Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Nacional

Impactos colaterales de la ‘Lista Clinton'

No solo el Grupo Wisa ha sentido consecuencias del señalamiento del Departamento del Tesoro, proveedores han mermado sus ingresos en un 85%

Hasta un 85%, han mermado los ingresos de las decenas de proveedores que durante más de veinte años han prestado servicio directo o indirecto al Grupo Wisa, recientemente incluido en la ‘Lista Clinton' que elabora el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sobre quienes, sospecha, atentan contra su sistema financiero.

Compañías que se especializan en trámites aduaneros, logística, transporte, envíos aéreos o marítimos , distribuidores, establecimientos de venta al por mayor y al menudeo se han visto afectadas por la sanción impuesta al grupo panameño.

En el Aeropuerto Internacional de Tocumen y en otras áreas duty free de catorce países del mundo, las tiendas La Riviera, La Hora y otras especializadas en electrónica han tenido que limitar sus ventas por las dificultades de pago y transacciones internacionales que utilizan el sistema financiero de los Estados Unidos y en algunos casos, han tenido que cerrar.

El tránsito de carga para todas las tiendas del duty free del grupo Wisa está suspendido desde el 5 de mayo pasado, cuando se dio a conocer que la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento de Tesoro de Estados Unidos sancionaba a 23 empresas del Grupo Wisa, cuyo accionista principal es Abdul Waked.

La noticia corrió como pólvora y la comunidad empresarial reaccionó de inmediato. La mayoría inhibiéndose de hacer negocios con cualquiera de las tiendas del consorcio, por temor a la sanción que impone la OFAC a empresas o naturales de Estados Unidos que se relacionen comercial o laboralmente con los listados.

Según datos proporcionados por Wisa, la merma en movimiento del consorcio representa un promedio negativo comercial del 89% a sus proveedores. ‘Hemos sido anunciados, se lee en el escrito enviado a este diario por el Grupo Wisa, de que han prescindido de personal por el bajo movimiento que registran las compañías'.

‘La cifra presentada de -89% promedio se considera después de la baja de movimiento en el sector logístico esperada para 2016, en un rango de 25 a 30%', añade el documento.

El volumen de movimiento comercial que tenía el consorcio comercial logró una negociación con empresas como DHL y Panalpina la colocación de especialistas logísticos a fin de contar con una respuesta eficiente para los 14 países a los que se exportaba mercancía, y 8 de los que se importaba.

Estas pérdidas han causado preocupación en los ejecutivos, que suman a su situación el desolador panorama que reina en la Zona Libre de Colón producto de la crisis económica y política de sus principales clientes, Colombia y Venezuela.

Ante este panorama, las empresas proveedoras de Wisa han reestructurado el personal y han tenido que prescindir de ‘perfiles profesionales' capacitados.

Grupo Wisa reportaba ventas anuales de más de $600 millones, comercializaba más de 8,500 diferentes perfumes en 230 tiendas repartidas en catorce países de América.

La primera actividad afectada por las restricciones fue el mercado duty free , que componen casi la mitad del pastel empresarial de Wisa, liderado por La Riviera y La Hora. Las tiendas libres de impuestos de los aeropuertos cerraron sus puertas en varios países, aunque en Panamá aún continúan abiertas, según corroboraron fuentes de la empresa, porque se ha cumplido con los requisitos de la concesión.

En otros países, las tiendas han tenido que cesar operaciones. Grupo Wisa tiene operaciones en México, Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia (incluyendo San Andrés), Bolivia y Uruguay.

Las sucursales que siguen abiertas subsisten con el inventario existente, pero sin posibilidad de renovar productos.

El impacto de la merma del Grupo Wisa en las tiendas de duty free del Aeropuerto Internacional de Tocumen fue de un 40% menos en los ingresos, según lo reconoció el gerente de esta empresa del Estado, Joseph Fidanque.

El gerente de Tocumen, S.A. indicó que la caída de estas ventas ha sido compensada por un incremento en las transacciones de otras tiendas de la misma línea comercial. El principal competidor de Wisa en el aeropuerto es Motta Internacional.

En 2007, Grupo Motta y Wisa pagaron $147 millones por la concesión del aeropuerto, que vencerá en diciembre de 2017. Sin embargo, Tocumen S.A. ha considerado adelantar la licitación de la concesión de los locales, negocio que seguramente excluirá a Waked de la licitación. A consecuencia de estas restricciones comerciales y bancarias, las aseguradoras retiraron el apoyo a los bonos del contrato de Wisa, por lo que fue necesario consignar el dinero en el Banco Nacional para garantizar a Tocumen, S.A. el bono de cumplimiento. Las tiendas continúan operaciones solo en efectivo y pagan las ventas variables y los alquileres producto de las ventas.

Desde que Waked fue incluido en la denominada ‘Lista Clinton', la asfixia comercial del grupo de ‘el perfumero' ha causado una cascada de repercusiones económicas.

¿CÓMO NACIÓ WISA?

Waked, naturalizado panameño, nació en Beqaa Valley, Líbano, conocida como la región más fértil del país árabe.

Sus padres, agricultores, le mostraron desde muy temprana edad la cultura del trabajo y empezó a colaborar con la economía familiar vendiendo pepinos.

A los diez años, en 1956, emigró a Barranquilla, Colombia, donde su padre ya había comenzado un pequeño negocio de artículos variados. Tres años más tarde, el presidente Alberto Lleras del vecino país, declaró puerto libre la isla de San Andrés. El aroma a negocio empezó a acentuarse para la familia Waked, que se estableció en la isla y abrió una tienda de apenas cien metros cuadrados.

En sus orígenes, las ganancias de ‘El Paisa', como llamaron al negocio, no daban para mucho y la familia trabajaba de día y de noche. Dormían detrás del mostrador, cuentan quienes conocen bien la historia.

Poco a poco, se hicieron con un local que se surtía de terceros. En uno de esos viajes en los que se buscaba a los proveedores, Abdul Waked llegó a la Zona Libre y el funcionamiento del área franca panameña le inspiró para establecerse por su cuenta y ser su propio proveedor.

En los ochenta se separó de su familia y estableció su negocio en la Zona Libre de Colón, en el Atlántico panameño. Nació así Waked Internacional, dedicado originalmente a la venta de electrónicos; sin embargo, buscó los perfumes como línea alterna para evitar competir con uno de sus hermanos que también eligió el mismo sector.

Abdul Waked hizo poco a poco del perfume y el sector de lujo su verdadera pasión y una vocación que lo llevó a Cannes, París y otras importantes capitales del mundo, donde se codeaba con los principales representantes de marcas, interesados en Panamá como punto de distribución. De la zona sur de Francia, La Riviera, uno de sus sitios favoritos, tomó el nombre para sus tiendas de perfumería.

Al inicio, cuentan, era Waked quien perseguía a los representantes de las marcas más renombradas de perfumes. La situación se tornó a la inversa cuando el empresario logró consolidar su negocio, veinte años más tarde, ampliando la estrategia de expansión en las tiendas duty free de distintos países y a pie de calle, todo América.

Las ventas aumentaron y con el tiempo creó su propia red de distribución. Apostó al mercado de lujo, con Soho Mall, el proyecto de $400 millones que hoy se encuentra bajo la figura de un fideicomiso en manos de los bancos y acreedores.

El centro comercial tiene licencia (renovable) de la OFAC para operar hasta diciembre de este año, al igual que los periódicos La Estrella de Panamá y El Siglo , de su propiedad, y las tradicionales tiendas Felix B. Maduro.

==========

DESPIDOS

Los ‘platos rotos' que pagaron los empleados

- ‘Yo hice una carrera con Wisa, mi primer salario fue de $550 mensuales en 1997, como jefe de distribución de bodegas en la Zona Libre, terminé ganando $ 2,140 mensuales como segundo jefe del Centro de Distribución', comenta Anasco Robinson, un excolaborador que vio nacer Waked Internacional y posteriormente, Grupo Wisa.

- La tragedia de Robinson es muy similar a la de los excolaboradores entrevistados por este diario. Sin embargo, todos tienen en común una hermandad y lealtad a la empresa, la posibilidad de ascender y la estabilidad laboral.

- Un buen día todo se vino abajo. En los televisores veían el retrato de su jefe como si fuera un delincuente, integrante de un supuesto cartel dedicado a blanquear los dineros del narcotráfico.

- La noticia les cayó como una bomba, nadie podía creerlo.

- Corixa Velásquez, asistente de operaciones, veía pasmada el televisor, pensaba que se trataba de ‘alguien que quería hacerle daño al jefe'. ‘Desde que salí no he podido conseguir un trabajo. Ya voy para tres meses de estar en casa, he ido a varias entrevistas, pero el sueldo no me alcanza para pagar las mensualidades al banco', explica.

- Cuando estalló la noticia, el banco se tomó atribuciones en las cuentas de Idis Chávez, que tenía cinco años como gerente de servicio al cliente en la Zona Libre. ‘Me canceló la tarjeta, me cobraron intereses más altos, me atrasé cinco días en el pago y no paraban de llamarme', cuenta.