Temas Especiales

29 de Mar de 2020

Nacional

La lujosa residencia entre Panamá y Nicaragua

Ferrey ya tenía vínculos con Panamá, porque entre 1988 y 1990, durante el primer régimen sandinista, también se desempeñó como embajador

La disputa por una residencia ubicada en la exclusiva urbanización Costa Azul, en Costa del Este, no solo ha revivido un viejo proceso seguido contra el expresidente nicaragüense Arnoldo Alemán (1997-2002) sino que está causando roces diplomáticos entre dos naciones hermanas: Nicaragua y Panamá.

ISABEL SAINT MALO

‘Se pidió información de los sucesos realmente terribles (...) Situaciones como estas no pueden repetirse'

CANCILLER DE PANAMÁ

Todo empezó la tarde del pasado martes 19 de abril, cuando la abogada Sandra Cerrud denunció que había sido víctima de una agresión física y verbal de parte del embajador nicaragüense en tierras panameñas, Antenor Ferrey.

Según la denuncia de Cerrud, el diplomático la golpeó luego de que ella decidiera cortar los servicios básicos (agua y luz) en la residencia que habitaba el diplomático en la exclusiva zona de la capital panameña. El embajador no había pagado el arrendamiento desde hacía más de seis años y adeudaba cerca de $250 mil, explicó la abogada.

El hecho, sin precedentes conocidos, causó revuelo en las redes sociales, y la propia canciller panameña, Isabel de Saint Malo, lo calificó como ‘terrible', tras asegurar que los incidentes de ese tipo ‘no podían repetirse'.

La Cancillería señaló, incluso, que evaluaba la expulsión del diplomático y declararlo ‘non grato'.

Del otro lado de la frontera y a la luz de los de los hechos, el excanciller nicaragüense Francisco Aguirre Sacasa sugirió suspender temporalmente al embajador de Nicaragua en Panamá.

EL EMBAJADOR SANDINISTA

Antenor Ferrey, mayor retirado del Frente Sandinista de Liberación Nacional, y administrador de empresas, fue designado embajador de Nicaragua en Panamá por el presidente Daniel Ortega, en abril de 2007.

Ferrey ya tenía vínculos con Panamá, porque entre 1988 y 1990, durante el primer régimen sandinista, también se desempeñó como embajador.

El diplomático vivía en la residencia cuestionada desde el año 2008, cuando fue designado administrador judicial de la propiedad. La residencia había sido adquirida por el expresidente de Nicaragua Arnoldo Alemán, procesado en su país por fraude contra el Estado.

El expresidente fue acusaba de haber sustraído al menos $35 millones de las arcas estatales nicaragüenses y se sospechaba que los fondos habían sido transferidos a bancos panameños y a una serie de sociedades anónimas que, a su vez, habían adquirido diversos bienes.

Una de las sociedades señaladas en el proceso, Locery, S.A., registrada en Panamá el 15 de octubre de 2001 —dos meses y medio antes de terminar el periodo presidencial de Arnoldo Alemán— adquirió la vivienda, con la representación legal de María Fernanda Flores, esposa del expresidente, según han señalado autoridades nicaragüenses.

Esta sociedad tiene actualmente entre sus directores a Deika Nieto, Juan Kuan y Sandra Cerrud, el bufete que representó a Arnaldo Alemán en Panamá durante su proceso por fraude al Estado, corrupción y blanqueo de capitales, entre otros delitos formulados en Nicaragua.

La información que ha transcendido en Panamá y que no ha querido corroborar ninguno de los abogados, es que la casa fue dada en pago por sus servicios profesionales.

Cerrud, que es quien reclama el pago de la mensualidad al embajador nicaragüense, no ha confirmado esa información.

LA CASA Y SUS ORÍGENES

En 2008, las autoridades nicaragüenses lograron que se les concediera la administración judicial de la casa. Sin embargo, en el año 2009 la Corte nicaragüense sobreseyó a Alemán de una condena de 20 años de cárcel por corrupción y lavado de activos y el proceso paralelo que se seguía en Panamá fue archivado por nulidad.

Al resolverse el tema judicial, el inmueble quedó a nombre de dos de las abogadas de Alemán, explicó la Cancillería, que ordenó el desalojo del embajador nicaragüense en un periodo de 24 horas después de la agresión que contra Cerrud.

Ferrey, de 72 años, salió de la residencia el viernes 22 de julio, en una acción que el gobierno nicaragüense calificó de violación a la residencia diplomática. Al mismo tiempo, llamó a consulta a su embajador, que salió de viaje el mismo día que desalojó la residencia y aún no se reporta su regreso.

En una carta fechada el 22 de julio y dirigida a la Cancillería de Panamá, Nicaragua solicitó ‘investigar a fondo los hechos, urgiendo se respeten las inmunidades y privilegios establecidos a diplomáticas en la Convención de Viena".

LA CAUSA QUE NO PROCEDE

Panamá, porsu parte, respondió que es muy respetuoso de sus obligaciones internacinales y de los compromisos emanados de la Convención de Viena.

Ante la petición de autoridades judiciales de Panamá, de entregar la propiedad en reclamo, la Procuraduría General de la República sacó a relucir un escrito dirigido al Juzgado Primero Distrito Penal de Juicio de Managua en febrero de 2016 solicitando secuestro preventivo, como medida cautelar, de dicha propiedad en Panamá, ya que Alemán aún mantiene abierta la causa en Nicaragua por el caso conocido como Mayco, empresa estatal de donde supuestamente salió el dinero para comprar bienes en Panamá.

Panamá consideró que la solictud no procedía. ‘Nicaragua no pudo demostrar que esta nueva asistencia se sustentaba en un nuevo caso (...) No procede una caución sino en todo caso un comiso el cual debe ser dictado por una autoridad competente.', concluyó la Cancillería de Panamá.

==========

PROCESOS POR LAVADO DE ACTIVOS

Alemán, favorecido por la justicia

En 2002, el expresidente Arnoldo Alemán fue acusado de lavado de dinero y otros cinco delitos contra el Estado de Nicaragua. Posteriormente, en 2009 fue sobreseído por la Corte de ese país.

ARNOLDO ALEMÁN

‘Ni idea tengo siquiera. Yo no la he comprado.No tengo nada, nada que ver con eso'

EXPRESDIENTE DE NICARAGUA

El fallo era un pacto sellado en 1998 entre Alemán y el entonces opositor y actual presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, que les permitió repartirse los poderes del Estado.

La sentencia tendría como fin la libertad de Alemán (procesado y bajo arresto domiciliario) a cambio de que los diputados liberales votasen por una reforma constitucional que permita la reelección indefinida al presidente Daniel Ortega, recogió en su edición del 17 de enero de 2009, La Nación.com, de Costa Rica

En Panamá, el proceso paralelo que se le había abierto al expresidente por lavado de capitales fue declarado nulo, en julio de 2010.

El juez de la causa Luis Mario Carrasco concluyó que Alemán había sido juzgado y absuelto en Nicaragua por este mismo caso en 2009.

Por tanto, advirtió, que procesar al exmandatario nicaragüense en Panamá sería incurrir en un doble juzgamiento.

El dictamen de la CSJ ordenó, además, descongelar los bienes incautados en bancos y sociedades anónimas, por un monto de $8.5 millones.

Posteriormente , ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ), se decide no casar la sentencia por las mismas razones esbozadas por el Tribunal Superior y se ordenó la desaprehensión de todos los bienes, entre ellos la residencia objeto del conflicto y se Ordena el archivo del expediente.

La República de Nicaragua presentó una segunda asistencia judicial, pero la misma fue declarada no viable, considerando que los fallos de las salas de la CSJ son finales y de obligado cumplimiento.