Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Nacional

Dejan a su familia para internarse, donde no se escuchan los autos

Se pudo observar todo tipo de mercancía, maletas e incluso mascotas que son llevadas por los maestros

Cientos de docentes del país que trabajan en zonas de difícil acceso en Chiriquí, Bocas del Toro y Comarca Ngäbe Buglé se han movilizado con anticipación ante el inicio de labores este lunes.

La mañana de este domingo, era muy larga la fila de personas, la mayoría de educadores en las piqueras de David hacia Bocas del Toro y en el Oriente Chiricano.

Se pudo observar todo tipo de mercancía, maletas e incluso mascotas que son llevadas por los maestros que se internan por semanas, meses y un año en las zonas más inhóspitas del país, allá donde no se escucha el ruido de un carro y a veces no hay comunicación, todo por llevar conocimiento a los estudiantes de este país.

Al llegar a Bocas del Toro algunos tienen que tomar lanchas por varias horas, luego internarse bajo la oscuridad de la noche para emprender largas caminatas por los mal logrados y estrechos caminos boscosos para estar puntualmente a la cita con la educación del país.

Muchos afirman viajar desde provincias centrales, Panamá y Colón, dejando atrás a su familia, maestras que dejan hijos pequeños, por amor a una profesión que ha demandado mayor apoyo de las autoridades educativas cada año.

Así inicia el año lectivo 2016, donde "el amor a la enseñanza rebasa las incomodidades que se sufre", señaló un docente, mientras se despedía con lágrimas a su familia al subir al transporte, que lo llevaría a brindar conocimiento al futuro del país.