Temas Especiales

05 de Dec de 2020

Nacional

Los trabajos en Barro Blanco concluirán en el mes de abril

La Comisión Indígena pidió formalmente al presidente de la República, Juan Carlos Varela, cancelar la concesión del proyecto hidroeléctrico

Los trabajos en Barro Blanco concluirán en el mes de abril
El proyecto hidroeléctrico se construye sobre el río Tabasará.

La construcción del proyecto hidroeléctrico Barro Blanco concluirá en abril de este año, señaló Roberto Meana, administrador de la Autoridad de los Servicios Públicos.

Solo hace falta cerrar uno de los estribos de la represa, trabajo que se encuentra atrasado a raíz del aumento del nivel del río Tabasará, por las recientes lluvias en la cordillera.

Mientras proceden los últimos trabajos, se baraja la posibilidad de retirar la concesión del proyecto a la empresa Generadora del Istmo, S.A. (Genisa).

La Comisión Indígena —parte de la Comisión de Alto Nivel instalada por el gobierno para lidiar con los desacuerdos en torno a la obra— presentó esta petición por escrito al presidente de la República, Juan Carlos Varela, este miércoles 27 de enero, en una reunión en la Presidencia.

La propuesta representa un cambio en la postura de las autoridades comarcales —la cacica Silvia Carrera y otros caciques locales—, que inicialmente pedían cancelar el proyecto, lo que significaba derrumbar el muro de la presa, que se construye sobre el río Tabasará.

Este jueves 28 de enero, un día después del encuentro entre Varela y los indígenas, las autoridades comarcales se reunieron en Llano Ñopo, comarca Ngäbe Buglé, con representantes de la Organización de las Naciones Unidas, que presentaron un informe sobre la represa, solicitado por la Comisión de Alto Nivel, el año pasado.

‘En abril se terminarán los trabajos y tenemos estos meses para negociar',ISABEL DE SAINT MALOCANCILLER Y VICEPRESIDENTA

‘Aunque el proyecto hidroeléctrico debe ser objeto de algunos trabajos adicionales, la obra es segura debido a que fue diseñada y construida de acuerdo a las condiciones geológicas, topográficas del sitio de la presa', informó a los indígenas Martín Santiago, representante de la ONU y facilitador de las negociaciones con el Ejecutivo, citando el informe.

Este documento propone la creación de una subcomisión de alto nivel integrada por autoridades del gobierno y las autoridades indígenas para evaluar las implicaciones financieras, técnicas y legales de los diferentes escenarios que se podrían dar sobre el futuro del proyecto.

Ernesto Been, asesor de la comisión indígena, se mostró de acuerdo con esta propuesta y manifestó que esta comisión deberá ser instalada en los próximos días.

No obstante, según Been, aún existen incompatibilidades entre los objetivos de este proyecto y las aspiraciones culturales de la comarca.

Los indígenas han rechazado por años el proyecto alegando que atenta contra las zonas comarcales. Durante la administración anterior, las manifestaciones fueron reprimidas violentamente, provocando varias muertes entre los indígenas.

Aunque durante la actual administración algunos grupos indígenas aceptaron negociar con las autoridades, un sector de la comarca, especialmente el Movimiento 10 de Abril, se ha mantenido en la posición de que el proyecto debe ser cancelado.

Este grupo desconoce los acuerdos alcanzados entre la comisión indígena y el Gobierno y ha dicho que ‘todo acuerdo de dicha comisión será nulo porque no se cumplieron los procedimientos de la Ley 10, que creó la comarca Ngäbe Buglé', señaló Ricardo Miranda , dirigente del M-10.

Por su parte, la canciller y vicepresidenta de la República, Isabel de Saint Malo, manifestó que se dispone hasta el mes de abril, cuando concluyan los trabajos, para terminar las negociaciones con los grupos indígenas.

De Saint Malo reiteró el compromiso del gobierno de no iniciar la inundación de la represa hasta que concluya esta fase de la negociación.

La canciller se mostró confiada en que la mesa técnica logre un acuerdo y que ‘todo terminará en paz'.

Se intentó obtener una opinión de la empresa Generadora, del Istmo, S.A., pero no fue posible.