La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Nacional

‘Piratas' se rebelan contra el Tránsito

Los transportistas ilegales presionaron ayer con no circular si el Gobierno permite que otros ‘piratas' operen

Paralización de buses ilegales en agosto de 2014 en San Miguelito.

Los transportistas piratas (o alternativos, como se dicen) de Panamá Este están molestos porque la piratería se les sale del radar. Aunque suene contradictorio, ya no quieren un bus ilegal más. O no si no están afiliados a ellos. Y han exigido al Gobierno ‘ayuda'.

El reclamo lo lanzaron este lunes, con un abrebocas: dos terceras partes de sus autobuses dejaron de circular, y generaron colas de gente en Tocumen y 24 de Diciembre que, acostumbrada a su servicio, les esperaban.

Tomasito López, dirigente del Sindicato de Conductores del Transporte Colectivo (Sicotrac), asegura que en las calles de la ciudad circulan mil buses piratas, de los cuales apenas 785 están afiliados a alguna de las tres organizaciones que de facto tienen el derecho de ‘regular' el sistema ilegal.

‘De tres prestatarias, hoy en día hay siete u ocho, y ahora va a entrar una nueva. No podemos permitir que hayan seis, siete u ocho prestatarias que nunca fueron a censo', insistió López, quien culpa a la Cámara Nacional del Transporte del desorden sobre el desorden.

Además del Sicotrac, la sociedad Transporte del Futuro (Transfusa) y la Cooperativa San Cristóbal de Chepo (comandada por el diputado Diógenes Vergara) organizan a los transportistas ilegítimos. Según han relatado algunos, les cobran un derecho de zarpe que según el caso puede costar hasta $11 diarios.

Proyecciones oficiales indican que en dos años, la red de buses piratas alcanzó medio centenar de rutas (algunas heredadas del otrora sistema de diablos rojos y otras que emulan nuevos recorridos impuestos por el metrobús), y mueve a cerca de cien mil pasajeros, es decir, alrededor del 15% de la cantidad de gente que usa transporte público en la ciudad.

La exigencia de las tres organizaciones de buses piratas es que el Gobierno se apreste a eliminar a los todavía más ilegales, es decir, a los que no fueron censados por la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) en 2014.

Uno de ellos estaba iracundo: ‘desde el momento en que manejé un bus, me pidieron la licencia y la carta (de una prestataria) yo soy legal'.

López lo respalda. ‘Los piratas están avalados por la ATTT y tienen seguro de asiento y sus conductores utilizan uniforme', dijo este lunes.

Sin embargo, la ATTT asegura que los reprimirá en las vías, sin distingo de a quién respondan.

Esteban Rodríguez, dirigente de la Cámara de Transporte, se dice preocupado por la ‘crisis'. Asegura haber cursado a la ATTT un borrador de una resolución en la que, previendo el estallido del sistema ilegal, se establece que bajo ningún motivo podrá ser objeto más tarde de alguna indemnización.

==========

‘De tres prestatarias (que operan buses ilegales), hoy hay siete u ocho',

TOMASITO LÓPEZ

DIRECTIVO DEL SINDICATO DE CONDUCTORES

==========

‘Hay transportistas que piensan que si se metieron a esto serán compensados',

ESTEBAN RODRÍGUEZ

DIRIGENTE DE LA CÁMARA DE TRANSPORTE