Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Nacional

Panamá registró tres sismos en los últimos dos días

A pesar de que el de ayer fue el más fuerte de todos, el istmo soportó otro remezón telúrico el 19 de febrero, y por partida doble.

Aunque no haya trascendido, hasta el temblor de este lunes, en la última semana se han registrado al menos cuatro sismos en el país. El más fuerte fue el de ayer, que se sintió a las 2:35 de la tarde con una magnitud de 5.0 grados en la escala de Richter y un epicentro de solo siete kilómetros de profundidad en el golfo de Panamá, latitud 8.21 norte y longitud 79.28 oeste.

Los datos son del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) con información del Instituto de Geociencias de la Universidad de Panamá, que los 365 días del año monitorea la actividad sísmica que se genera en cualquier rincón de Panamá.

FUERTE TEMBLOR

El epicentro se registró a siete kilómetros de la capital, en el Golfo

15

segundos fue la duración del movimiento telúrico

5.0

grados de magnitud en la escala de Richter

2:35

de la tarde fue la hora en que se registró el sismo.

Panamá ha tenido un temblor mayor de 5.0 grados en las últimas 24 horas, tres en los últimos 30 días, y 26 en el último año, según ha registrado la institución. El de ayer fue un gran susto. El profesor Eric Chichaco, ingeniero geólogo de esta casa de estudios, lo comparó con el más fuerte que recuerda la historia sísmica del istmo, el de enero de 1971, con una intensidad de 7.0 grados y que ocurrió en Chiriquí. Ese mismo mes de ese mismo año, el día 19, se produjo otro sismo de 5.5 grados, que afectó la capital panameña.

José Donderis, al frente de Sinaproc, recalcó sobre el movimiento sísmico que no dejó daños mayores. ‘No hubo estructuras colapsadas. La gente salió de sus oficinas y casas simultáneamente', dijo a este diario. Sinaproc calcula que casi 200 mil personas evacuaron de manera ordenada y voluntaria los edificios donde se encontraban al momento del sismo.

Donderis atribuye el positivo balance a la fortaleza de las construcciones de la capital, con rascacielos de más de 50 pisos ubicados en varias zonas residenciales y de oficinas.

‘Prefiero pasar un sismo en un rascacielos que en una casa improvisada y sin supervisión de diseño de algún ingeniero, como las que abundan en San Miguelito', indicó Donderis.

Un sismo trae consigo varias réplicas menores al movimiento principal. Sin embargo, estas pasan inadvertidas por su intensidad, como seguramente sucederá en esta ocasión.

El temblor de ayer tuvo una duración de 15 segundos y aunque su epicentro fue en el mar, no hubo riesgo de grandes olas, por su baja magnitud. ‘Cuando los sismos no pasan de los 6 grados, por lo general no generan un tsunami', apuntó Donderis.

Según el portal ‘earthquaketrack.com', ayer también se movió la tierra a 1,264 kilómetros de Antioquia, Colombia, con una magnitud de 5.4. El domingo ocurrió lo mismo en Banda Lampung, Indonesia, con 5.1 grados y a 290 kilómetros de Dedeo, en la isla de Guam, con la misma fuerza.

RETROSPECTIVA

En Panamá, se hacen observaciones sísmicas no instrumentales desde el año 1502. El primer sismógrafo fue instalado en Ancón por la compañía francesa a cargo de la construcción de la vía interoceánica en 1890 que ofreció servicios hasta 1904.

En 1908, la Comisión del Canal de Panamá instaló dos péndulos horizontales con los que se lograron registros mecánicos en forma continua hasta 1932. Después de esa fecha funcionó el sismógrafo Wood-Anderson, hasta mitad de siglo.

La recopilación del movimiento de la tierra la hace la ACP, quien añade que, en 1983, la Universidad de Panamá inició el monitoreo de los eventos sísmicos con una instrumentación moderna, automática, con registro por revelación fotográfica.