Temas Especiales

19 de Apr de 2021

Nacional

‘Nuestra sociedad ha sido atrapada por el sistema económico'

José Calderón, presidente de la ‘Fundación por El Panamá que queremos', ofrece su visión crítica de la sociedad de hoy y sus esperanzas a futuro

‘Nuestra sociedad ha sido atrapada por el sistema económico'
José ‘Pepe' Calderón preside la Fundación por el Panamá que Queremos.

A sus 54 años, José ‘‘Pepe” Calderón ha visto ‘‘mucha cosa”. Como director general del Sistema Penitenciario (2004-2006), coordinador nacional de Psiquiatría Forense, y, actualmente, como psiquiatra comunitario en Curundú, ha sido testigo del sufrimiento humano en situaciones extremas.

Esta experiencia le ha permitido forjarse una idea bastante clara de la realidad nacional, del Panamá profundo, cuyos problemas se esconden detrás de las estadísticas que emanan de la Contraloría General de la República.

Con hablar pausado y sonrisa amable, el médico no se va por las ramas para evitar hablar de una sociedad víctima de su sistema económico. A la clase media, la describe como ‘consumida por los deseos de comodidad', y ‘banalizada por el intento de asegurársela a través del consumo...'.

JOSÉ ‘PEPE' CALDERÓN

Médico psiquiatra con experiencia en práctica privada y salud pública

Nacimiento: 7 de agosto de 1962

Estudios: Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias forenses, Santa Fe de Bogotá (1999); Hospital Psiquiátrico Nacional, Panamá (1994); Instituto Superior de Ciencias Médicas, La Habana, Cuba (1987).

Resumen de carrera: Mantiene actualmente su práctica privada en la Clínica de la Conducta y trabaja para la Región Metropolitana de Salud, del Ministerio de Salud. Anteriormente, fue director del Sistema Penitenciario (2004-2006), coordinador nacional de Psiquiatría Forense (2004) y médico psiquiatra del Ejército de Estados Unidos,

A la clase popular, por otra parte, la dibuja dominada por el sueño y la esperanza de ‘ese golpe de suerte' que la transportará al mundo de ‘mansiones y lamborghinis' que ha visto en la televisión o, tal vez, más cerca aún, en los capos de barrio...' .

‘Es una sociedad atrapada en un sistema manejado por los grandes intereses económicos, que son como el cerebro que mueve los hilos y hace trabajar al resto del cuerpo social para ellos', sostiene.

Este ‘cerebro', continúa Caldrón, domina los medios de producción y decide: ‘Ustedes, por ejemplo... La Estrella de Panamá solo podrá seguir operando si alguien, un poderoso, mueve una varita mágica...', dice.

Como prueba de sus aseveraciones, el médico esgrime estadísticas recientes, que dan cuenta de que, en el mundo de hoy, el 1% de los más ricos del planeta acapara el 40% de la riqueza. ‘Son 85 personas que poseen una cantidad de bienes similar a la de 3,500 millones de sus semejantes', señala sin cambiar el semblante.

FUNDACIÓN POR EL PANAMÁ QUE QUEREMOS

Calderón preside una fundación que coincidentemente tiene el mismo nombre que este espacio mensual de entrevistas, ‘El Panamá que Queremos'. En esta, tal vez nuestra última publicación, le pedimos que nos explique cómo surgió este movimiento, qué hace y a qué aspira.

¿CUÁLES SON LOS ORÍGENES DE LA FUNDACIÓN POR EL PANAMÁ QUE QUEREMOS?

Surgió en el año 2007, como resultado de la frustración de un grupo de amigos, la mayoría de ellos cercanos a la que fuera, en la década de los 70, la efervescente Federación de Estudiantes de Panamá. A sus 50 y 60 años, conscientes de no haber podido consolidar sus ideales de país, decidieron buscar espacios para un tipo de acción social. Yo no pertenecí inicialmente al grupo, pero fui invitado posteriormente. El nombre se tomó de unos documentos del sociólogo Raúl Leis, que proponía, precisamente, estudiar y entender ‘el Panamá que tenemos' para definir, posteriormente, ‘el que queremos...'.

¿CÓMO SE DEFINEN USTEDES? ¿QUÉ TIENEN EN COMÚN?

Somos un grupo de clase media intelectual, que no ha tenido opción de poder... Te puedo mencionar algunos nombres... Carlos Ayala Montero, que acaba de doctorarse en derecho laboral y es defensor de Fenasep. A él, casualmente, lo candidatizamos a la Corte Suprema de Justicia... Otros son Edgardo ‘‘Gary” Reyes, Jorge Chau, José Cambra, Rafael García Denvers…

¿TIENEN PLANES DE PARTICIPAR EN POLÍTICA?

No. De hecho, al constituir nuestra personería jurídica escogimos ser una fundación para autolimitarnos en ese sentido. Aceptamos la militancia política de nuestros miembros, siempre y cuando sea cónsona con los diez principios básicos de nuestro grupo: honestidad, solidaridad, perseverancia, institucionalidad, espíritu de cuerpo, democracia, proactividad, actitud de cambio, equidad e igualdad.

TIENEN INQUIETUDES SOCIALES, PERO NO DESEAN IRRUMPIR EN LA POLÍTICA. ¿QUÉ BUSCAN?

Queremos, básicamente, crear debate, una práctica que en Panamá ha muerto. Queremos discutir los problemas del país y buscar rumbos, crear consenso social...

¿QUÉ ACTIVIDADES REALIZAN?

Hemos realizado diferentes foros, uno por año. Los temas han sido diversos, como ‘Institucionalidad, defender qué y para qué', ‘Partidos políticos, para qué', ‘Retos para el futuro', ‘Foro Económico Nacional', ‘Ética democrática en tiempo electoral'. Hemos contado con la participación de figuras prestigiosas, como el economista Juan Jované, Nils Castro, Teresita Yáñiz, Raúl Leis, Miguel Antonio Bernal, Ana Matilde Gómez, Guillermo Márquez Amado, Edgardo Molino Mola, Aristides Cajar, entre otros.

Por lo general, hemos reunido a setenta personas por evento y publicamos posteriormente los consensos alcanzados en las redes sociales.

‘LA FUNDACIÓN BUSCA MOTIVAR A LA POBLACIÓN A EMPODERARSE, A PARTICIPAR EN LA BÚSQUEDA DEL BIENESTAR COLECTIVO, A LA ASOCIACIÓN SOLIDARIA, A PARTICIPAR EN LA ELABORACIÓN DE LAS REGLAS DEL JUEGO'.

¿QUÉ HAN LOGRADO CON SUS DEBATES Y PROPUESTAS?

En realidad, no lo suficiente. Nos han faltado recursos, porque no convocamos a grandes intereses económicos. En los próximos años, queremos profundizar, incursionando en alguna forma de comunicación social independiente o llevando este tipo de eventos de debate a las clases populares, para tratar de despertar conciencia. Igualmente, con el fin de estar más cerca de la población, nos estamos planteando abordar alguna forma de apoyo comunitario: por ejemplo, un consultorio jurídico, asesoría en asuntos de familia, formación de juventudes, etc.

EN LA CONVERSACIÓN PREVIA A ESTA ENTREVISTA, USTED ME COMENTÓ QUE SUS ESTUDIOS LOS HIZO EN CUBA, PAÍS QUE SE HA CONVERTIDO EN SU SEGUNDA PATRIA. ¿SIENTE USTED QUE LA FUNDACIÓN QUE PRESIDE ESTÁ INSPIRADA EN EL MODELO CUBANO?

No. Hoy, yo no propondría un movimiento revolucionario como el que tuvo lugar en Cuba o Vietnam o la Unión Soviética. Nosotros lo que buscamos es motivar a la población a empoderarse, a participar en la búsqueda del bienestar colectivo, a la asociación solidaria, a participar en la elaboración de las reglas del juego y exigir que se respeten, a ser éticos, cualquiera que sea la ideología. Esto es fundamental. Nuestros diez principios, por ejemplo, son tan básicos, que cualquier persona decente tendría que aceptarlos...

PARA FINALIZAR, COMO PSIQUIATRA, ¿NOS PODRÍA REVELAR DÓNDE SE ESCONDE LA FELICIDAD DEL SER HUMANO?

Creo que la felicidad es una consecuencia del bienestar y este se alcanza en la satisfacción de las necesidades, que van escalando desde las más primarias hasta las más complejas. El proceso de crecimiento del ser humano, como especie, es infinito, pero solo es posible si nos concebimos como colectivo y no como individuos enfrentados unos contra otros, porque el bienestar de uno es el malestar del otro. Es cierto que el ser humano nunca estará plenamente satisfecho, pero creo que podemos y debemos dar ese salto categórico en nuestro desarrollo, para abrazar la visión de nuestra especie como un todo. Solo así alcanzaremos grados insospechados de evolución, con verdadera paz, armonía y felicidad común, dentro de nuestra diversidad. El egoismo nos aleja de la felicidad verdadera. La felicidad es colectiva o no es felicidad.