca.

Los carnavales no serán suspendidos, pero sus ‘culecos' no se celebrarán en todas las comunidades: son las primeras consecuencias de una sequía que apenas empieza y que promete extenderse, de acuerdo con datos meteorológicos, hasta mitad de año.

Las autoridades ambientales y sanitarias ofrecieron ayer una rueda prensa para abordar este tema. En la convocatoria han revelado el estado actual de estos primeros días del fenómeno de El Niño. Aunque la información revelada ya es preocupante, los pronósticos son peores.

‘Debemos garantizar el agua para consumo humano y agrícola',--
JAVIER TERRIENTES 
MINISTRO DE SALUD

‘La severidad de esta sequía solo puede ser comparada con los niveles que registró, según datos históricos, hace cien años. Nos esperan momentos críticos. Debemos actuar ya', dijo la ministra de Ambiente, Mirei Endara.

La forma de actuar del Gobierno todavía no está definida a un cien por ciento. No obstante, las acciones que se van a desarrollar esperan concretarse la noche del próximo martes, cuando todo el gabinete de ministros se reúna con el presidente de la República, Juan Carlos Varela, y acuerden un plan definitivo de contingencia.

‘La ley nos deja claro que tenemos que garantizar primero el agua para consumo humano y luego para el campo agropecuario. Y así hemos iniciado el trabajo, pero todavía tenemos una ruta muy importante que definir', dijo al intervenir Javier Terrientes, ministro de Salud.

Hasta ahora, el Gobierno ha invertido cerca de $30 millones en un plan preparativo, que ha incluido la perforación de pozos en algunas comunidades del interior del país y ordenado algunas rutas para blindar el sector agropecuario de una eventual crisis alimentaria.

LA RUTA A SEGUIR

Los más importante, hasta el momento, para las autoridades de ambiente y salud es conservar las cuencas hidrográficas existentes.

Los niveles de estos afluentes han disminuido hasta el punto de poder compararle con los niveles que se registraban, usualmente, para el mes de abril, fecha en la que hace dos años atrás se reportaba el final de la temporada seca.

De acuerdo con registros preliminares de MiAmbiente, tan sólo en los ‘culecos', celebrados durante los cuatro días del Carnaval, se utilizan unos nueve millones de galones de agua dulce, cantidad con la que fácilmente se puede abastecer unas 60 mil casas con cinco habitantes cada una.

‘Estamos realizando un censo en cada junta comunal para poder determinar cuanta agua se utiliza para las fiestas y así decidir en cuáles comunidades se tendrá que suspender las mojaderas y en cuáles podrán proseguir sin mayores contratiempos', anunció Gustavo Him, director general de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP).

Pero más allá del carnaval, está también la preocupación por garantizar el agua a la población, en carácter de consumo. Para ello, el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan) está desarrollando estudios para la perforación de unos 152 pozos que estarán distribuidos entre las provincias de Chiriquí, Coclé, Darién y la región de Azuero.

‘Estamos represando algunos ríos para poder que el agua permanezca el mayor tiempo posible cerca de las tomas de agua y que estas trabajen sin problemas', indicó Julia Guardia, directora general del Idaan.

Los ríos que hasta el momento, según dijo Guardia, tienen mayor problema para la toma de agua son los de las cuencas de la región de Azuero y los de la provincia de Chiriquí.

SANCIONES

Para evitar el continuo desgaste de las 52 cuencas hídricas, MiAmbiente ha instalado la denominada Interfuerza Ambiental que, en colaboración con la Policía Nacional, el Servicio Nacional de Frontera y el Servicios Nacional Aeronaval, fiscalizarán que ni los hogares ni establecimientos estén, durante lo que dure la temporada, mal gastando el agua potable.

Según declaraciones de las autoridades, las sanciones por el uso indebido del agua potable van a rondar entere los $50 y $100 mil.

De acuerdo con estudios Asociación de Entes Reguladores de Agua Potable y Saneamiento de las Américas, cada panameño utiliza, diariamente, cerca de 307 litros de agua.

==========

DISMINUYEN CUENCAS

El Gobierno declaró, el pasado mes de agosto, emergencia por sequía

  • Las precipitaciones en la Cuenca del Canal de Panamá han disminuido en un 25% comparadas con el año pasado.
  • Los actuales niveles de los ríos se comparan con los del habitual final de la temporada seca, que es en el mes de abril.