La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Nacional

Auditorías a fondos de la Universidad siguen en reserva

Al inicio de la gestión, la Contraloría se quejó de que tenían algunos problemas y poca cooperación de las autoridades universitarias

La auditoria comprende el uso de los fondos desde el 2010 hasta el 2014.

Las auditorías que inició la Contraloría General de la República a los fondos de la Universidad de Panamá, aún no han concluido, a pesar de que este jueves se cumplió un año desde que inició esta labor.

El contralor Federico Humbert dijo recientemente que son siete auditorías que se realizan a la primera casa de estudios superiores, de las cuales dos están por concluir y el resto aún están a media gestión.

Humbert dijo que fueron múltiples cosas que se deben auditar y se dividieron en siete proyectos que serán entregadas a la Procuraduría de la Nación, quien deberá decidir si la hace público o no su contenido.

El atraso es visto con suspicacia por el catedrático de la Universidad de Panamá Miguel Antonio Bernal, quien considera que ‘no pasará absolutamente nada'.

Bernal dice que con las auditorias, a pesar de las denuncias sobre uso irregular de los fondos de la Universidad de Panamá, todo quedará sin aclararse.

A juicio de Bernal, el rector de la Universidad de Panamá, Gustavo García de Paredes es protegido por el Gobierno de Juan Carlos Varela y por eso al final, lo más probable es que las auditorías concluirán que ‘no hubo nada irregular' en el manejo de los fondos públicos durante todos los años de gestión que García de Paredes ha estado al frente de la Universidad de Panamá.

El profesor Bernal solicitó a la Contraloría General de la República, auditar los fondos de la Universidad y de la Fundación Universidad de Panamá, las gestiones de auditoría empezaron el 17 de marzo del año pasado.

La entidad audita los fondos usados por la Universidad de Panamá y la Fundación desde el 2010 hasta el 2014.

Adicional aplicó algunas medidas de control como la de reducir de $300 mil a $100 mil el monto de los contratos que podían ser refrendado por el auditor interno de la Contraloría en la Universidad de Panamá.

De esta manera, todos los contratos que realiza la Universidad de Panamá superior a los $100 mil deben ser enviados a la sede principal de la Contraloría de la República para sus respectivos refrendos.

Uno de los aspectos que Bernal cuestiona es el uso los fondos que recibía la Fundación de la Universidad, en vista de que no eran fiscalizados y no se conocía a ciencias ciertas el uso que se le daba.

La auditoría de la Contraloría incluye el manejo de los fondos de autogestión universitarios, la operación y las transacciones que realiza la Fundación Universidad de Panamá.

Además se hizo una solicitud especial para conocer los contratos por servicios especiales y consultorías que se daban a través de la Fundación Universidad de Panamá.

Las autoridades universitarias reconocieron el año pasado que la Fundación maneja anualmente unos $10 millones.

Antes de iniciar las auditoría había resistencia de parte de las autoridades universitarias que alegaban que éstos fondos eran producto de la autogestión y no dinero público

En medio del proceso, el contralor se quejó de que los funcionarios de la Universidad de Panamá no colaboraban con el proceso de auditoria, lo cual hacía complicada la gestión.

==========

CONTROL Y DENUNCIA

La auditoria se inició el 17 de marzo del año pasado

  • El catedrático de la Universidad de Panamá Miguel Antonio Bernal solicitó a la Contraloría auditar los fondos de la casa de estudio superior y de la Fundación Universidad de Panamá.
  • La Contraloría inicia el trabajo y toma algunas medidas como disminuir de $300 mil a $100 mil el monto de contrato que puede refrendar el auditor interno de la UP. Por encima de los $100 mil debe ir a la sede de la Contraloría.