Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Nacional

Mi Bus contratará servicios y comprará 250 nuevas unidades

La medida intenta paliar los altos intervalos de espera en paradas mientras llegue el pedido de las nuevas unidades

Mi Bus contratará servicios y comprará 250 nuevas unidades
Autobuses en la Estación Marañón, en Calidonia. Ahí confluyen unas 80 rutas.

La empresa del metrobús ha decidido explorar la subcontratación de flotas de autobuses que operan al margen de la ley para reforzar su oferta y adquirir en un plazo de un año y medio unos 250 nuevos buses.

La estrategia forma parte de un plan de estabilización a veintidós meses (con etapas de tres meses cada una) que ha emprendido la nueva dirección de la empresa Mi Bus, para reducir los intervalos de frecuencia en las cabeceras de rutas en las ciudades de Panamá y San Miguelito.

La contratación se ejecutaría en los próximos tres meses, en la denominada ‘primera fase' del proyecto para mejorar el sistema de transporte público, que también contempla cuestiones menos complejas como ofrecer servicio de internet inalámbrico en los autobuses.

Carlos Sánchez, presidente de Mi Bus, expresó a La Estrella de Panamá que la empresa no ha definido cuántas unidades podrían incorporarar al régimen de arrendamiento, dado que ‘depende de cuántos buses existan en el mercado', y de que la compañía se ponga ‘de acuerdo con los dueños y los operadores de los autobuses'.

Tampoco se han definido los montos de la contratación ni cómo los sistemas cohesionarán, en asuntos como métodos de pago o de pasajes. ‘Ese es uno de los grandes retos', agregó Sánchez.

El planteamiento de la operadora es que los autobuses informales (según el Sindicato de Conductores del Transporte Colectivo, son unos 1,500) pasen al paraguas de la concesión que dio el Estado a Mi Bus en 2010.

‘La concesión lo permite, y eso ya lo hemos hablado con las autoridades. La propuesta —sigue Sánchez— es que los buses que se subcontraten se asimilen a la propuesta del metrobús, y estén en condiciones'.

La idea de Mi Bus es que con los autobuses subcontratados se liberen unidades del metrobús en rutas internas para que cubran itinerarios en las avenidas troncales.

En comparación con otras urbes, Panamá tiene un déficit de metrobuses: aquí hay un autobús por cada 607 pasajeros, mientras que en Santiago de Chile, en donde opera el sistema de metrobús Trasantiago, la cifra es de una unidad por cada 502 personas. En 2015, Madrid necesitó apenas de un bus por cada 583 personas, tomando en cuenta que su red de metro es doce veces mayor a la de Panamá.

Sánchez explica que en el caso de Panamá los parámetros de diseño de la concesión no se correspondieron con la realidad. Por ejemplo, dice, la ocupación promedio real de un bus es de 67 personas, 18 menos de lo que dice el contrato. Si en un circuito de paradas hubiesen 400 personas, se requerirían de seis buses (y no cinco, como los cálculos de la concesión arrojarían) para moverlas.

La subcontratación ocurrirá mientras se ordena y se entregan los 250 nuevos metrobuses que la empresa pretende incorporar a mediano plazo a su flota.

‘Necesitamos variabilidad y balance en la flota, autobuses más chicos y otros más grandes para las rutas de los corredores', dice Sánchez.

Según estadísticas oficiales, en días picos Mi Bus mueve 420 mil personas, 330 mil menos de lo que se preveía en el contrato. De ellas, poco menos de 100 mil usa el sistema informal.

==========

OFERTA Y DEMANDA

El metrobús circula en el centro y las periferas norte y este del distrito capital, y en el de San Miguelito.

Según la compañía, por jornada, hasta 1,050 autobuses salen a las calles.

Unas 400 mil personas utilizan las rutas del metrobús. En días picos, la cifra aumenta a 420 mil.

Mi Bus opera poco más de un centenar de rutas y sus variantes. En total, suman 300 servicios.