Temas Especiales

09 de Apr de 2020

Nacional

La recuperación de clases, una tarea que sigue pendiente

Los directivos, docentes y estudiantes no coinciden en cómo compensar las horas perdidas

La recuperación de clases, una tarea que sigue pendiente
Más de 600 mil estudiantes perdieron cinco días de clases por el paro docente a nivel nacional.

Niños y adolescentes tienen cinco días de vacío académico, gracias a la huelga docente que se tomó el país desde el 18 hasta 22 de julio pasado.

‘Todos los docentes en huelga debemos reunirnos para buscar las estrategias porque no es justo llenar de trabajos y pruebas a los estudiantes por los días perdidos', propuso Humberto Montero, vocero de los gremios magisteriales.

Fueron más de 45 mil educadores los que se unieron a la huelga, afectando de alguna forma, a unos 630 mil niños y jóvenes que asisten a las escuelas públicas, algunos ya se han manifestado en contra de recuperar clases durante las vacaciones, alegando que, ‘es mejor dar clases los sábados.

Se debe aprovechar el tiempo, para ingresar bien preparados a la universidad', señaló José Atencio, estudiante que cursa el último año de su vida escolar.

Sin embargo, los directivos no se encuentran conformes con la situación, afirmando que ‘si ellos estuvieron en sus puestos de trabajo los días de paro, ¿por qué? tienen que venir un sábado?', señaló la directora del colegio Richard Newman, Dalia Lee, subrayando que ‘el sábado es un día perdido'.

Un punto coincidente entre estudiantes, directivos, padres de familia y docentes es que no niegan que el paro afectó directamente a los estudiantes, pero ‘que fueron orillados a esta medida, donde el tiempo perdido no se recupera', reiteró Montero.

Pese a los acuerdos, según Jóvenes Unidos por la Educación, ‘no ha habido impactos positivos en lo concerniente a una mejora medible y cuantificable en el proceso de enseñanza-aprendizajes'.

Consideran que una inversión de 80 millones de dólares y el aumento progresivo hasta alcanzar el 6% del Producto Interno Bruto no es garantía de una mejora en los aprendizajes de los niños.

Por lo tanto, de acuerdo con el comunicado que han emitido, se requiere de una reforma integral urgente que nos lleve a alcanzar una educación pública de excelencia con la participación de la comunidad educativa.

El grupo de la sociedad civil formado por panameños de diferentes sectores pide, por el bien común, una transformación del Ministerio de Educación (Meduca) así como de los procesos administrativos.

Los docentes del país decretaron una huelga desde el pasado 18 de julio que se extendió por una semana y culminó tras un acuerdo alcanzado entre las partes donde se estableció un aumento salarial de 300 dólares para los docentes y el 6% del PIB (de manera escalonada) para la educación panameña.