Temas Especiales

25 de May de 2020

Nacional

Curundú y su media renovación

Ese mismo día, el 17 de diciembre, se pospuso la fecha del licitación del 21 de diciembre de 2009, para el 8 de enero de 2010

En su momento, fue promocionada como una obra modelo, que impulsaría el cambio integral en el estilo de vida de los cinco mil residentes de uno de los barrios más marginados, insalubres e inseguros del país.

Hoy, tres años después de haber sido entregados los 1008 apartamentos de los edificios de cuatro pisos del proyecto de Renovación Urbana de Curundú, los residentes reclaman fallas en la construcción: filtración de agua, desbordamiento de aguas servidas y cortocircuitos en el sistema eléctrico.

PROYECTO CURUNDÚ

  • Creado para ser modelo replicable en otras áreas urbanas.
  • 1,008 unidades de viviendas fueron adjudicadas a los residentes de Curundú.
  • $50 al mes pagan los residentes por sus apartamentos que adquirieron por $15 mil.

‘No aguantamos más la indiferencia del Gobierno ante nuestras quejas', señala, Yaritza Fields, una de las residentes que lideró la protesta que mantuvo cerrada la Avenida Omar Torrijos Herrera, adyacente a su residencial, durante varias horas de la tarde del pasado 16 de mayo.

PROYECTO PREMIADO

El proyecto de Renovación Urbana de Curundú, concebido y ejecutado durante el gobierno del expresidente Ricardo Martinelli, fue obra de la firma constructora brasileña Odebrecht, que se adjudicó su construcción por $94.4 millones.

Con el apoyo de un equipo interinstitucional de más de 15 entidades gubernamentales, privadas y sin fines de lucro, la labor de Odebrecht incluyó no solo la construcción, sino la ejecución de un plan integral para cambiar de manera radical la infraestructura del barrio, así como promover una cultura de integración y responsabilidad social entre sus habitantes.

Por eso, durante la fase de construcción, los residentes fueron empleados como obreros o recibieron capacitaciones como pequeños empresarios y cursos de diversos oficios.

El proyecto de Curundú llegó a ganar en el año 2014 el galardón de ‘Mejor Proyecto Global' por la revista Engineering News Record (ENR), principal publicación de referencia del sector de Construcción Civil en el mundo.

RESPONSABILIDAD

Aunque de acuerdo con los residentes, los problemas que experimentan se deben a fallas de construcción, representantes de la empresa constructora y del Miviot dan a entender un panorama muy diferente.

‘En las labores de mantenimiento, hemos encontrado desagües tapados con piedras; en las líneas sanitarias hallamos pampers, cartuchos y pedazos de tela', señaló a La Estrella de Panamá César Echeverría, director de ingeniería y construcción del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot).

‘Es importante seguir trabajando en la cultura de las personas que viven en estas áreas, porque no se les puede cambiar de la noche a la mañana. Tenemos una gran tarea, empezando por los niños que son muy ociosos', dice el funcionario.

El problema es reconocido por Pedro Nuñez, residente del barrio, quien acepta que a sus vecinos les hace falta el deseo y la educación para hacerse responsables de sus viviendas y de su destino.

En el plan original se preveía que estos se organizaran en una junta de condóminos por torre y se asignaran tareas para administrar las áreas comunes.

Los vecinos se harían responsables de las tres canchas de fútbol sintéticas y de las tres canchas de uso múltiple (baloncesto y volibol), así como de los cinco parques infantiles, ocho kioscos pequeños, un edificio de doce locales comerciales y una torre de tres pisos con la junta comunal, una biblioteca municipal y una Infoplaza.

Asumir esa responsabilidad quedó en el tintero y la gestión está todavía bajo la responsabilidad del Banco Hipotecario.

MEJOR QUE ANTES

De lo que no hay duda es que los residentes de Curundú viven mejor ahora que antes, lo que se puede comprobar no solo en el aspecto físico del barrio sino en los índices de violencia, que han disminuido en un 80%.

Los apartamentos, que tienen un valor de mercado de $55 mil, fueron vendidos a sus residentes por solo $15 mil por unidad, por la que hoy en día solo pagan una mensualidad de $50.

El Estado se encargó de negociar una tarifa fija de agua por $5 mensuales, además de que no se les cobra ni la recolección de basura ni la electricidad. En total, el Estado está subsidiando un 85% de los costos, agregó Echevarría.

‘Seguimos necesitando apoyo para terminar de cambiar los hábitos', sostienen los residentes más optimistas, en la esperanza de que los cambios profundos requeren, al menos, una generación.

==========

LICITACIÓN

Un proyecto variable

El Proyecto Curundú sufrió varias modificaciones. Se inició con un precio de referencia de $83.4 millones.

A mediados del año 2009, el gobierno estimó el precio del Proyecto Curundú en $75 millones, pero a finales de ese mismo año, el precio pasó a $78 millones tras la reunión de homologación que sostuvo el Ministerio de Vivienda con las 36 empresas interesadas en la obra. Ese mismo día, el 17 de diciembre, se pospuso la fecha del licitación del 21 de diciembre de 2009, para el 8 de enero de 2010.

La empresa brasileña, Norberto Odebrecht, con una oferta de $94 millones 363 mil 500, ganó la licitación a sus competidores, la ánameña Constructora Urbana S.A. ($94 millones 933 mil 650) y la costarricense, Meco S.A., ($95 millones 397 mil 750), que habían precalificado para el acto público, por mejor valor, con un 65% para aspectos técnicos y un 35% de mejor precio ofertado.