Panamá,25º

17 de Nov de 2019

Nacional

Unos 300 cubanos están ‘varados' en Pastoral Cáritas

En Puerto Obaldía hay otros 120 que llegarán a la ciudad con destino a Estados Unidos. Víctor Berrío, director de Cáritas, teme que sean detenidos

En la Pastoral Social hay 130 y 170 están en la iglesia de Santa Ana.

La crisis migratoria de cubanos no termina de tocar fondo. Desde hace una semana han empezado a llegar más isleños procedentes de Puerto Obaldía, de la comarca Guna Yala, y de Meteti, Darién.

En total, son 300 caribeños que han llegado a la ciudad capital, entre las cuales hay tres mujeres embarazadas y ocho niños, quienes son atendidos por la Pastoral Social Cáritas de la Iglesia católica. Víctor Berrío, director de Cáritas, dijo que 170 han sido ubicados en la iglesia de Santa Ana y 130 se mantiene en el edificio principal de la Pastoral.

En vista de la cantidad de caribeños y para evitar el hacinamiento, Cáritas habilitará un centro de la Iglesia en Villa Zaíta para albergar unos 70 cubanos.

El problema no parece tener una solución a corto plazo. Berrío dijo que en Puerto Obaldía hay unos 120 cubanos que tarde o temprano terminarán en la ciudad Capital. El diácono denunció que cuatro caribeños han sido detenidos por el Servicio Nacional de Migración, de los cuales tres se encontraban en la acera de la Pastoral Social y el otro se sospecha que fue saliendo de La Miel.

Los funcionarios de Migración llegaron en un auto estilo van y se los llevaron alegando que estaban ilegal, a pesar de que mostraron sus pasaportes. ‘Tendrán que meter presos a los 300 que están en la ciudad', se quejó Berrío.

Para el diácono es contradictorio que por un lado los funcionarios de Migración arresten a los cubanos y por otra parte, personal del Ministerio de Salud y del hospital Santo Tomás estén ofreciendo asistencia de salud a los caribeños.

Berrío dijo sentir temor por lo que están en Puerto Obaldía porque es probable que sean detenidos para deportarlos, cuando intente salir de la zona con destino a la ciudad Capital.

Los cubanos llegan al país procedente de Surámerica y con destino a los Estados Unidos. Sin embargo, Nicaragua mantiene cerrada la frontera para los emigrantes cubanos y Costa Rica está aplicando la misma medida.

Berrío dijo que entre los 300 cubanos que atienden hay unos 30 que se tuvieron que devolver desde Paso Canoa, al no poder cruzar la frontera con Costa Rica.

‘Nosotros no es que estamos promoviendo la migración de cubanos, sino ayudando a estas personas que tienen mucha necesidades', recalcó.

Hay personas enfermas y algunos han tenido que ser llevado al hospital por problemas de desnutrición, deshidratación y problemas en los pies. A esto se suma, los cientos de transcontinentales que se encuentran en la provincia de Darién esperando un salvo conducto para también continuar su camino a Estados Unidos.

Entre marzo y abril pasado, miles de cubanos quedaron ‘varados' en Paso Canoa, en vista de que Costa Rica cerró la frontera. El Gobierno panameño logró hacer un puente aéreo con México para que pudieran salir y continuar su camino a EE.UU..

==========

‘Estamos habilitando un centro en Villa Zaita para albergar unos 70 cubanos',

VÍCTOR BERRÍO

DIRECTOR DE CÁRITAS