28 de Feb de 2020

Nacional

M-22 cierra vía por supuesta contaminación de Barro Blanco

Hace unos días los indígenas habían argumentado que la muerte de un menor de 9 meses se debía a la ingesta de agua contaminada del Tabasará

Indígenas de la Iglesia Mama Tatda o M-22 cerraron este medio día la vía Interamericana a la entrada de Barro Blanco solicitando el cierre definitivo del proyecto hidroeléctrico que ya se mantiene en pruebas sin consulta con el pueblo y ocasionando daños a la fauna por presunta contaminación.

Bernardo Bejarano, vocero dijo que "hoy se detectaron peces muertos por la contaminación del río Tabasará por la represa Barro  Blanco por lo que hemos salido a la calle exigiendo sí a la vida, no al proyecto."

El indígena detalló que no se ha logrado el cierre total de la vía internacional debido a la represión inmediata de las unidades policiales que se han mantenido apostadas permanentemente a la entrada del proyecto.

En días pasados el mismo movimiento indígena liderado por Clementina Pérez había argumentado que la muerte de un menor de 9 meses había sido ocasionada por la ingesta de agua  contaminada del Tabasará,  situación que fue desmentida por el MINSA que señaló que el recién nacido tenía otros padecimientos.