25 de Feb de 2020

Nacional

Varela anuncia revisión de las prácticas financieras

Varela anuncia revisión de las prácticas financieras
El presidente de la República, Juan Carlos Varela, durante el pronunciamiento en la Cancillería.

Tres días bastaron para que, tras conocerse las denuncias de un grupo internacional de periodistas sobre la corrupción que favorecen las empresas ‘offshore' en todo el mundo, el Gobierno de Panamá ablandara su duro discurso nacionalista y proteccionista inicial.

El presidente Juan Carlos Varela anunció anoche en un mensaje a la nación que fue transmitido en directo a través de canales internacionales, que convocará una ‘comisión independiente' para revisar las prácticas vigentes en busca de medidas que fortalezcan la transparencia de los sistemas financieros.

La decisión se dio a conocer tras una reunión extraordinaria con el cuerpo diplomático acreditado en Panamá.

‘Que no se nos trate como lavadores de dinero. Este es un país con buenas prácticas y economía de servicio',--LUIS MIGUEL HINCAPIÉVICECANCILLER

El comité estará integrado por expertos locales e internacionales, dijo el presidente, quien repitió que las normas panameñas están alineadas con los estándares internacionales.

‘No vamos a permitir que esta situación mediática defina nuestro país. Los gobiernos no negociamos nuestra situación a través de los medios, sino en diálogos serios', sostuvo Varela.

La canciller Isabel de Saint Malo fue comisionada para entablar un diálogo con las potencias de la OCDE para llegar a acuerdos.

Por su parte, el bufete Mossack Fonseca, cuya cartera de clientes, filtrada a la prensa, ha desatado el huracán, echaba a andar su estrategia para enfrentar su propia crisis. En todos los medios que han participado en la investigación coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) aparecen las explicaciones que al parecer la firma no quiso dar en su momento. En una carta al diario londinense The Guardian Mossack Fonseca anuncia que podría tomar acciones legales por el uso de información confidencial obtenida de forma ilícita. La cadena BBC también se hizo eco de esa información.

Fonseca indica que la filtración de la que fue víctima no fue ‘un trabajo interno', sino de gente fuera del país.

Según Varela, la filtración masiva ( hasta 11.5 millones de documentos) ha puesto de manifiesto que el mundo debe hacer un esfuerzo mayor por contener la fuga de capitales producto de la evasión fiscal.

El presidente aclaró que este no es un problema del país sino del mundo y rechazó que se haya puesto el nombre del país en tela de juicio por propósitos periodísticos.

Recientemente, la actualización de la legislación fiscal ha permitido al país salir de la lista gris del GAFI y la comunidad internacional validó el sistema nacional, que ‘cumple con los estándares internacionales', dijo el presidente, quien recordó que desde este mes de enero, Panamá regula con mayor rigor la certificación de las acciones al portador.

Varela defendió la posición del país como ‘hub' de las Américas, con una economía sólida, donde impera la ley y la seguridad jurídica, con una economía abierta y un gobierno comprometido con la transparencia.

Por la mañana, el canciller encargado, Luis Miguel Hincapié, identificó las denuncias de corrupción que se ventilan en los medios como ‘una campaña contra Panamá' y señaló que desde hace tiempo el país resiste la presión de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) para que el istmo rubrique el Tratado de Intercambio de Información Multilateral en materia fiscal.

JUAN CARLOS VARELAPRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

‘Este no es un problema de nuestro país, sino de muchos otros, cuyas estructuras son todavía vulnerables para fines que no representan el bien',

"Que no se nos trate como delincuentes, o como lavadores de dinero porque este es un país abierto, con buenas prácticas y basado en una economía de servicios", manifestó.

En una respuesta oficial a la OCDE, hecha pública, Hincapié dejó claro que ‘no hay un solo aspecto de la ley panameña que haya dado lugar a las supuestas malas prácticas' de los informes publicados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (encargados de la publicación a nivel internacional), y que las leyes panameñas de incorporación de sociedades no son distintas a las de cualquier otra jurisdicción financiera de relevancia, como las Islas Vírgenes Británicas, de donde proviene la mitad de las sociedades mencionadas en el reporte.

La discriminación que se tiene con Panamá en comparación con las otras jurisdicciones es injusta, dice Hincapié a la OECD, que calificó a Panamá ‘como el último eslabón de la corrupción que oculta los bienes producto de la evasión fiscal'.

==========

INFORME 2015

Recaudación por sociedades anónimas cayó 19%

Jessica Tasón

jtason@laestrella.com.pa

La recaudación en concepto de la tasa anual de las sociedades anónimas disminuyó $20.3 millones en 2015, lo que representa una caída de 19.3% si se compara con el año previo, según un informe de la Dirección General de Ingresos del Ministerio de Economía y Finanzas.

‘Hay sociedades que no se utilizan, se crean y no abre la empresa, y aunque la tasa anual debe seguir siendo pagada, no hay forma de cobrarla y esa sociedad queda en suspenso', indicó David Saied, presidente de la Comisión de Entorno Macroeconómico y Finanzas de la Asociación Panameña de Ejecutivos e Empresa (Apede).

TASA ANUAL

Las sociedades anónimas pagan una tasa anual de $300.

  • $105 millones totalizaron las recaudaciones en concepto de la tasa anual en el 2014.
  • $85 millones sumaron las recaudaciones de la tasa anual de las sociedades anónimas en el 2015.
  • $20 millones es la diferencia si se comparan las recaudaciones del 2014 con el 2015 en esta tasa.

Para Saied, Panamá debe caminar a un modelo como el de Islas Vírgenes, en el cual si no se paga la tasa después de un periodo determinado de tiempo, la sociedad queda anulada. ‘En Panamá se pagan $300 anuales en tasa por cada sociedad y se están recibiendo cerca de $100 millones al año', dijo.

Detalló que las sociedades anónimas son un buen vehículo y que el 99% se usan bien; sin embargo, aquellos que las han usado de mala forma ó que han propiciado un uso incorrecto, no sólo deben ser investigados, sino que deben recibir un castigo ejemplar y el Gobierno tiene que empezar a dar el ejemplo de inmediato con estas empresas que han incumplido la ley, porque la ley es muy clara'.

‘El acápite 7 del artículo 28 de la Ley 23 dice que si usted no sabe quién es el dueño de la empresa de la sociedad que usted vendió, debe rehusar seguir haciendo negocios con ellos y debe renunciar como agente residente porque si no lo hace es muy grave y están en violación de la ley', enfatizó.

Por su parte, el asesor del Ministerio de Economía y Finanzas Horacio Estribí dijo que la mayoría de las sociedades anónimas que están siendo objeto de escrutinio son las ‘offshore' que no pagan impuesto en Panamá.

‘La política de exoneraciones en Panamá se traduce en la práctica en que algunas empresas trasnacionales pagan impuestos en sus países por lo que hay que reformular la política tributaria para que no nos sacrifiquemos más en temas fiscales', indicó.

Según Estribí hay exoneraciones que no son evasiones sino una elución. Las multinacionales se aprovechan del sistema tributario de Panamá para no pagar impuesto y lo hacen de manera legal porque no hay ningún dolo.