27 de Feb de 2020

Nacional

Se agrava filtración a agentes de la Policía Nacional

La investigación por el asesinato del sargento Santana, a penas empieza y en la Policía Nacional prefieren no ahondar en casos específicos

Se agrava filtración a agentes de la Policía Nacional
En los últimos días, se han reportado al menos tres casos de agentes vinculados con actos delictivos.

El asesinato del sargento de la Policía Nacional Levis Elvis Santana a tiros en Tocumen vuelve a poner en tapete la penetración del narcotráfico en los estamentos de seguridad pública. ‘Tongos, blanco de sicarios', tituló el diario El Siglo sobre el asesinato del sargento y hace un recuento de los últimos agentes de la Policía que han sido asesinado por causas no esclarecidas. Hace referencia a un agente que fue torturado y asfixiado en San Lorenzo, provincia de Chiriquí y a Levis Santana que fue interceptado en la rotonda de Cabuya por personas que viajaban en un auto Hyundai y dispararon contra el vehículo, donde viajaba el sargento acompañado de una mujer, quien también falleció.

Dispararon por espacio de un minuto contra el auto del policía, que quedó con 32 orificios de balas. Los victimarios, , abandonaron la camioneta y se subieron en otro auto para huir de la zona.

La investigación por el asesinato del sargento Santana, a penas empieza y en la Policía Nacional prefieren no ahondar en casos específicos y solo reiteran que la política de la entidad es de ‘cero tolerancia' a los policías que se vean vinculados con el narcotráfico. Pero queda claro la filtración de personajes de la mafia en la Policía.

Según la Policía en el caso del sargento Santana se manejan muchas hipótesis y es la investigación del Ministerio Público debe determinar el móvil del crimen.

A los recientes, se suman otros agentes de los estamentos de seguridad envueltos en actos delictivos y el Ministerio de Seguridad no nrinda explicaciones. En diciembre de 2013, por ejemplo, un agente del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) fue capturado en la avenida 12 de octubre con drogas. En marzo de 2014 cinco miembros de la Policía (uno con 27 años de servicio, otro con 15 años, dos sargentos con 13 años, y un agente) fueron detenidos cuando intentaban trasegar cinco kilos de droga.

‘Se desactivo una banda de maleantes, corruptos que se dedicaban al trasiego de drogas (…) son corruptos que se hicieron policías y manchan el uniforme', fueron las palabras del director de la Policía, Omar Pinzón, en esa ocasión.

El exministro de Gobierno, Daniel Delgado Diamante dice que es evidente la ‘gran capacidad' que tiene el narcotráfico para penetrar las instituciones, ya sea de seguridad o civiles. ‘Ese el gran riesgo que tenemos y debemos estar preparados enfrentar'.

A su juicio, esta realidad se agudiza con la falta de capacidad que tiene el Estado para saber de los antecedentes judiciales y penales de extranjeros que ingresan al país.

Los hechos que se han dado, dijo, también muestran que el crimen organizado y el narcotráfico ha penetrado los segmentos de la población vinculados a pandillas.

Los estamentos de seguridad del Estado, indicó Delgado Diamante, deben enfrentar esta realidad con todo su poder para que estos hechos no se sigan reproduciendo. A su juicio, no es suficiente realizar las investigaciones, sino atender estas vulnerabilidades.

En ocasiones ocurre, dijo, las investigaciones por estos casos no terminan o no se conoce del resultado de lo que ocurrió y se especula sobre el móvil. Eso es lo que hay que aclarar, afirmó.

‘Hay una tendencia de tratar de minimizar las consecuencias que esto tiene en el país al querer ver que es un problema de percepción y que las estadísticas han disminuido', añadió. Cada crimen se debe investigar y llegar a una conclusión, señaló.