Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Nacional

El asesino Manjarrez, beneficiado con ‘libertad vigilada'

El crimen del sacerdote Jorge Isaac Altafulla ocurrió en 2002. El homicida confeso, Marcos Manjarrez, fue condenado a veinte años de prisión

El asesino Manjarrez, beneficiado con ‘libertad vigilada'
Marcos Manjarrez fue puesto en libertad inmediata tras haber cumplido 2/3 partes de su condena.

Marcos Manjarrez, que fue condenado a veinte años por el homicidio del sacedorte Jorge Isaac Altafulla, fue beneficiado por un medida de ‘libertad vigilada'.

El aspirante a sacerdote del Seminario Mayor San José, en su momento, se declaró confeso del crimen del Altafulla, ocurrido el 19 de mayo de 2002.

El juez de garantías, James Corro, consideró que Manjarrez había cumplido dos terceras partes de su condena, que no había sido sancionado penalmente antes de este hecho y que mostraba un alto nivel resocialización para ser reinsertado en .la sociedad.

El juez evaluó, además, que el exaspirante a sacerdote tenía una propuesta laboral como supervisor de las empresas Black Yelow Servicies y un domicilio.

Sin embargo, la medida fue condicionada. Manjarrez deberá notificarse ante el Ministerio Público los días 15 y 30 de cada mes.

A Manjarrez se le prohibió el uso de armas de fuego, blanca o de cualquier otro tipo. El juez también le prohibió el uso de bebidas alcohólicas y estupefacientes.

Dentro de las medidas también está prohibido acercarse a los familiares de las víctimas, a los sitios que estos frecuenten y al lugar donde ocurrió el homicidio.

El juez ordenó un tratamiento psicológico dos veces al mes. El informe de esa evaluación debe ser remitido al juez de garantías. También contempló una evaluación psiquiátrica por parte del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses. La violación a algunos de las medidas implicaríala revocatoria de la ‘libertad vigilada'.

El Órgano Judicial fijó para el 20 de febrero, la primera audiencia de control para dar seguimiento a la medida cautelar.

Manjarrez, cumplía condena en el Centro Penitenciario La Joyita por el homicidio, y había escrito un libro de sus vivencias bajo el titulo "La Noche Oscura" y de igual manera, culminó las materias de la Licenciatura en Derecho.

El 19 de mayo de 2002, Marcos Manjarrez decidió sesgarle la vida a quien fuera uno de sus superiores en el Seminario Mayor San José.

EL HOMICIDIO DE UN CURA

Jorge Isaac Altafulla murió asesinado el 19 de mayo de 2002

El Segundo Tribunal de Justicia sentenció a Marcos Manjarrez a 20 años de prisión.

Ayer, 20 de enero de 2017, el juez James Corro, ordenó libertad condicionada para Marcos Manjarrez.

En su declaración el homicida confesó declaró que tuvo altercados y amargas experiencias mientras estudiaba para sacerdote. Incluso durante su indagatoria señaló que había suido objeto de acoso sexual homosexual dentro del seminario. Aunque, nunca involucró a su víctima en los acosos sexuales, dijo que estaba resentido con el sacerdote por haber expulsado del seminario.

El día del crimen Manjarrez acudió a la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe a reclamarle al padre por haberlo sacado del seminario.

Pero el párroco le dijo que no podía atenderlo, le dio 20 dólares y lo empujó para que abandonara la parroquia.

La actitud de Altafulla enfadó a Manjarrez y este tomó un cuchillo e hirió al padre. Ambos se empujaron y entonces Altafulla le quita el puñal y también hiere a su verdugo. Fueron catorce puñaladas en la parte frontal del cuerpo y 21 en la parte posterior que acabaron la vida del sacerdote, según recogieron los medios de comunicación en su momento.

Dos años después, en 2004, el Segundo Tribunal de Justicia, con la ponencia del magistrado Wilfredo Sáenz, condenó a Manjarrez a 20 años de prisión.

En su sentencia Sáenz destacó que el homicida no tuvo la menor piedad ni consideración con su vícitma.

El 19 de agosto de 2018, Manjarrez cumple su sentencia por homicidio culposo. Durante la audiencia, celebrado en Plaza Agora, se mantuvo rezando.

La defensa de Manjarrez estuvo representada por la abogada Norma González.