Temas Especiales

25 de May de 2022

Nacional

La edad promedio de la población del país, cada vez es mayor

Un estudio del Ministerio de Salud determinó que cada año el promedio de las edades de la población aumenta hasta llegar a 39 en el 2050

La edad promedio de la población del país, cada vez es mayor
Las autoridades de Salud mantienen una encuesta en todo el país para determinar las condiciones de salud de la población mayores de 40 años.

La población panameña será cada vez mayoritariamente vieja. Un informe del Ministerio de Salud (Minsa), denominado Perfil de salud, determinó que para el año 2050 la edad mediana será de 39 años.

REGISTRO HISTÓRICO

El Minsa realizó un estudio sobre el perfil de salud de la población

En el año 1950, la edad promedio de la población del país era de 18 años.

En el 2010, la edad promedio pasó a ser de 27 años.

En el 2050, la edad promedio será de 39 años, según el Minsa.

‘Los datos permiten vislumbrar que el envejecimiento de la población se ha estado dando de forma paulatina, pero continua desde la década de 1950...', señala el documento. En la década de 1950 la edad promedio de la población era de 18 años y paso a 27 años en el 2010.

La población mayor de 65 años pasará, durante este lapso de 100 años, de ser un 3.6% de la población a quintuplicarse hasta llegar a representar un 19% de la población en el 2050, añade el documento.

Las autoridades de Salud, en el informe, consideran que este fenómeno es una consecuencia del control de la natalidad y los procesos de urbanización y alfabetización que se dieron desde la década de 1960 hasta 1980, en muchos países del mundo desarrollado y otros en vías de desarrollo.

Paradójicamente, en la actualidad, la población adulta de Panamá no se concentra necesariamente en las áreas urbanas. Un análisis de la distribución geográfica de la población mayor de 65 años establece que hoy día, buena parte de esta población se concentra en la península de Azuero, el sur de la provincia de Veraguas y en el oriente de Chiriquí, consecuencia de procesos de expulsión de la población hacia las zonas urbanas y una significativa disminución de las tasas de natalidad, señala el informe.

El Minsa analiza el impacto que tendrá el crecimiento paulatino de la población adulta comparada con la más joven. De acuerdo con el estudio, habrá un impacto directo sobre la calidad de vida y salud de la población, porque se acentuarán la mortalidad y morbilidad relacionadas con enfermedades no transmisibles (como el cáncer, la diabetes y las enfermedades circulatorias o del corazón), que ya representan un porcentaje alto de la mortalidad del país.

Así también, del incremento del número de personas en edad de retiro, y por ende la necesidad de aumentar los ahorros necesarios para que esta población pueda hacer frente de forma adecuada a esta etapa de la vida.

El Minsa también prevé que el fenómeno puede provocar un despoblamiento en algunas áreas del país, como ocurre en España y Japón, en donde la disminución de la natalidad y los procesos de emigración campo- ciudad han ocasionado prácticamente la desaparición de poblados enteros.