Temas Especiales

23 de Apr de 2021

Nacional

Mejores parques para una capital más verde

De los 614 parques o áreas verdes en el distrito capital, solo 52 son administrados por el Municipio; el resto pertenece a empresas promotoras

En el distrito de Panamá hay identificados 614 parques o áreas verdes. Aunque todos reciben mantenimiento por parte del municipio capital, legalmente solo 52 le pertenecen.

El resto es propiedad de proyectos habitacionales privados y de la Unidad de Bienes Revertidos del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Entre los 614 parques no se incluye ni el Parque Omar ni la Cinta Costera, que están, respectivamente, bajo la administración del Despacho de la Primera Dama y del Ministerio de Obras Públicas.

El alcalde, José Blandón, ha reiterado la propuesta de que ambos espacios públicos pasen a ser administrados por la Alcaldía de Panamá.

Uno de los primeros problemas que encontraron las actuales autoridades del distrito de Panamá fue identificar los parques de esta circunscripción. Ennio Arcia, director de Gestión Ambiental de la Alcaldía de Panamá, bromea sobre el asunto.

‘En la Alcaldía había un chofer que conocía dónde están ubicados todos esos parques, pero si a él le llegara a pasar algo, hasta allí llegábamos', dijo el funcionario. Fue así que una de las primeras tareas que acometió Arcia fue georreferenciar los poco más de seiscientos parques o áreas verdes e inventariar lo que contenían.

Tener esta información dio pie al siguiente paso en la recuperación de esos espacios. El año pasado, se licitaron trabajos de remozamiento de 27 parques, considerados emblemáticos y que necesitan una intervención urgente por su deteriorado estado, además de que eran los más frecuentados.

Uno de estos es el ‘Belisario Porras', en el corregimiento de Calidonia, que será reinaugurado el próximo 23 de diciembre. De los restantes, la mayoría están en Juan Díaz y Bethania.

Arcia dijo que espera poder licitar al menos los trabajos de remozamiento de otras cien plazas durante el próximo año, pero todo depende del presupuesto, aunque duda que al final de este quinquenio se pueda completar el trabajo en las 614 áreas.

Adicional, la Alcaldía mantiene un contrato de mantenimiento de tres años por $7 millones anuales. El contrato se firmó en julio de 2016 y se extiende hasta julio de 2019.

Otro problema, explica Arcia, es que muchos parques están construidos dentro de barriadas y siguen bajo la administración de la promotora del proyecto, pero no se les da el mantenimiento adecuado y la Alcaldía debe realizar esas labores.

‘Cuando los parques no han sido traspasados al Municipio, se dificulta hacer inversiones grandes', aclaró el funcionario municipal.

Sin embargo, el panorama comenzó a cambiar el año pasado, con la aprobación de la Ley 63 del 23 de octubre de 2015, que establece medidas para la conservación de parques públicos.

Esta ley modifica el artículo 30 de la Ley 6 del 1 de febrero de 2006, también llamada ley de urbanismo.

La modificación contempla que los promotores de proyectos urbanísticos traspasen a los municipios las áreas verdes y parques, así como las áreas de uso público que por ley les corresponde antes de que se expida el permiso de ocupación. Se exceptúan las urbanizaciones con régimen de propiedad horizontal; o sea los edificios de viviendas.

A raíz de esta norma, los proyectos que han sido entregados este año han traspasado sus áreas verdes o parques, dijo Arcia, y añade que con los que ya estaban construidos se está en proceso de traspaso, lo que se debió hacer hace muchos años, recalca.

La Ley 63 también establece que el promotor del proyecto está obligado a dar mantenimiento a las áreas verdes hasta que sean traspasadas al municipio. Además, que antes de traspasarla al municipio deberá equiparla de mobiliario urbano o habilitarla para el desarrollo de actividades recreativas.

Las autoridades alcaldicias, por su parte, se reservan el derecho de no aceptar las áreas si comprueban que su ubicación constituye un riesgo para la vida y salud de los habitantes o que no estén habilitadas para las actividades recreativas.

Hay otros 69 parques en el distrito de Panamá en un limbo jurídico por no estar bajo la administración municipal. Se trata de los espacios públicos de las áreas revertidas, que son administrados por la Unidad de Bienes Revertidos del MEF.

La Alcaldía de Panamá se encarga del mantenimiento de estas áreas con el compromiso de que el MEF los traspasará, dijo Arcia.

El funcionario remarcó los planes de la actual administración alcaldicia de licitar en 2017 los trabajos de remozamiento de otros cien parques, pero duda que en el quinquenio puedan reparar los 614.