Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Nacional

Suiza dará a Panamá 22 millones incautados en cuentas de hijos de Martinelli

Odebrecht se comprometió con la Fiscalía el pasado 12 de enero a pagar a Panamá "los primeros 59 millones de dólares"

Suiza dará a Panamá 22 millones incautados en cuentas de hijos de Martinelli
.

Suiza puso a disposición de Panamá 22 millones de dólares supuestamente provenientes de sobornos pagados por la constructora brasileña Odebrecht y que están congelados en cuentas de dos hijos del expresidente panameño Ricardo Martinelli en ese país, informó hoy la Fiscalía del país centroamericano.

"Suiza ha puesto a disposición del Ministerio Público (Fiscalía) ese dinero, que una vez culminadas las investigaciones será reintegrado a nuestro país", dijo el secretario general de ese órgano, Rolando Rodríguez, tras confirmar que se trata de 22 millones de dólares en cuentas de los hermanos Martinelli Linares.

Las autoridades suizas incautaron ese monto a los hijos del expresidente (2009-2014) tras imputarlos por considerar que recibieron sobornos de Odebrecht para conseguir adjudicaciones de obras del Estado panameño, según una investigación periodística panameña que fue confirmada por Rodríguez.

El Ministerio Público reveló esto después de que la Oficina Federal de Suiza levantara la confidencialidad que había en las asistencias judiciales mutuas referidas a los hermanos Martinelli Linares, según consta en una comunicación entre ambos organismos a la que Efe tuvo acceso este lunes.

Con total disposición sobre la investigación suiza, que tiene más de un año, en las próximas horas las autoridades de Panamá podrían girar órdenes de indagatoria a Luis Enrique y Ricardo Alberto Martinelli Linares, dijo a Efe una fuente judicial que pidió el anonimato.

El secretario general del Ministerio Público precisó en declaraciones a la cadena Telemetro este lunes que una vez terminadas las investigaciones, Panamá solicitará oficialmente el dinero, y aseguró que "la efectividad en Suiza ha sido producto de la colaboración que Panamá ha tenido en las asistencias internacionales".

Los hermanos Martinelli, que al igual que su padre viven fuera de Panamá, indicaron este mismo lunes en un comunicado que están atendiendo a través de sus abogados "todas las solicitudes requeridas por las autoridades de Suiza, a efectos de aclarar las informaciones solicitadas".

"Así como respetamos los procedimientos legales y reservas del sumario en otras jurisdicciones, actuaremos de igual forma en la República de Panamá. Por ende, no haremos ningún pronunciamiento sobre filtraciones periodísticas o las intenciones políticas detrás de ellas", añadieron en su escrito.

Martinelli, autoexiliado en EE.UU., enfrenta en Panamá al menos seis causas penales, una por escuchas ilegales, por la que tiene orden de detención y está solicitado en extradición.

Odebrecht está envuelta en un escándalo por el supuestos pago de sobornos en 12 países que suman 788 millones de dólares, de los cuales 59 millones se desembolsaron en Panamá entre 2009 y 2014, cuando gobernó Martinelli, según un documento del Departamento de Justicia de Estados Unidos que indica que dos familiares de un alto cargo panameño recibieron comisiones.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, dijo este lunes que el gabinete Ejecutivo analizará este martes la presentación de querellas contra Odebrecht por el caso de los sobornos.

El Gobierno ya vetó en diciembre pasado la participación de Odebrecht en nuevas licitaciones hasta que la empresa resarza al Estado y colabore con las investigaciones judiciales en el país, pero distintas organizaciones sociales están pidiendo emprender más acciones y revelar los nombres de los supuestos sobornados.

La constructora lleva adelante en Panamá importantes proyectos por más de 3.000 millones de dólares, como la Línea 2 del Metro, la renovación urbana de la ciudad caribeña de Colón y la ampliación del principal aeropuerto.

Odebrecht se comprometió con la Fiscalía el pasado 12 de enero a pagar a Panamá "los primeros 59 millones de dólares" en concepto de fondo de garantía mientras es investigada en el país.

La multinacional brasileña alcanzó ya un acuerdo judicial con los Gobiernos de EE.UU., Brasil y Suiza para pagar multas que suman unos 2.047 millones de dólares.