Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Nacional

BHN confirma uso ilegal de apartamentos en complejo Curundú

Algunos beneficiarios arrienda los apartamentos hasta $300 al mes, mientras que el pago que deben hacer al BHN es de $56 mensuales

BHN confirma uso ilegal de apartamentos en complejo Curundú
Los operativos del Banco Hipotecario en Curundú inlcuirán los fines de semana.

El Banco Hipotecario Nacional (BHN) empezó desde ayer mismo el proceso de anulación de al menos cinco inquilinos que han subarrendando los apartamentos que se les otorgaron en el Complejo de Curundú.

Así lo dio a conocer Ramón Hernández, gerente del BHN en un operativo que se realizó ayer en el área del Complejo Curundú en el cual se inspeccionaron 96 apartamentos de los cuales cinco estaban habitados por extranjeros.

Estas personas alquilaban los apartamentos hasta $300 mensuales a extranjeros, de los cuales salían los $56 para pagar la mensualidad al BHN.

El subarrendamiento viola el contrato con la entidad bancaria debido a que los beneficiarios firmaron un acuerdo en el que se les prohibe subarrendar o vender la propiedad que es subsidiada por el Estado..

Según el funcionario, si estas personas subarrendan los apartamentos y no viven ahí eso significa que no tienen una necesidad real de vivienda.

‘No podemos aceptar que el Estado haga asistencias habitacionales y que los extranjeros resulten como los beneficiarios ‘, advirtió Hernández, durante el recorrido por el complejo habitacional.

El funcionarios también indicó que estas personas se incluirán en una lista en el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) para que no puedan ser admitidos en ningún otro proyecto de interés social.

Las denuncias fueron recibidas vía telefónica y de forma presencial en las sucursales que mantiene la institución en el complejo y en la sede central.

Hernández también indicó que los denunciantes les han presentado fotos y videos de las supuestas personas alquilados en los apartamentos.

En el caso que el beneficiario exista una sospecha de estos abusos, los funcionarios del BHN les harán una citación para comprobar su identidad y que realmente residen en el apartamento.

SIGUEN LOS OPERATIVOS

Hernández también advirtió que los funcionarios continuarán con las inspecciones y se extenderá a los fines de semana días en que la mayoría de las personas se encuentran en sus residencias.

El funcionario hizo un llamado a la población para que denuncien estos subarrendamientos que se dan en las casas de interés social.

En la edición impresa del martes, La Estrella de Panamá reveló el subarrendamientos de esta viviendas, además de la invasión de un terreno detrás de el Mercado de Abastos, donde las personas están construyendo viviendas de cartón comprimido y zinc replicando lo que antes existía en Curundú.

Según el funcionario, ya se comunicaron con funcionarios del Municipio de Panamá y el representante de corregimiento para tratar el tema y buscar una pronta solución.

PROYECTO SOCIAL

CURUNDÚ

ElBHN confirmó el subarrendamiento de los apartamentos

De 96 apartamentos inspeccionados se encontraron 5 subarrendados a extranjeros.

Las personas pagan hasta $300 mensuales, mientras que el pago que debe hacer el propietario al banco es de $56 por mes.

El Proyecto cuenta con 1,008 apartamentos valorados por $55 mil, pero fueron vendidos a $15 mil

La Renovación Urbana de Curundú fue construida en el gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014). Se edificaron 1,008 apartamentos, los cuales fueron entregados a mediados del 2014. Cada apartamento está valorado por $55 mil, pero fueron vendidos a sus residentes a $15 mil por unidad. Además para ese entonces, el Estado negoció una tarifa fija de agua potable por $5 mensuales.

Curundú ha sido la obra de renovación urbana de los últimos años y ha sido replicada en esta administración actual, tal es el caso del proyecto Renovación Colón que la tomó como modelo.

Respecto a las quejas por los daños en la infraestructura, Hernández se comprometió con los residentes a que se harán responsables de las reparaciones, siempre y cuando se compruebe que no son producto de abusos.

De las personas que habitan el apartamento.