Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Nacional

Viuda rechaza el arresto domiciliario a favor de Noriega

Familiares de víctimas de la Masacre de Albrook se oponen a medida cautelar en favor del exdictador recluido en la cárcel El Renacer

Viuda rechaza el arresto domiciliario a favor de Noriega
Manuel Antonio Noriega gobernó de facto Panamá entre 1983 hasta 1989.

Mientras los familiares del ex general Manuel Antonio Noriega insisten ante las autoridades judiciales para que se le conceda a este la medida cautelar de casa por cárcel, algunos grupos reclaman que permanezca en prisión.

Gisela Muñoz, viuda del teniente Jorge Bonilla Arboleda (q.e.p.d), fallecido durante la llamada ‘Masacre de Albrook', manifestó su ‘rotundo rechazo a cualquier medida que modifique la prisión del señor Manuel Antonio Noriega', condenado a 20 años por su participación en estos hechos.

MANUEL A. NORIEGA

  • Preso en Estados Unidos y Francia casi 25 años. En Panamá desde 2011.
  • El 18/5/2015 lo llevan al Hospital Santo Tomás tras una caída con secuelas en su cabeza, una mano y pies. El 11/5/2016 informan tiene un tumor en la cabeza.

Conforme a lo que establece la Ley de Protección a las Víctimas, Muñoz señaló que su oposición ‘a cualquier medida cautelar para el Sr. Noriega es compartida por la mayoría de los familiares' de los 11 militares que intentaron derrocar al ex general y perdieron la vida aquel 3 de octubre de 1989.

Muñoz expresó esta opinión en cartas enviadas a las instancias responsables de ejecutar la sentencia de Noriega. Una de ellas fue dirigida a Secundino Mendieta, presidente del Segundo Tribunal Superior, y la otra a Gabriel Pinzón, director del Sistema Nacional Penitenciario.

Las cartas de Muñoz son una reacción a la solicitud hecha por el abogado Guillermo Cochez que aboga por el arresto domiciliario del exgeneral, quien debe ser operado de un tumor en la cabeza, para lo cual requerirá de cuidados y atención permanentes.

Cochez, en su momento perseguido por Noriega, a quien llegó a considerar su mayor enemigo político, manifestó que ‘no se puede vivir en perenne odio'.

El abogado y exembajador de Panamá ante la Organización de Estados Americanos visita al exgeneral con frecuencia y dice que puede dar fe de la difícil situación en que se encuentra, ya que no puede caminar y se ha caído en varias ocasiones a consecuencia de las convulsiones sufridas .